Dimanche, 18 Août 2019
MONOGRÁFICO: Linux para estudiantes - Aplicaciones gráficas PDF Imprimer Envoyer
SOFTWARE - General
Écrit par Alejandro Valero   
Lundi, 29 Septembre 2008 21:54
Index de l'article
MONOGRÁFICO: Linux para estudiantes
Introducción
Editores y programas ofimáticos
Aplicaciones gráficas
Aplicaciones para internet
Sonido y vídeo
Toutes les pages

Aplicaciones gráficas

Logo de The GIMPActualmente los programas de imágenes y fotografí­as adquieren gran importancia, sobre todo en la Web, y en Linux hay gran cantidad de ellos. Destacaremos tres programas muy útiles para el trabajo diario con las Nuevas Tecnologí­as:

  1. GIMP: es el programa por excelencia de retoque fotográfico en el mundo Linux, alabado por muchos y comparado habitualmente con PhotoShop, el famoso programa para Windows. GIMP tiene una interfaz propia un tanto confusa para los usuarios acostumbrados a los programas de Windows, pero cuesta muy poco acostumbrarse a esta magnífica aplicación gráfica.
  2. Inkscape: es un editor de gráficos vectoriales, lo mismo que OpenOffice.org Draw. Ambos sirven para crear imágenes vectoriales escalables, que son muy apropiadas para documentos de texto y presentaciones multimedia.
  3. F-Spot: es un gestor de fotografías que permite transferirlas desde una cámara fotográfica, editarlas, ordenarlas en categorías y mostrarlas en diapositivas.
  4. Captura de pantalla: es un programa muy sencillo que se utiliza para capturar la imagen de todo lo que hay en una pantalla, y que demuestra su utilidad cuando se trabaja en la Web.

3.1. Captura de pantalla

Siempre que queramos crear una imagen de todo lo que tenemos en una pantalla, podemos pulsar la tecla de Imprimir pantalla (Impr Pant). Si lo hacemos a la vez que pulsamos la tecla Alt, la captura se hará de la ventana que esté activa. Lo mismo se consigue haciendo clic en el icono de una máquina de fotos que hay en la barra del escritorio o en el menú Accesorios. En estos dos últimos casos, aparecerá la pequeña interfaz del programa:

Programa de capturar pantalla

Las opciones son sencillas y fáciles de entender. Cuando pulsamos el botón Capturar pantalla, aparece otra ventana que nos pide un lugar para guardar el pantallazo en formato de imagen PNG. Ahora vamos a usar esta imagen para reducirla, recortarla y transformarla en otro formato de imagen usando el programa GIMP.

3.2. Retoque fotográfico básico con GIMP

herramientas de GIMPEl retoque fotográfico es una labor que se realiza con mucha frecuencia cuando se trabaja con las Nueva Tecnologías. Todos los estudiantes y profesionales deben saber cómo manejar imágenes, y aquí vamos a aprender a hacerlo con una aplicación excelente, gratuita y de código libre. Siempre que trabajamos con procesadores de texto, con presentaciones o con editores de páginas web nos surge la necesidad de modificar imágenes. Con GIMP lo podemos hacer fácilmente. GIMP es un programa complejo como todos los de sus características, pero aquí­ vamos a ver un ejemplo que nos mostrará sus aspectos fundamentales. Si se desea profundizar en su uso, GIMP tiene una web de documentación donde existe un manual completo en español.

Cuando abrimos el programa desde el menú Gráficos / Editor de imágenes GIMP, nos aparecen dos o tres paneles, pero el más importante es el de herramientas. En él vemos los iconos de todas las herramientas disponibles, que son las que se encuentran en cualquier programa de estas características. Vamos a abrir la imagen del pantallazo con el menú Archivo / Abrir. También podemos hacer clic en la imagen con el botón secundario del ratón y elegimos la opción Abrir con / Editor de imágenes GIMP.

La imagen aparece en una ventana distinta con un menú superior para todas las opciones. Muy importante antes de empezar a trabajar con la imagen es que la ajustemos a su tamaño completo pulsando la tecla del número 1 o en el menú Ver / Ampliación.

Ventana con imagen en GIMP

3.2.1. Reducir una imagen

Una tarea muy corriente es reducir las imágenes para mostrarlas en el ordenador, ya sea en forma de páginas web o de presentaciones multimedia, por ejemplo. En este sentido, es conveniente reducir las imágenes a un máximo de 600 píxeles. Si, en cambio, quisiéramos imprimir la imagen, entonces es mejor conservar una alta resolución de unos 300 dpi o píxeles por pulgadas. Para profundizar en los formatos de imágenes, léase el artículo Imágenes vectoriales y mapas de bits, publicado en el Observatorio tecnológico del CNICE.

En nuestro caso, vamos a reducirla a 600 píxeles de ancho. Para ello, abrimos el menú Imagen / Escalar la imagen, y nos aparece la siguiente ventana de diálogo:

Escalar imagen

Como tamaño de la imagen vemos la anchura y la altura de la captura original en píxeles. Para reducirla, sólo hay que escribir 600 en el campo de texto de la Anchura, y la altura se cambiará automáticamente a un tamaño proporcional. También podríamos reducirla en porcentaje si elegimos esta opción en el pequeño menú desplegable donde aparece la palabra píxeles. Como la imagen está tomada del ordenador, la resolución es de 72 píxeles, que es la máxima que acepta cualquier monitor. Y cuando pulsamos el botón Escala, ya la tenemos reducida.

Hay que decir que cuando se reduce una imagen, suele perder nitidez, por ello es aconsejable aumentar esa nitidez con la opción del menú Filtros / Realzar /Enfocar.

3.2.2. Recortar la imagen

Otra forma de reducir las imágenes grandes es recortarlas para mostrar sólo la parte que nos interese. Ahora vamos a recortar una parte de la imagen capturada. Para ello, hay que hacer clic en la herramienta de selección de un área rectangular, que es la primera por la izquierda del menú de herramientas, la que tiene la figura de un rectángulo. A continuación arrastramos el cursor del ratón para realizar un rectángulo del área que queramos seleccionar, y aparecen unas líneas discontinuas en movimiento encuadrando ese espacio. Podemos ampliar y reducir ese rectángulo colocando el cursor en el lado que queramos y arrastrándolo después. Para recortar esa parte de la imagen, pulsamos en el menú Imagen / Truncar a la selección.

Recortar con GIMP

 

3.2.3. Transformar el formato de la imagen y guardarla

Y ya hemos reducido o recortado la imagen para incorporarla a cualquier archivo creado con un procesador de textos o un programa de presentaciones, o incluirla en una página web o un blog. Pero queda guardarla en nuestro ordenador transformando, si deseamos, su formato. Sabemos que en la Web, por ejemplo, sólo se pueden utilizar archivos de imágenes con formatos JPG, GIF y PNG, y otros más especiales. Entonces, vamos a transformar esta imagen a JPG, que es un formato muy adecuado porque tiene mucha compresión y calidad, y se puede utilizar para cualquier trabajo. El formato GIF es bueno para imágenes con pocos colores tales como iconos o dibujos. Y el formato PNG es una mezcla de ambos, pero todavía no es ampliamente utilizado.

  1. Guardamos la imagen con el menú Archivo / Guardar como, y aparece una ventana con la que escribimos, en la parte superior, el nombre del archivo y su nueva extensión JPG; por ejemplo: captura.jpg, sin olvidarnos del punto antes de la extensión. Ésta la podríamos haber elegido en el menú oculto Seleccione el tipo de archivo, que está en la parte inferior de la ventana. Hay que advertir que si la imagen la vamos a utilizar para la Web, es aconsejable escribir los nombres de archivo en minúsculas, sin caracteres especiales (tildes, eñes, etc.) y sin huecos en blanco.
  2. A continuación elegimos la carpeta donde la vamos a guardar en la sección Buscar otras carpetas.
  3. Cuando pulsamos el botón Guardar, aparece una ventana que nos indica que debemos exportar la imagen a formato JPG, y pulsamos el botón Exportar.
  4. Por último, con otra ventana nos piden que elijamos la calidad de la imagen. Esto es importante, porque la imagen se puede comprimir todo lo que queramos, y siempre conviene comprimirla para no aumentar mucho el tamaño del documento donde la incluyamos. GIMP ofrece al principio la calidad de un 85%, pero incluso con menos calidad la imagen se verá bien:
Calidad de imágenes JPG

3.2.4. Otras posibilidades de GIMP

Opciones de texto en GIMPNaturalmente, sólo hemos utilizado GIMP para unas acciones muy básicas pero muy útiles. Sin embargo, las posibilidades de esta aplicación son infinitas y, a modo práctico, hay que señalar las sguientes:

  1. En el menú Imagen podemos cambiar el Modo de una imagen a RGB, escala de grises o indexado, y también podemos transformar una imagen volteándola y rotándola.
  2. En el menú Colores podemos cambiar el brillo y el contraste, que es la opción más habitual a nivel práctico.
  3. En el menú Filtros hay muchas formas de transformar las imágenes mediante filtros. La opciones Luces y sombras y Artísticos permiten incluir efectos luminosos y artísticos muy atractivos. Y la opción Decorador permite añadir bordes y esquinas redondeadas.
  4. En el menú Exts del panel principal de herramientas se encuentran unas opciones especiales para crear botones y logotipos muy bonitos.
  5. Con las herramientas lápiz y pincel se puede dibujar libremente, y la herramienta de texto nos permite introducir texto en la imágenes. En estos casos, tenemos más opciones en la parte inferior del panel, como se puede ver en la imagen sobre las opciones de los textos.


 

Revista INTEFP

Marcadores Sociales

Facebook MySpace Twitter Delicious Google Bookmarks 

Artículos relacionados