Friday, 19 October 2018
MONOGRÁFICO: PLC en entornos escolares PDF Print E-mail
EQUIPAMIENTO TECNOLÓGICO - Redes
Written by Tomás Simal   
Monday, 22 October 2012 09:45
Article Index
MONOGRÁFICO: PLC en entornos escolares
Historia
Principios técnicos
Alianza HomePlug
Limitaciones y problemas
Centros escolares: Recomendaciones
All Pages
There are no translations available.

Logo Homeplug aliance

Las redes PLC (Power Line Communication) es una tecnología que está cobrando relevancia en los últimos años. Permite la comunicación de datos, emulando una red local, a través de las líneas de suministro eléctrico.

En su estado actual se focalizó en dos áreas diferenciadas: transmisión a través de las líneas de distribución eléctrica públicas y la transmisión local dentro de una vivienda o edificio.

La transmisión de datos utilizando la red pública de distribución de suministro eléctrico, parecía interesante, pues se podría llegar a todas las viviendas sin necesidad de instalar cableado adicional, con el consiguiente ahorro de costes y molestias. Sería una forma fácil, barata y eficaz de dotar de comunicaciones e internet a todas las viviendas, oficinas, locales y en general cualquier punto que tuviera suministro eléctrico. Sin embargo con el tiempo demostró tener limitaciones y problemas, hoy en día insalvables, lo cual, junto al abaratamiento de otras tecnologías de acceso como ADSL, no permiten el despliegue comercial y masivo de dicha solución.

La transmisión local dentro de una vivienda u oficina sí ha demostrado ser una opción viable en muchos casos, replicando una red local utilizando el cableado de suministro eléctrico. Con ello se consigue llevar un punto de red a casi cualquier lugar pues todas las dependencias tendrán uno o más puntos de conexión. Así mismo se produce un ahorro al no tener que instalar nuevo cableado o hacer obras, lo cual en algunas situaciones, como edificios históricos o singulares, no resulta ni tan siquiera posible.

eSQUEMA DE RED COMPARATIVO eTHERNET VS plc


Historia

Sin embargo su origen no es reciente y ha sido objeto de una larga evolución. La primera mención de dicha aparición data de 1950, momento en que la comunicación a través de estas líneas se pudo realizar de manera unidireccional. Debido a esta circunstancia y a las bajas velocidades obtenidas se utilizaba principalmente para el envío de telemetría en líneas de suministro eléctrico.

No fue hasta 1990 cuando se utilizó por primera vez en un entorno residencial. Por su baja velocidad de transmisión y el hecho de ser esta unidireccional, sus aplicaciones eran bastante reducidas y su foco se centró en la automatización de casas inteligentes, pues permitía el envío de señales utilizando el cableado existente, sin la necesidad de obras.

En 1997 apareció a disposición del público la tecnología para efectuar transmisiones bidireccionales, abriendo las puertas a la creación de una red local que substituyera o complementará a las clásicas.

La empresa pionera y entonces líder del mercado de los PLC, que posibilito la creación de las redes locales sobre el tendido eléctrico en el hogar como hoy lo conocemos, fue una empresa española, afincada en Valencia llamada DS2. En esos momentos dicha empresa proporcionaba la mayoría de los circuitos integrados que incorporaban los fabricantes de equipamiento comercial, para crear sus sistemas completos. Como en todos los orígenes, existían diversos sistemas incompatibles entre sí por lo que se hizo necesaria una estandarización. De manera que los equipos fueran interoperables entre sí.

Han surgido varios estándares, promovidos por CENELEC, la ITU G.hn, UPA, IEEE,.. Pero en la actualidad el estándar que cuenta con más apoyos y está más extendido es promovido por la alianza HomePlug. En este documento nos centraremos principalmente en dicho estándar al ser el más apoyado por los principales fabricantes, lo cual hace que sea más fácil adquirir productos centrados en esta normativa que en cualquier otra y eso mismo hará recomendable que cualquier inversión y compra de equipos PLC que se realice en estos momentos, se efectúe en equipos que sigan dicha normativa. Sin embargo esto no limitará el alcance de este documento pues los principios técnicos de todos ellos son análogos y por tanto sus características, problemas, consideraciones y limitaciones son iguales para todos ellos.

Como curiosidad,  DS2 realiza productos compatibles tanto con la norma UPA como ITU G.hn. Sin embargo, aun siendo la empresa líder en el mercado de los PLC de uso privado,  en el año 2008  se declaró en bancarrota y fue comprada por la multinacional Marvell, continuando con su actividad en Valencia. Curiosamente Marvell es integrante de la alianza HomePlug con lo que se abre una incógnita sobre con que estándares serán compatibles los productos futuros de la empresa española.


Principios técnicos

En la concepción y diseño de los PLC se hizo necesario tener en cuenta el medio de transmisión de la señal utilizado. Dicho medio, el cableado de distribución eléctrica del edificio, no está diseñado realmente para la transmisión de información y ya tiene presente una señal continua de alto voltaje y potencia: la onda de 200 v y 50  Hz presente en todos los enchufes.

En la siguiente imagen se puede ver el espectro de frecuencias reservado para cada aplicación.

 Gráfica de frecuencias

Como se puede ver, y fruto de esa primera aplicación de transmisión de datos por la red de distribución eléctrica, existe una reserva del espectro, entre los 3 KHz y los 148,5 KHz, para aplicaciones de control de sistemas de domótica. A partir de los 4 MHz se reserva espectro para aplicaciones de transmisión de datos, es decir PLC. La máxima frecuencia de transmisión de los sistemas PLC  varía con la norma y se ha ido incrementando según se ha ido perfeccionando  el equipamiento y consiguiendo mayores velocidades de transmisión. Como se puede ver son frecuencias muy superiores a aquellas para las cuales estaba pensado el cableado existente, lo cual provoca problemas que se derivan en una limitación del alcance de información transmitida y una reducción efectiva de la velocidad ofrecida al usuario.

El PLC de uso común dispone típicamente de un conector Ethernet RJ45y un enchufe apto para ser conectado en la toma de corriente. En algunos casos puede disponerse también de funcionalidad de red inalámbrica WiFi que puede complementar o substituir al conector Ethernet.

 Dispositivo PLC

En cualquier caso, sean cuales sean las conexiones ofrecidas al usuario, El PLC tiene dos funciones primordiales: inyectar la señal en el cableado, superponiéndola a la ya existente en este, con la finalidad de hacerla llegar a otros sistemas y extraer la señal aislándola de la previamente existente y el ruido para obtener la información trasmitida por otros elementos de la red.

Esquema general de funcionamiento

En el esquema anterior se puede apreciar como sobre la señal de 220 v y 50 Hz existente en el cableado (onda roja) se suma la señal a transmitir (onda verde), que transportará la información que se desea comunicar.

Tras propagarse por el cableado, la señal deberá ser extraída por el PLC remoto, aplicando un filtro (en concreto un filtro paso alto, que permita el paso de las frecuencias altas, las cuales son utilizadas para la transmisión de la información, y bloquee las frecuencias bajas, que son las propias del suministro eléctrico y otros servicios como sistemas de automatismos  de domótica) que aísle la señal emitida.

Como la comunicación se realiza en un medio no pensado para ello, es frecuente la aparición de interferencias, atenuaciones y errores de transmisión. Es por ello que los sistemas incluyen información redundante y algoritmos de corrección de errores para permitir paliar en lo posible los errores.

Consecuencia de esto es que la velocidad de transmisión anunciada por los equipos es aproximadamente el doble de la real percibida por el usuario, debido a la redundancia introducida y a los protocolos de control necesarios para el funcionamiento del sistema. En la práctica la velocidad obtenida será sensiblemente menor, en la mayoría de los casos, a consecuencia de los errores de transmisión. En este documento, salvo mención expresa, las velocidades que se dan son referidas a la velocidad máxima de línea, no la de usuario.

Debido al medio de comunicación compartido, el ancho de banda disponible se ha de repartir entre todos los equipos conectados, por lo que las velocidades ofrecidas no lo serán para cada uno de los elementos de la red, si no a repartir entre ellos. Para evitar colisiones se incorpora un protocolo de contención y ordenación del canal, pero a pesar de todo el rendimiento puede degradar con el número de dispositivos pues será necesaria mayor comunicación para el control de la transmisión y la posibilidad de colisiones aumentará.


Alianza HomePlug

En 2001 se formó la alianza HomePlug, en la que actualmente participan las empresas Broadcom, Devolo, France Telecom, Marvell, Mediatek,  MStar Semiconductor, Qualcomm Atheros, Sony y ST Microelectronics. Así mismo, compañías como Cisco/Linksys, GE, LG, Motorola, Samsung, Sharp, TI, Intel y Conexant, apoyan dicha alianza y fabrican productos (basados en los chips de las empresas integrantes de la alianza)  que trabajan conforme a dichas normas. Dada la relevancia de las empresas constituyentes el estándar por ellos impulsados es el seguido por la mayoría de los equipos que pueden encontrarse en los suministradores de electrónica y comunicaciones.

matáfora de conexión

Imagen cortesía de cooldesign / FreeDigitalPhotos.net

Es importante conocer que la alianza ha creado varias generaciones de equipos, cada una con sus propias normas y capacidades, por lo que a la hora de seleccionar un equipo deberá prestarse atención a la norma a la que se acoge.

Las distintas variantes disponibles son:

  • HomePlug 1.0: Fue la primera norma que surgió de la alianza. Se publicó en Junio de 2001 y proporcionaba una velocidad de 14 Mb/s. Actualmente es difícil encontrar sistemas basados en esta tecnología que ha sido casi completamente substituida por al HomePlug AV.
  • HomePlug 1.0 Turbo: Al poco tiempo de publicarse la norma HomePlug 1.0 se creó una aplicación de esta que recibió el sobrenombre de “turbo”. Basado en la misma tecnología pero con elementos propietarios de los distintos fabricantes, proporciona velocidades de hasta 85 Mb/s
  • HomePlug AV: Es la norma más extendida hoy en día. Salió a la luz en el año 2005 con el objeto de permitir velocidades y calidades aptas para la transmisión de Audio y Video, labores para las que las normas anteriores no eran válidas.

Alcanza velocidades de hasta 200 Mb/s e incorpora técnicas de cifrado dinámico y auto adaptativo con el objeto de hacer seguras las transmisiones, solventando la inherente inseguridad de la tecnología.

Sobre esta norma, Qualcomm Atheros incorporó extensiones propietarias, principalmente consistentes en la aplicación del espectro utilizado, que son capaces de alcanzar hasta 500 Mb/s.

  • HomePlug Green PHY: Es una variación del HomePlug AV, orientado a ofrecer equipos de bajo consumo y bajo coste, a costa de una menor velocidad de transmisión (10 Mb/s). Está orientado a sistemas que no necesitan altas velocidades de transmisión pero si hacen deseable las ventajas en consumo y precio, como termostatos, automatismos de viviendas, etc.
  • HomePlug AV2: Publicada en Enero del 2012, esta norma es compatible con HomePlug AV  y HomePlug Green PHY. Incorpora novedades importantes que proporcionan mayor velocidad, alcance y resistencia ante errores:
    • Velocidad de línea de hasta 1256 Mb/s.
    • MIMO con “beamforming”: mediante la inyección de múltiples señales y la conformación de estas dinámicamente se obtiene una optimización del alcance y resistencia a errores de la señal transmitida.
    • Función repetidor automática: Los equipos pueden efectuar de forma automática la repetición de la señal recibida, obteniendo así mayores alcances.
    • Modos de ahorro de energía.
  • HomePlug Access BPL: Aún bajo desarrollo, su primera publicación fue realizada en el año 2005 y está orientada a dar acceso de datos a las viviendas a través de la acometida de suministro eléctrico, pudiendo llegar a ser una alternativa a tecnologías como el ADSL.

Como puede verse de las normas anteriores, en las aplicaciones docentes sería recomendable la adopción de equipos con la norma HomePlug AV2 pues incorpora funcionalidades que mejorarán mucho el rendimiento de la red con ellos construida. Sin embargo, aunque el estándar fue aprobado a principios del año, aún no están disponibles equipos comerciales que lo implementen. No obstante, su inminente salida hace necesario realizar un seguimiento de su disponibilidad en el momento de la compra.


Limitaciones y problemas

La comunicación por el par de cables del suministro eléctrico es posible, ya que en definitiva se trata de un conductor orientado a la transmisión de señales eléctricas. Sin embargo, originalmente fue diseñado para la transmisión de suministro eléctrico en corriente alterna, esto es, altos voltajes y frecuencias bajas (50 Hz en Europa y 60 Hz en Estados Unidos). Esto provoca que no se puedan transmitir señales de muy alta frecuencia por ellos con garantías de calidad, lo que limita severamente la velocidad de transmisión.

Metáfora de conectar

Imagen cortesía de Salvatore Vuono / FreeDigitalPhotos.net

Por otro lado, el cableado de suministro eléctrico no tiene en consideración la aparición de diferentes interferencias. Para un sistema a él conectado, no le es relevante la presencia de inferencias que pueda modificar ligeramente al forma, amplitud o frecuencia de la señal, siempre que no sean tan elevadas que puedan provocar averías como el sobrecalentamiento o quema del sistema o fuente de alimentación, pues estar variaciones serán filtradas por los diversos componentes electrónicos del equipo y típicamente por la etapa transformadora / rectificadora de la fuente de alimentación. Es por ello que no se ha considerado en su tendido la necesidad de un trazado, trenzado o blindaje que aislé o amortigüe las interferencias externas, ni una metodología de empalmes que no provoquen ruido o atenuaciones, ni normativa orientada a los equipos enchufados a dicha red para que no inyecten perturbaciones.

Son estas dos características de las líneas de suministro eléctrico, lo que condiciona el funcionamiento de los sistemas PLC, Puesto que para alcanzar altas velocidades es necesaria la transmisión a frecuencias mayores de aquellas para las que fue pensado el cableado. Conjuntamente se utilizan complejos sistemas de modulación de la señal para alcanzar cada vez mayores velocidades. Sin embargo estas modulaciones hacen la señal más sensible a interferencias lo cual puede afectar negativamente en entornos muy hostiles.

En general existen unos cuantos puntos a tener en cuenta que se detallarán en los apartados siguientes.

Colisiones y medio compartido

Los PLC operan sobre un medio compartido. En el cable se permite tanto la transmisión como la recepción de información, pero todos los PLC conectados han de competir por el acceso al medio cuando tengan información a transmitir.

La primera consecuencia de esto es que la velocidad ofrecida por el sistema no es aplicable a cada usuario, si no al total de información transmitida por ellos. Así pues, si tenemos un sistema HomePlug AV, que sin extensiones propietarias ofrece 200 Mb/s, tendríamos disponible para los usuarios disponibles 100 Mb/s aproximadamente (típicamente un máximo de 80 Mb/s y una media de 40 – 45 Mb/s ). Este ancho de banda deberá ser repartido entre todos ellos. Dicho reparto no se realiza de forma equitativa, si no que aquel terminal que desea transmitir esperara a que el medio este libre y pueda hacerlo, pudiendo utilizar todo el ancho de banda si no hubiera otro equipo que transmitiera.

La segunda consecuencia es que resulta necesario implementar un método de arbitraje en el acceso al medio. Los sistemas PLC utilizan el mismo medio que las redes WiFi: CSMA/CA. El mecanismo definido en el CSMA/CA es una adaptación del CSMA/CD utilizado en las redes Ethernet, pero modificado para tener en cuenta la limitación de las comunicaciones cableado de distribución eléctrica, según la cual una estación transmitiendo no puede detectar una colisión con otra transmisión simultánea. El algoritmo dicta que un equipo que desea transmitir, antes de hacerlo ha de escuchar para comprobar si ya existe otra estación enviando datos. En caso de no ser así podrá transmitir, pero si ya hubiera algún equipo transmitiendo deberá esperar un tiempo aleatorio y transcurrido este, volver a comprobar si el medio está ocupado por otra transmisión. Este algoritmo presenta varios problemas. Uno es que existe la posibilidad de que dos o más equipos comprueben a la vez si se está transmitiendo y al detectar que el canal esta libre, empiecen a emitir de forma simultánea. Este problema deberá ser solucionado por protocolos superiores como TCP que se encargarán de detectar pérdidas de información y pedir la retransmisión de esta. Así mismo, al ser el tiempo de espera, cuando se detecta el canal ocupado, tomado de forma aleatoria se consigue paliar en parte el problema de la concurrencia de equipos al comprobar el uso del canal.

Viendo cómo funciona el protocolo CSMA/CA, vemos que el rendimiento de la comunicación decaerá con el número de terminales, pues mayor será la probabilidad de colisiones, y por tanto de esperas para la retransmisión de la información, y también se incrementará en número de colisiones no detectadas.

Por tanto el PLC no es un sistema que escale bien para un número elevado de terminales.

Seguridad

Hay que tener en cuenta que en las redes basadas en PLC la señal se transmite por el tendido eléctrico existente, por lo que en cualquier enchufe se dispone de una toma de red en la que podrán extraerse los datos transmitidos. Así mismo es fácil realizar un empalme en cualquier punto del cableado y obtener por tanto acceso a los datos. Lo más importante es que el acceso a los datos no es detectable ni localizable, por lo que no es posible controlar los accesos no autorizados.

Seguridad en PLC

Es por esta naturaleza del medio de transmisión, por lo que en la norma HomePlug AV se incluyó el cifrado de la información transmitida mediante una codificación AES de 128 bits. Así mismo se instauro un mecanismo de distribución de claves, de forma que esta cambiara dinámicamente y se evita el peligro de que pudiera ser interceptada y conocida por un observador ajeno a la red, pues su validez será efímera.

Velocidad vs. número de flujos

Una de las consecuencias que normalmente sorprenden al usuario es que el rendimiento de una red PLC aumenta con el número de flujos presentes en la comunicación. En un documento publicado por la propia HomePlug Alliance, sobre la versión HomePlug AV2, se expresan los siguientes valores de rendimiento obtenidos en mediciones reales efectuadas en pruebas pilotos en hogares de Estados Unidos:

 

Rendimiento UDP (Mb/s)

Porcentaje de clientes

99%

98%

96%

75%

5%

Max. Físico

1 Flujo

59

67

82

138

493

1256

3 Flujos iguales

90

93

99

141

367

1256

En la tabla se muestra el porcentaje de clientes que reciben al menos el ancho de banda especificado. Para la prueba de tres flujos, se configuro un escenario en el que un punto emite a tres clientes diferentes.

Homeplug OK

Como se puede ver el rendimiento obtenido puede ser muy variable, dependiendo del cableado, ruido, etc. De hecho se observa que sobre una velocidad de nivel físico máxima de 1256 Mb/s, el rendimiento máximo obtenido solo llego a 493 Mb/s para el 5% de los clientes, habiendo algunos que obtuvieron tan solo una velocidad de 59 Mb/s.

También se observa que el aumento del número de flujos mejora el rendimiento del sistema para la mayoría de los clientes. En una situación real lo más normal no es enviar un solo flujo de información, si no que el servidor, o internet estará ofreciendo diversos flujos a los diferentes clientes que así lo estén demandando. Sin embargo en un sistema de distribución de video, si es posible que se produzcan casos de un solo flujo o un número reducido de estos.

Las pruebas aportadas por la alianza ilustran un ejemplo de distribución de video, un solo flujo, de la fuente de video al cliente que lo visualiza, o tres flujos, desde un mismo servidor de video a tres clientes que lo estén visualizando. Hay que ser cauto al evaluar los resultados, puesto que si la red se utiliza para transmisión de datos y no de video, los flujos serán múltiples, con origen no concentrado en un solo punto, y emisión y carga aleatoria. Eso hará que se optimice la carga en cuanto al número de flujos, pero también se produzcan congestiones y colisiones en el acceso simultáneo al medio.

Elementos bloqueantes

En las instalaciones eléctricas existen varios elementos que siempre están presentes, y que en su diseño no se consideró la posibilidad de que por ellos atravesaran datos, si no tan solo el suministro eléctrico. Estos son los margnetotérmicos y los diferenciales.

Los magnetotérmicos son trasparentes a los PLC por lo que podrá efectuarse al comunicación a través de ellos. En cualquier caso su influencia no debería ser mayor que la de añadir una ligera atenuación o ruido dependiendo del estado y calidad de este.

Los diferenciales bloquean la comunicación de los PLC y así se indica en los manuales de éstos equipos. Sin embargo existen pruebas de campo en las que la señal los ha atravesado y han llegado a una vivienda colindante. La señal podría llegar a otras viviendas en caso de que ambos diferenciales compartan fase.

En algunos casos podría ser deseado que la señal atravesara los diferenciales, llegando así a puntos remotos, pero en general es un efecto nocivo, pues equipos externos podrían interaccionar con los nuestros, degradando el rendimiento de nuestra red, introduciendo interferencias y posibilitando fugas de información.

No obstante no suele ser el caso y un diferencial en la mayoría de los casos aísla la señal de nuestros PLC del exterior.

Interferencias

La causa más importante de la reducción del rendimiento de las redes basadas en PLC está causada por el ruido presente en la red. La red no está pensada para la transmisión de información, si no para el suministro de potencia eléctrica, función para la que no es necesario tener en cuenta el ruido presente en la instalación.

Dicho ruido tiene dos fuentes principales: la topología y  naturaleza del cableado y los elementos conectados a la red eléctrica.

Ambos elementos pueden introducir perturbaciones en la señal. El primero en forma de pérdidas y reflexiones de señal, y el segundo en forma de perturbaciones de la señal. De ambos el más significativo es el introducido por elementos conectados a la red de suministro eléctrico. Principalmente los transformadores y cargadores de baja calidad, basados en fuentes conmutadas o tiristores de bajo coste, introducen perturbaciones en la línea que pueden tener una gran influencia en la transmisión de datos. El tipo de ruido más importante es el llamado ruido impulsivo, especialmente el referido como REIN ( Repetative Electrical Impulse Noise ), provocado por cargadores de móviles, teléfonos inalámbricos, luces de navidad, etc.

En un entorno con muchos ordenadores y monitores (más de 20), y distintos cargadores/transformadores de móviles y routers ADSL, se ha comprobado experimentalmente que el rendimiento de un PCL puede caer al orden de los Kb/s.


Centros escolares: Recomendaciones

Los centros escolares no pueden ser unificados bajo una misma premisa. La diversidad de estos y sus circunstancias particulares impiden dar unas directrices generales. En cualquier caso es importante tener en cuenta las directrices indicadas en los puntos anteriores para optimizar el uso de esta nueva tecnología. Sin embargo, sí hay consideraciones a tener en cuenta en este entorno particular.

metáfora de casa conectada

Imagen cortesía de renjith krishnan / FreeDigitalPhotos.net

Un centro escolar contará con un alto número de terminales/ordenadores lo cual tiene dos consecuencias principales:

  • Gran número de clientes: Como se vio la tecnología PLC no escala bien en un alto número de clientes. Es por eso que no es apta para un uso generalizado.
  • Gran nivel de ruido. Los sistemas informáticos de los colegios suelen ser equipos de bajo coste (El uso de netbooks para los escolares es práctica generalizada). Eso propicia que las los cargadores, por un ahorro de costes no tengan los componentes más óptimos, y aunque esto no tiene influencia en su funcionamiento o en el de los demás equipos conectados a dicha red de suministro eléctrico, sí que lo tendrá en la red PLC, a causa del ruido introducido en esta. Sumado a esto, fotocopiadoras y otros dispositivos serán fuentes importante de ruido.

Así mismo existe una diferenciación importante entre los edificios de nueva construcción y los de cableado antiguo. Los empalmes así como el cableado deteriorado provocarán perdidas, lo cual será mucho más acusado en instalaciones antiguas.

Igualmente, la topología de la red eléctrica influirá de forma importante. Cada una de las ramificaciones del tendido eléctrico causará perdidas y reflexiones que se reflejaran en interferencias para los equipos PLC.

Por otro lado, sistemas motorizados como fotocopiadoras, equipos de aire acondicionado, refrigerados, fluorescentes en mal estado, etc. provocaran interferencias en la línea, sobre todo en los momentos de arranque.

Dadas estas particularidades y las características intrínsecas a las redes PLC, detalladas en apartados anteriores, es recomendable seguir las siguientes indicaciones:

  • Las redes PLC podrán ser utilizadas de manera efectiva en la interconexión de pocos equipos, esto es, en un mismo segmento aislado solo se dispondrán un número reducido de equipos, cuanto menor, mejor y recomendándose no llegar a 10 sistemas PLC a no ser que los equipos a estos conectados hagan muy poco uso de la red.
  • Por el anterior punto será óptimamente utilizado para dar cobertura de red a sistemas que no tienen acceso a la red cableada habitual, bien por imposibilidad, distancia al punto de red más cercano o coste. También será indicado para dar cobertura a pequeños grupos a través de un solo punto de red o para unir segmentos de red aislados sin necesitar obra de tendido de cableado.
  • En despliegues amplios se dividirán las distintas áreas mediante diferenciales o filtros específicos para evitar las colisiones e interferencias entre ellas, beneficiando la comunicación dentro de las diferentes subredes PLC.
  • Los elementos generadores de ruidos (equipos motorizados, agrupaciones de sistemas informáticos, transformadores y cargadores de bajo coste,..) deberán ser aislados. Para ello se podrá disponer de barreras naturales como los diferenciales, así como elementos añadidos como filtros (se pueden adquirir para ese fin y no son más que filtros paso bajo adaptados a la potencia de la red eléctrica) y UPS (o SAI). Las UPS son elementos muy útiles en su variante “online” puesto que  además de la protección intrínseca a su función, filtran las perturbaciones en ambos sentidos.

Es necesario, a la hora de evaluar la compra de un PLC, tener en cuenta su capacidad en relación al tamaño de la tabla de direcciones MAC. Esto es una característica importante en cualquier elemento de red, pero más aún en los PLC que no suelen estar diseñados para dar servicio a un gran número de dispositivos.

El número de direcciones MAC que el equipo sea capaz de manejar, será igual al número de equipos que podrán comunicarse a través de él de manera efectiva. El número de direcciones a manejar será calculado sumando el número de equipos conectado a cada uno de los PLC que conforman la red, ya sea conectados directamente como a través de switches o hubs.

Como puede verse, la tecnología PLC es una solución muy útil que solventa diversos problemas con un reducido coste, pero que tiene sus limitaciones. En ningún caso puede suplir una red cableada, por la mayor capacidad de las redes convencionales, ni una red inalámbrica, por la movilidad que otorgan estas últimas. Sin embargo pueden ofrecer soluciones de conectividad en puntos sin acceso a la red a bajo coste y alta efectividad, de manera discreta y económica. Así mismo pueden ofrecer una solución de red en situaciones en las que el tendido de redes convencionales no es posible o deseable, bien por el impacto visual, de coste o cualquier otra razón particular.

 

Revista INTEFP

Marcadores Sociales

Facebook MySpace Twitter Delicious Google Bookmarks