Sábado, 22 Noviembre 2014
MONOGRÁFICO: El proceso de enseñanza-aprendizaje mediante el uso de plataformas virtuales en distintas etapas educativas - Estudios sobre el uso de plataformas virtuales en distintas etapas educativas. PDF Imprimir Correo
SOFTWARE - Software educativo
Escrito por Antonio José Moreno Guerrero   
Domingo, 28 de Agosto de 2011 18:52
Indice del artículo
MONOGRÁFICO: El proceso de enseñanza-aprendizaje mediante el uso de plataformas virtuales en distintas etapas educativas
La World Wide Web y su implicación en la enseñanza.
E-learning y B-learning.
Plataformas virtuales.
Estudios sobre el uso de plataformas virtuales en distintas etapas educativas.
Fuentes bibliográfica, webgrafía, videografía, hemerografía.
Todas las páginas

Estudios sobre el uso de plataformas virtuales en distintas etapas educativas.

Pero, ¿en qué contexto podemos utilizar la plataforma Moodle? Realmente este gestor de cursos podemos utilizarlo en una infinidad de contextos, ya sea en la etapa de Bachillerato, en la Universidad,…, pero nosotros, en nuestra investigación lo vamos a usar con alumnos del Programa de Cualificación Profesional Inicial, también conocidos como PCPI.

Cuando hacemos referencia a los PCPI, según se establece en la Orden ECI/2755/2007, de 31 de julio, por la que se regulan los programas de cualificación profesional inicial que se desarrollen en el ámbito de gestión del Ministerio de Educación y Ciencia, nos referimos a "programas de cualificación profesional inicial (antiguos programas de Garantía Social). Estos están destinados al alumnado mayor de dieciséis años y menores de veintiún años (éstos últimos deben de cumplir dicha edad antes del 31 de diciembre del mismo año) que no ha obtenido el título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria. Solo en casos excepcionales podrán escolarizarse en estos programas alumnos con quince años de edad."

En esta Orden se establece que "Con carácter general, accederán a estos programas los jóvenes escolarizados que se encuentren en grave riesgo de abandono escolar, sin titulación, y/o con historial de absentismo escolar debidamente documentado, los jóvenes desescolarizados con un fuerte rechazo a la institución escolar o que, por encontrarse en situación de desventaja sociocultural y educativa, hayan abandonado tempranamente la escolaridad obligatoria y muestren interés por reincorporarse al ámbito de la educación reglada. Igualmente, son destinatarios de estos programas los jóvenes que, sin poseer la titulación básica, tienen necesidad de acceder rápidamente al mercado de trabajo para lo cual necesitan una cualificación profesional básica".

Siguiendo con lo referido en la misma Orden "Estos programas han de configurarse como una medida eficaz, compensadora de desigualdades y promotora de oportunidades para la inserción social, educativa y laboral de estos jóvenes, que verán mejoradas sus condiciones para acometer de manera cualificada su incorporación al mercado laboral, ampliando también sus competencias básicas para proseguir, si así lo desean, estudios en las diferentes enseñanzas".

Según la Ley anteriormente mencionada, "los programas de cualificación profesional inicial proporcionan la educación y formación necesarias y suficientes para el desarrollo del potencial personal y la inclusión sociolaboral, pero también tiene carácter propedéutico, puesto que han de facilitar la posibilidad de acceder al título de Graduado en educación secundaria obligatoria, a ciclos formativos de grado medio y, en definitiva, a la educación y formación a lo largo de la vida adulta".

Según Francisca Martínez (2009), "los objetivos de los PCPI son:

  • Ampliar las competencias básicas del alumnado para proseguir estudios en las diferentes enseñanzas.
  • Permitir que el alumnado alcance las competencias profesionales propias de una cualificación de nivel uno de la estructura actual del Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales creado por la Ley Orgánica 5/2002, de 19 de junio, de la Cualificaciones y de la Formación Profesional.
  • Dotar al alumnado de posibilidades reales para una inserción sociolaboral satisfactoria."

Según la Ley anteriormente mencionada, el objetivo del programa de cualificación profesional inicial es el de "Contribuir al desarrollo personal, a la adquisición de las competencias necesarias para permitir la inserción socio-profesional del alumnado, facilitar la obtención de la titulación de Graduado en educación secundaria obligatoria, así como el acceso a la educación y la formación a lo largo de la vida y potenciar el ejercicio satisfactorio de la ciudadanía".

Según se establece en un artículo de internet, en el cual no aparece autoría, "los alumnos del PCPI suelen carecer básicamente de:

  • Ilusión académica: arrastran un fuerte fracaso académico. Las razones son muy diversas: situaciones precarias socio-ambientales, graves dificultades de aprendizaje no atendidas, problemas de asistencia, problemas de relación…
  • Autoestima: la mayoría estima que sus padres, profesores y compañeros los ven como inútiles, vagos, incapaces de hacer algo positivo o muy limitados.
  • Atención personal: no se han sentido escuchados. La mayoría se sorprende cuando aquí son escuchados y acompañados como estilo relacional; en vida de estos colectivos hay muchos momentos de abandono, arrinconamiento, marginación.
  • Interés por las tareas académicas: "Odian" las actividades que implican lápiz y papel, libro-apuntes y estudio,…Piensan que un "oficio" puede ser su salida formativa.
  • Habilidades para la resolución de conflictos relacionales: La mayoría de estos alumnos han tenido experiencias de víctimas o agresores. En algún momento de su historia escolar han sido objeto de expedientes, expulsiones, problemas de relación con el profesor…
  • Pautas para la reflexión y acuerdos: Suelen ser víctimas de autoritarismos, o de intervenciones sin diálogo…y repiten el esquema del trato recibido.
  • Interés por elementos culturales: Todo lo relacionado con el arte, teatro, visitas culturales, lo viven como si todo esto no fuera para ellos. Se consideran de "otro lugar social". Muchos consideran a los "otros" como el mundo de "pijos" (prepotentes), empollones, etc.
  • Alternativas de ocio: Suelen estar introducidos en el mundo del consumo, videojuegos."

Según el Salón Internacional del Estudiante y de la Oferta Educativa (2011) "establece características de los destinatarios:

  • Desmotivación por los estudios/repetición en la etapa.
  • Falta de hábitos de estudio.
  • Desfase curricular y dificultades de aprendizaje en muchas de las materias.
  • Alto riesgo de abandono sin la titulación básica.
  • Manifiestan cierto interés por obtener las capacidades mínimas necesarias para su inserción laboral o para acceder a la FP."

Tal y como podemos ver a través de la Ley educativa y las diversas órdenes que lo legisla, así como parte de otros autores y mi propia experiencia personal, nos encontramos con un tipo de alumnado que en algunas etapas de su vida escolar es rechazado por parte de compañeros o por parte del profesorado, ya sea por el continuo incordio del alumno en clase, ya sea por la falta de conocimiento,…, por lo que este tipo de alumnado se encuentra en una situación de desventaja social grande, en la que muchas veces, para sentirse el centro de atención, suelen realizar actos vandálicos, tanto en su centro educativo como en las calles de su ciudad. En otros casos provienen de ambientes familiares inadecuados, donde el nivel socio – económico – cultural es muy bajo, o son familias muy numerosas (8 – 12 hermanos), donde existe un gran descuido en la crianza del alumnado, encontrándose este muchas veces más de 7 u 8 horas en la calle, o llevar muchos días sin asearse, o en el peor de los casos, realizar una sola comida en el día (que la suelen hacer en el comedor del colegio)

En definitiva, nos encontramos ante un alumnado "difícil", que busca en los PCPI una fuente de escape a sus problemas y a su situación familiar.

Centrándonos en el objeto de estudio de nuestra investigación, debemos de establecer que no existen investigaciones sobre el uso de la plataforma Moodle y PCPI. Es cierto que en la red existen numerosos Institutos que ofertan una enseñanza mediante la plataforma Moodle, pero solamente de los módulos específicos referidos a las unidades de competencia profesional, sin que nadie establezca análisis del uso de Moodle con este tipo de alumnado.

Lo que si hemos encontrado son investigaciones relacionadas con el uso de Moodle en otras etapas educativas, las cuales analizaremos a continuación.

Una de esas investigaciones es la realizada por Isabel Gutiérrez en 2008 con el título "usando objetos de aprendizaje en enseñanza secundaria obligatoria". En este estudio nos encontramos que el 69% del alumnado usa con frecuencia el ordenador e internet, y que el 88% utiliza el ordenador para tareas escolares.

Además, existe una diferencia entre las herramientas más utilizadas por los profesores y los alumnos, mientras que los primeros utilizan los navegadores, buscadores chat y correo electrónico; los alumnos utilizan con más frecuencia el procesador de textos.

Mientras que el 80% del alumnado indica haber tenido dificultades con las fracciones, el ordenador, con el acceso a Internet o con el acceso a Moodle, más de la mitad de los alumnos considera que la experiencia le ha permitido trabajar de un modo más autónomo y menos de la mitad considera que ha aprendido más que en una clase tradicional.

La opinión general de los alumnos acerca de la experiencia de trabajo con objetos de aprendizaje es bastante positiva ya que casi el total de estos lo califica como interesante, fácil, divertida y motivadora.

Las conclusiones más importantes que la autora saca sobre el estudio realizado son las siguientes:

  • Los servicios de comunicación de internet son los más utilizados, entre ellos destaca la mensajería instantánea, los navegadores y buscadores. Lo que menos utilizan son las herramientas ofimáticas.
  • Los alumnos utilizan el ordenador para realizar tareas escolares, aunque estas herramientas sean menos utilizadas por ellos.
  • Los alumnos destacan la predisposición y la ayuda brindada por los profesores ante las dificultades encontradas durante el desarrollo de la experiencia.
  • Existe un alto nivel de satisfacción por parte del alumnado con la experiencia y con los procesos de innovación en el aula.
  • Esta nueva modalidad de enseñanza llevada a cabo en la investigación sirve de apoyo directo a la enseñanza presencial, ya que destaca a Moodle como herramientas de "acceso a contenidos" y no como "herramienta de comunicación".
  • Entre el diseño de actividades y procedimientos de trabajo de los alumnos, destaca la autora, que el 30% del alumnado no utilizan Moodle fuera del horario escolar, debido a la falta de medios para acceder a él, lo que les provocó un aumento en la desmotivación.

En este estudio, personalmente, considero que le falta un pequeño análisis del entorno socio-económico-cultural del que proceden los alumnos, ya que eso nos podría determinar la posibilidad de acceso que tienen los alumnos desde sus casas o la predisposición que presenta el alumno frente al estudio.

Pero aun así, el estudio nos deja entre ver cosas interesantes, tales como que el uso de las nuevas tecnologías ha sido calificado de forma positiva por parte del alumnado y que le ha servido a más de la mitad del mismo para obtener mejores conocimientos y trabajar más motivados ante la tarea.

También recalca el estudio el poco uso que hacen los alumnos de las herramientas ofimáticas frente a otros recursos del la red (chat,…), aunque se destaca que la mayoría de los alumnos realizan la tarea con programas ofimáticas, por lo que podemos concluir que el tiempo dedicado al estudio es menor del que podrían dedicarle realmente.

Otro aspecto que llama la atención del estudio es que aquellos alumnos que no han podido usar la plataforma Moodle fuera del horario escolar, han presentado cuadro de desmotivación, lo cual les ha afectado en su desarrollo académico, por lo que se puede determinar que llevar a cabo el e-learning en niveles donde la enseñanza es obligatoria supone un problema en alumnos que no tienen los recursos necesarios para acceder a ella, siendo más factible en estos niveles el uso del b-learning u ofertándole espacios adecuados en horario extraescolar a los alumnos que desde sus casas no pueden acceder a internet.

Otro estudio es el realizado por los autores Sharon Monti y Félix San Vicente en 2006 con el nombre de "evaluación de plataformas y experimentación en Moodle de objetos didácticos para el aprendizaje del e-learning".

Éstos realizaron una investigación que dividieron en dos partes. Una primera parte la basaron en el análisis de distintas plataformas virtuales para ver cuales de las existentes en el mercado en ese momento era la más adecuada para la enseñanza de idiomas. A la primera conclusión interesante que llegaron es que "no existe una plataforma válida para todo tipo de curso, por ello cada uno tiene que tener clara sus propias necesidades formativas a la hora de decantarse por uno de los tantos que existe en la red".

También establecen que una plataforma educativa será más simple para el estudiante cuanto más lo usen y se familiaricen con su entorno, aprendiéndose así los principios de funcionamiento y evitando cualquier tipo de rechazo.

En los primeros momentos de contacto del alumnado con la plataforma, estos autores nombran a Bonani (2003), indicando que "en esos momentos los alumnos deben sentirse acompañados y ayudados constantemente".

Además, destacan que las actividades durante el curso fueron estructuradas para permitir lo que se ha definido anteriormente como "participación activa" del estudiante, es decir, la posibilidad de practicar destrezas de producción escrita y oral, obteniendo mejoras de las correcciones y de las sugerencias de los tutores, creando los propios alumnos diálogos y descripciones que posteriormente fueron compartidos por los demás estudiantes.

Como podemos ver, estos autores pretenden establecer una filosofía de "gestión del conocimiento" entre sus discentes.

S. Monti y F. San Vicente realizaron una encuesta sobre la calidad de la estructura del curso siguiendo las indicaciones de Alvino y Persico (2006) de la que les surgieron las siguientes cuestiones:

  • La calidad de los materiales tuvo buena acogida en general.
  • La plataforma utilizada (Moodle) presenta limitaciones en lo que tiene que ver con la comunicación síncrona, aunque su juicio fue positivo a nivel general, debido a su facilidad de uso, pero indicando éstos una falta de instrumentos avanzados para la comunicación síncrona (Moodle pone a disposición solo un chat textual y no audio o vídeo).
  • En lo concerniente a la calidad de las estructuras de soporte, logísticas y organizativas, los encuentros presenciales fueron evaluados positivamente, pero surgió la necesidad de aumentar el número de encuentros en el aula para superar las dificultades de la producción oral.

Estos autores determinan las dificultades que puedan encontrar a la hora de enseñar las expresiones orales debido a la falta de herramientas que en el momento de la investigación ofrecía Moodle.

Cierto es que existen otras maneras y otros mecanismos para poder enseñar el lenguaje oral mediante Moodle, ya sean con archivos de audio subido a la propia plataforma o mediante enlace externo a cualquier página de vídeos. (Ejemplo: teachertube).

A parte del programa, estos autores se centraron en la evaluación del estudiante recogiendo datos cualitativos sobre:

  • Número de conexiones realizadas.
  • Número de mensajes enviados al foro.
  • Número de actividades realizadas.
  • Número de objetos didáctico (L.O.) realizadas.
  • Los resultados de los ejercicios en los L.O.
  • Las tareas de los alumnos.
  • Los resultados de las pruebas objetivas.

De los resultados obtenidos establecen que el nivel de participación del alumnado en la plataforma tiene influencia en la evaluación y nota final de los mismos.

Como podemos ver, este estudio se centra mucho más en el análisis de la plataforma que en los resultados que en ella se pueda obtener sobre su uso. Cabe destacar que los cuestionarios sobre el uso de plataformas digitales en la enseñanza de idiomas es aceptada y calificada de positiva por las actividades analizadas, coincidiendo con las conclusiones ofrecidas por el anterior estudio de I. Gutiérrez (2008).

El estudio realizado por R. Cejuela, J.J. Chinchilla, J. E. Blasco, J. M. Cortell y J.A. Pérez en 2007 trata sobre "la evaluación de la plataforma Moodle, en la formación semipresencial de entrenadores personales y deportivos".

Las conclusiones a las que llegaron estos autores en su estudio son las siguientes:

  • El 78% del alumnado presentaba los medios adecuados en su domicilio para seguir el curso adecuadamente.
  • Un 78% valoraba positivamente la facilidad y comprensión del aula virtual Moodle.
  • Un 78% valoraba positivamente el apartado de desarrollo, comunicación y clima de trabajo durante el curso, por lo tanto consideran que la plataforma como elemento comunicador y de trabajo virtual no es totalmente satisfactoria, aunque cabe indicar que era la primera experiencia por parte de todos los alumnos con Moodle.
  • El 79% consideran positivo el alto grado de aprendizaje adquirido en el curso.

Analizando los datos podemos observar en este estudio que el uso de Moodle es valorado positivamente por los discentes, cuestión que refuerza lo ya observado en anteriores estudios, pero establece que el apartado "comunicador" de la plataforma no es valorado tan positivamente, aspecto que se puede entender por la "soledad" que provoca el e-learning y por la falta de manejo de esta herramienta, aspecto que queda claramente reflejado por sus autores en el estudio.

Otro estudio realizado con la plataforma Moodle es el llevado a cabo por I. Gómez, E. Hernández, M. Rico (2006) con el título de "Moodle en la enseñanza presencial y mixta del inglés en contextos universitarios".

Estos autores realizaron un estudio sobre la incidencia que Moodle ha tenido en las asignaturas impartidas en el Centro Universitario de Mérida, tanto en las asignaturas presenciales como en las asignaturas semipresenciales.

Los resultados sobre la investigación revelan los siguientes datos:

  • La mayoría de los alumnos coinciden en que Moodle le ha ayudado, en menor o mayor medida, a comprender los contenidos de las asignaturas cursadas.
  • Las diferentes actividades desarrolladas con la plataforma Moodle han sido valoradas positivamente, aunque existe diferencia en el apartado "explicaciones teóricas", donde las asignaturas cursadas de manera presencial son mejor valoradas que las asignaturas semipresenciales.
  • Navegar por Moodle resultó ser fácil o muy fácil para la mayoría (97%), aunque muchos de ellos no la habían usado con anterioridad.
  • La comunicación con el profesorado fue valorada positivamente por un 86,9%, mientras que la relación entre el alumnado no fue valorada positivamente, ya que solo un 41,9% lo hicieron, existiendo grandes diferencias en la comunicación establecida entre docente – discente y discente – discente.
  • El nivel de inglés e informática no incidieron de manera significativa en la valoración y manejo de los recursos contenidos en la plataforma.
  • Los alumnos de las clases semipresenciales trabajaron más en las actividades propuestas en la plataforma que los de las clases presenciales, hecho que se puede justificar en que en la enseñanza semipresencial las anotaciones, aclaraciones y explicaciones del profesor se encontraban siempre disponible en la plataforma.
  • Las prácticas presentan mejores calificaciones en las clases semipresenciales que en las presenciales.
  • Los alumnos de las clases semipresenciales aseguraron mejorar su nivel de inglés con la ayuda de la plataforma más que aquellos que asistieron en régimen presencial.
  • La plataforma Moodle es un medio que favorece la relación entre alumno y recurso principalmente, ya que permite al alumno acceder a diversos recursos en el momento.

Como podemos ver en este estudio, nos vuelven a corroborar lo que anteriores estudios, que el uso de la plataforma Moodle en el proceso de enseñanza – aprendizaje es muy positivo en todos los aspectos, e incluso, por lo visto en este estudio, los alumnos de clases semipresenciales adquieren mejores calificaciones y conocimientos que los alumnos presenciales, además de poder acceder los alumnos de clases semipresenciales a una gran cantidad de recursos en pocos segundos.

Otro estudio es el realizado por M.C. Valdés, A. Senna, A. Rey y S. Darín (2007) con el título de "Las competencias Pedagógicas en los Creativos Entornos Virtuales de Aprendizaje Universitarios" que investigó, desde la concepción del diseño curricular, para la implementación, la estrategia de formación por competencias profesionales pedagógicas durante los años de carrera de Ingeniería en Ciencias Informáticas.

Las conclusiones a las que llegaron fueron las siguientes:

  • Resultados positivos en el nuevo rol social del desempeño docente de Ingenieros en Ciencias Informáticas a la formación a través de Moodle.
  • Disminución de las limitaciones de los recursos bibliográficos, el tiempo de las asesorías y los desplazamientos y las sujeciones de horarios, alcanzando una comunicación interactiva frecuente con la comunidad de aprendizaje.
  • Se alcanzó un nivel motivacional alto y un valioso aprendizaje semipresencial de competencias profesionales pedagógicas.
  • Se ofrecieron muchos recursos pedagógicos a través de la plataforma Moodle, ampliando el abanico de posibilidades.

En definitiva, podemos ver que este estudio determina, al igual que todos los anteriores, que el uso de Moodle elimina la barrera espacio – temporal y facilita una comunicación asíncrona y síncrona adecuada para el aprendizaje, además de ofrecer un amplio abanico de elementos pedagógicos que refuercen el aprendizaje gracias al acceso directo a la red.

No debemos de olvidar el aspecto más interesante e importante, que el uso de Moodle supone una motivación extra para el estudiante, lo que facilita una mejor formación de los alumnos en el proceso de enseñanza – aprendizaje.

Otro trabajo analizado es el de A. Mauricio y O. Carabali en 2007, con el nombre de "Estrategia para el Desarrollo Autónomo de Habilidades Lógico Matemáticas mediante Actividades Colaborativas en Línea", el cual investiga la visión, de la materia matemáticas así como su posible alcance en el desarrollo de habilidades lógico – matemáticas a partir del uso de las nuevas tecnologías, de estudiantes, profesores de cátedra y directivos de instituto. Con el estudio lo que se pretende además es crear una comunidad virtual que estimule el aprendizaje colaborativo.

Las conclusiones a destacar de dicha investigación son:

  • Los profesores consideran que las nuevas tecnologías pueden apoyarles para una mejor comprensión y desarrollo de habilidades lógico – matemáticas y rendimiento por parte de sus estudiantes, aunque se muestran escépticos en los mejores niveles de trabajo grupal que pueda brindar el uso de las TIC.
  • Los alumnos se muestran dispuestos a invertir tiempo y esfuerzo en el manejo de recursos informáticos como herramientas para la comprensión de las matemáticas.
  • Los discentes confían en las actividades grupales como vía de aprender y comparar su rendimiento con el de sus compañeros.

De este estudio cabe destacar el apoyo que el profesorado da al uso de las nuevas tecnologías para el desarrollo de sus actividades diarias con los alumnos, aunque no consideren que el uso de éstas pueda mejorar los trabajos grupales.

Otro aspecto reseñable es la motivación que supone el uso de las nuevas tecnologías en su formación, ya que están dispuestos a dedicarle más tiempo y esfuerzo para la comprensión de las TIC y de los contenidos que se trate a través de dicho medio.

En cambio, los discentes sí consideran muy favorable el uso de las nuevas tecnologías para el desarrollo grupal, y sobre todo, la necesidad de conocer los resultados académicos de otros compañeros, lo cual puede suponer una motivación extra.

Como podemos ver, la motivación también se repite en este estudio como idea global, al igual que las demás investigaciones analizadas.

A rasgos generales podemos decir, basándonos en los autores estudiados, que el uso de Moodle en el proceso de enseñanza y aprendizaje supone:

  • Dificultades las primeras veces que se utiliza, pero a medida que se practica con él, es una herramienta sencilla y de fácil manejo.
  • Aumento de la motivación ante el aprendizaje.
  • Sirve de apoyo a la enseñanza presencial, mejorando los registros académicos de los alumnos.
  • Adquisición de mayores conocimientos gracias a la posibilidad de acceso a innumerables recursos de la red.
  • Moodle, si todos los miembros que componen el proceso de enseñanza – aprendizaje están implicados, supone una herramienta de atención individualizada muy potente, ya que permite al discente tener respuesta a sus dudas o actividades casi en tiempo real.
  • La comunicación asíncrona y síncrona entre docente – discente y discente – discente es valorada positivamente.
  • Posibilidad de acceder a miles de recursos pedagógicos que ofrece la red.

En definitiva, el uso de Moodle supone un aspecto positivo en todas las etapas educativas donde se ha usado, y en todos los aspectos del proceso de enseñanza – aprendizaje, aunque como cualquier herramienta que se usa dentro de la educación, requiere de la implicación de los miembros que componen el proceso de enseñanza – aprendizaje y una pequeña formación de éstos sobre el manejo de la plataforma.

El uso de la plataforma Moodle ( o de cualquier otra plataforma educativa) se ira generalizando a medida que pase el tiempo, y sobre todo, a medida que las condiciones laborales impliquen mayores conocimientos y mayor formación, mientras que el tiempo disponible para tal formación será reducido debido a las tareas del día a día y a la familia fundamentalmente. Este aspecto lo explica detalladamente R. Mónago (2007) en las conclusiones de su trabajo:

"El uso de Moodle como apoyo a las clases presenciales ha sido muy satisfactorio por parte de los profesores. También por parte del alumnado de los ciclos formativos, que agradecen esta ayuda. Además, es muy probable que algunos de estos alumnos vuelvan a usar esta plataforma antes de lo que ellos mismos esperan. La reciente legislación del MEC sobre la Formación Profesional apuesta por la formación a distancia y semipresencial. En nuestra Comunidad, ya es una realidad gracias al Proyecto Avanza. Este proyecto emplea Moodle para ofrecer enseñanza a distancia de ciclos formativos, Educación Secundaria para personas adultas y Bachillerato.

Moodle también está presente en la mayoría de las universidades, que ofertan cada vez más asignaturas a distancia. Al utilizar esta nueva herramienta en el aula, estamos formando y preparando al alumno para usar una nueva vía de formación en auge y de gran futuro que puede utilizar a lo largo de su vida para mantenerse actualizado en los distintos ámbitos: social, personal, cultural y laboral, conforme a sus expectativas, necesidades e intereses."



 

Revista INTEFP

Marcadores Sociales

Facebook MySpace Twitter Delicious Google Bookmarks