Jueves, 31 Julio 2014
MONOGRÁFICO: El proceso de enseñanza-aprendizaje mediante el uso de plataformas virtuales en distintas etapas educativas - Plataformas virtuales. PDF Imprimir Correo
SOFTWARE - Software educativo
Escrito por Antonio José Moreno Guerrero   
Domingo, 28 de Agosto de 2011 18:52
Indice del artículo
MONOGRÁFICO: El proceso de enseñanza-aprendizaje mediante el uso de plataformas virtuales en distintas etapas educativas
La World Wide Web y su implicación en la enseñanza.
E-learning y B-learning.
Plataformas virtuales.
Estudios sobre el uso de plataformas virtuales en distintas etapas educativas.
Fuentes bibliográfica, webgrafía, videografía, hemerografía.
Todas las páginas

Plataformas virtuales.

Pero la teleformación (e-learning) o la formación semipresencial (b-learning) requieren de programas que puedan llevar a cabo dicha tarea, ahí es donde intervienen las plataformas virtuales, las cuales reciben distintos nombres, tales como "entornos virtuales de enseñanza y aprendizaje" o "entornos de aprendizajes integrados", "ambiente virtual de aprendizaje", "Sistemas de Gestión del Aprendizaje", "Sistema de Gestión de Curso", "Sistema de Gestión de Contenido para el Aprendizaje", "Ambientes de Aprendizaje Gestionado", "Sistema de Apoyo al Aprendizaje", "Plataforma de Aprendizaje"…, pero todos con significados semejantes como podemos ver a continuación en las opiniones de los diversos autores.

La Universidad de Valparaíso (2004) establece que "las plataformas virtuales permiten la creación y la gestión de cursos completos para la Web sin que sean necesarios conocimientos profundos de programación o de diseño gráfico".

En wikipedia se define como "un sistema de software diseñado para facilitar a profesores la gestión de cursos virtuales para sus estudiantes, especialmente ayudándolos en la administración y desarrollo del curso. El sistema puede seguir a menudo el progreso de los participantes, puede ser controlado por los profesores y los mismos estudiantes. Originalmente diseñados para el desarrollo de cursos a distancia, vienen siendo utilizados como suplementos para cursos presenciales."

Sebastián Díaz (2009) las define como "un entorno informático en el que nos encontramos con muchas herramientas agrupadas y optimizadas para fines docentes. Su función es permitir la creación y gestión de cursos completos para internet sin que sean necesarios conocimientos profundos de programación".

José Sánchez (2009) la define como "un amplio rango de aplicaciones informáticas instaladas en un servidor cuya función es la de facilitar al profesorado la creación, administración, gestión y distribución de cursos a través de Internet"

Sofía Victoria (2008) la define como "escenarios educativos diseñados de acuerdo a una metodología de acompañamiento a distancia" o "herramientas basadas en páginas Web para la organización e implementación de cursos en línea o para apoyar actividades educativas presenciales"

Susana Pardo (2009) define las plataformas virtuales como "una propuesta flexible, individualizada e interactiva, con el uso y combinación de diversos materiales, formatos y soportes de fácil e inmediata actualización".

En definitiva podemos determinar que las plataformas virtuales educativas son "programas informáticos que llevan integrado diversos recursos de hipertexto y que son configurados por el docente, en función a las necesidades de la formación, para establecer un intercambio de información y opinión con el discente, tanto de manera síncrona como asíncrona"

Entre las distintas plataformas educativas estandarizadas de uso gratuito disponibles en la red podemos encontrar Claroline, Moodle, Teleduc, Ilias, Ganesha, Fle3, Dokeos…

Entre otras plataformas virtuales no gratuitas que podemos encontrarnos podemos destacar WebCt, eCollege, Angel 5.5, FirstClass, Blackboard

Como podemos observar existen muchos tipos de plataformas educativas. Lo importante es saber seleccionarla en función a nuestras necesidades y de la organización que tengamos pensado para el proceso formativo. Pero no debemos de olvidar que las plataformas educativas deben de tener unas aplicaciones mínimas.

Según Sebastián Díaz (2009), las plataformas deben poseer unas aplicaciones mínimas, que se pueden agrupar en:

  • Herramientas de gestión de contenidos, que permiten al profesor poner a disposición del alumno información en forma de archivos (que pueden tener distintos formatos: pdf, xls, doc, txt, html…) organizados a través de distintos directorios y carpetas.
  • Herramientas de comunicación y colaboración, como foros de debate e intercambio de información, salas de chat, mensajería interna del curso con posibilidad de enviar mensajes individuales y/o grupales.
  • Herramientas de seguimiento y evaluación, como cuestionarios editables por el profesor para evaluación del alumno y de autoevaluación para los mismos, tareas, informes de la actividad de cada alumno, plantillas de calificación…
  • Herramientas de administración y asignación de permisos. Se hace generalmente mediante autentificación con nombre de usuario y contraseña para usuarios registrados.
  • Herramientas complementarias, como portafolio, bloc de notas, sistemas de búsquedas de contenidos del curso, foros …

Para este autor, toda plataforma virtual debe de tener unos requisitos mínimos para que se pueda llevar a cabo el proceso de enseñanza – aprendizaje. Entre los requisitos establece que una plataforma virtual debe permitir al profesor "colgar" todos los contenidos teóricos que considere oportuno, establecer una comunicación fluida y directa con el alumnado (y éste con el docente), llevarse a cabo una evaluación y un seguimiento del proceso educativo, establecer permisos de acceso dentro de la plataforma y tener elementos que favorezcan y den calidad al proceso de enseñanza on-line, como pueden ser los foros, chats, wiki,… Sin estos requisitos mínimos, una plataforma virtual no se puede considerar como tal.

Según José Sánchez (2009), las plataformas deben de poseer unas aplicaciones mínimas que se pueden agrupar en:

  • Herramientas de distribución de contenidos. Para el profesorado debe proveer un espacio en el que poner a disposición del alumnado información en forma de archivos (un repositorio de contenidos), que pueden tener distintos formatos (HTML, PDF, TXT, ODT, PNG...) y que se pueden organizar de forma jerarquizada (a través de carpetas/ directorios). Debe disponer de diversas formas de presentar contenidos e información: enlaces a archivos, a páginas Web, calendarios, etiquetas con diversos elementos (texto, imágenes estáticas y en movimiento...), FAQs, glosarios...
  • Herramientas de comunicación y colaboración síncronas y asíncronas para que los participantes de una actividad formativa puedan comunicarse y trabajar en común: foros de debate e intercambio de información, salas de Chat, mensajería interna del curso con posibilidad de enviar mensajes individuales y/o grupales, wikis, diarios, formación de grupos de trabajo dentro del grupo-clase...
  • Herramientas de seguimiento y evaluación, como cuestionarios editables por el profesorado para evaluación del alumnado y de autoevaluación para los mismos, tareas, reportes de la actividad de cada alumno o alumna, plantillas de calificación...
  • Herramientas de administración y asignación de permisos, que posibiliten asignar perfiles dentro de cada curso, controlar la inscripción y el acceso (esto generalmente se hace mediante autenticación con nombre de usuario y contraseña para usuarios registrados), etc. Estos procedimientos se pueden hacer a nivel de administrador, pero también a nivel de profesorado (por ejemplo activar o desactivar un curso, inscribir a usuarios del sistema como profesorado o alumnado del mismo, cierta personalización del entorno...).
  • Herramientas complementarias (portafolio, bloc de notas, sistemas de búsquedas de contenidos del curso y/o foros...) No estaría de más que la plataforma dispusiera de un portafolio, bloc de notas, sistemas de búsquedas de contenidos del curso y/o foros...

Como podemos observar, este autor establece los mismos apartados que Sebastián Díaz (2009), e incluso coincide en su totalidad con los puntos que este establece.

Por ello queda claro que las plataformas deben de tener herramientas de gestión, de comunicación, de evaluación, de administración y herramientas de hipertexto. Si en un software educativo faltase alguna de esta herramienta, no se podría considerar plataforma virtual.

Cierto es que en el mercado existen infinidad de plataformas virtuales, por lo que a la hora de elegir entre alguna de ellas, debemos de basarnos en una serie de aspectos.

Tal y como establece M González (2003) los aspectos más importantes a tener en cuenta en la elección de una plataforma son los siguientes:

  • Compatibilidad tecnológica y posibilidades de integración. Una plataforma debe ser lo más compatible posible con cualquier infraestructura informática. Por ello, no deberá presentar restricciones ni limitaciones en cuanto a sus posibilidades de adaptación con cualquier sistema operativo, base de datos, navegador de Internet, servidor web, etc.
  • Rapidez en el proceso de implantación. Un aspecto importante a considerar en la elección de una plataforma es el tiempo que vaya a requerir el proceso de implantación en una organización. De la misma forma, y como consecuencia del tiempo en la implantación, habrá que tener en cuenta el nivel de dependencia de un consultor que se deberá requerir.
  • Compatibilidad con los estándares internacionales. Hoy en día se impone la necesidad de tener en cuenta un aspecto novedoso, pero fundamental en la elección de una plataforma. Nos referimos a la posibilidad de que la plataforma en cuestión cumpla con los estándares internacionales AICC, IMS, SCORM, etc. El cumplimiento de dichos estándares garantizará la compatibilidad de dicha plataforma con contenidos, test u otros elementos que se puedan llegar a integrar en la misma por parte de otros proveedores o bien exportar desde nuestra plataforma a otros sistemas que, a su vez, cumplan las normas internacionales que para tal efecto se están definiendo en el sector de la formación on line.
  • Integración de herramientas de administración y gestión. Una plataforma debe contar con herramientas propias de administración y gestión de todos los recursos que en dicho sistema se integran. Entre las herramientas y funcionalidades más básicas y esenciales se encuentran los procesos de pre-inscripción e inscripción de los cursos, integración de sistemas de pago on line, la asignación de usuarios y perfiles de acceso, niveles de seguridad, creación de áreas formativas y cursos, creación de materiales, seguimientos de los accesos, control de tiempos, etc.
  • Desarrollo de contenidos y cursos. Una plataforma debe integrar las herramientas necesarias para construir un curso de formación on line. Dichas herramientas deben completarse con aquellas orientadas a la construcción del contenido en sí mismo. Para ello, se deberá contar tanto con herramientas propias de autor integradas en la propia plataforma, como aquellas que hagan posible la integración de contenidos realizados con otras herramientas de autor externas o contenidos en cualquier tipo de formato bien sea de vídeo, audio, word, PDF, power point, etc.
  • Integración de Herramientas de Comunicación. La interacción y la comunicación entre todos los usuarios de un sistema de formación on line debe estar garantizado a través de la integración de diferentes herramientas que faciliten la comunicación y la colaboración entre todos los usuarios. Dichas herramientas deben facilitar, tanto la comunicación asíncrona (foros, tablones, correo, listas, etc.), como la comunicación síncrona, (sistema de mensajería, chat, videoconferencia, etc.)
  • Herramientas de apoyo al seguimiento de un curso. Otro aspecto importante a tener en cuenta en la elección de una plataforma son aquellas herramientas que se presentan, tanto para el alumno como para el profesor, en el proceso de impartición de un curso on-line.

En fin, además de tener en cuenta lo que este autor nos recomienda, la plataforma que decidamos escoger debe de adaptarse a nosotros, a nuestros conocimientos y a nuestra manera de trabajar. Influye mucho el entorno de la plataforma y la organización de los módulos que nos pueden ofrecer (no es lo mismo utilizar WebCt que Moodle, su entorno y sus módulos son bastantes diferentes). Lo recomendable sería, sea cual sea la plataforma que elijamos, formarnos y especializarnos en una concreta, mirar en la web foros donde se comenten posibilidades y problemas posibles sobre la plataforma, ya que sin formación y sin un foro de opiniones, no podremos sacarle todo el partido en la plataforma educativa elegida, y por lo tanto, no podemos llevar a cabo un proceso de enseñanza – aprendizaje óptimo.

Pero claro, el uso de plataforma virtual, dentro del proceso educativo, al igual que el uso de cualquier otro recurso, conlleva una serie de ventajas e inconvenientes.

Según Wikipedia "entre las ventajas del e-learning podemos destacar:

  • Inmersión práctica en un entorno web 2.0.
  • Eliminación de barreras espaciales y temporales (desde su propia casa, en el trabajo, en un viaje a través de dispositivos móviles, etc.). Supone una gran ventaja para empresas distribuidas geográficamente.
  • Prácticas en entornos de simulación virtual, difíciles de conseguir en formación presencial, sin una gran inversión.
  • Gestión real del conocimiento: intercambio de ideas, opiniones, prácticas, experiencias. Enriquecimiento colectivo del proceso de aprendizaje sin límites geográficos.
  • Actualización constante de los contenidos (deducción lógica del punto anterior).
  • Reducción de costes (en la mayoría de los casos, a nivel metodológico y, siempre, en el aspecto logístico).
  • Permite una mayor conciliación de la vida familiar y laboral."

Wikipedia establece solamente ventajas respecto al e-learning, entre la que destaca principalmente el ahorro de costes en la puesta en práctica y mantenimiento de la plataforma, la conciliación de la vida familiar y laboral y la eliminación de barreras espaciales y temporales. Como podemos observar, tal y como la describe la web, es muy tentador decantarse por el e-learning.

Según establece Richard Mababu (2003) "las ventajas e inconvenientes de la teleformación son:

  • Ventajas
    • Familiaridad con las tecnologías. La teleformación permite familiarizarse o perfeccionar el uso de las nuevas tecnologías.
    • Flexibilidad en la gestión del tiempo. La teleformación permite que cada alumno elija libremente cuándo desea aprender según su disponibilidad diaria y horaria.
    • Flexibilidad geográfica. Los alumnos pueden acceder al curso desde cualquier lugar donde dispongan de un ordenador con conexión a Internet (desde su propia casa, su puesto de trabajo, una   biblioteca o un banco del parque al sol si cuentan con un ordenador portátil).
    • Participación. Al personalizar la formación, el formando interactúa más con el formador y/o con el tutor.
    • Teletutoría. Existe la figura del teletutor para acompañarle durante todo el proceso educativo
    • Adaptación al alumnado. La teleformación permite diseñar estructuras denominadas "multinivel" en las que el alumno decide, en función de su nivel de partida y objetivos, dónde empezar y hasta   dónde llegar,   marcando su propio ritmo de aprendizaje
    • Evaluación y certificación de conocimientos. Los cursos de teleformación pueden incluir evaluaciones intermedias para orientar a cada participante sobre su avance. Además, muchas instituciones formativas de reconocido prestigio ofrecen certificación oficial tras superar una prueba o examen final, homologando el título a los concedidos en cursos presenciales.
  • Inconvenientes.
    • Necesidad de disponer de herramientas tecnológicas. Como mínimo se ha de contar con un PC conectado a Internet o a una Intranet.
    • Exigencia de conocimientos informáticos. Al menos hay que tener nociones básicas de entorno Windows, navegación por   Internet y uso de correo electrónico.
    • Metodología de autoestudio. Se exige al alumno un mayor esfuerzo, mayor disciplina que en la formación   presencial
    • Falta de contacto directo con los compañeros. Puede provocar sensación de soledad y aislamiento, facilitando la desmotivación del alumno. Sin embargo, sí existe al menos la posibilidad de contacto telemático.
    • Falta de contacto directo con el profesor. Dificulta la comunicación con el tutor, ya que la interlocución telemática genera una pérdida de "feed-back": no se perciben las expresiones de los rostros, los gestos,   etc."

Para este autor, el e-learning presenta ventajas e inconvenientes. Dentro de las ventajas, el autor destaca que el uso de este tipo de enseñanza favorece el aprendizaje y el dominio de las nuevas tecnologías, además de permitir flexibilidad horaria, geográfica y del proceso de enseñanza – aprendizaje entre otros elementos.

Entre los inconvenientes destaca que sin ordenador y sin conocimiento informáticos no se puede llevar a cabo este proceso de enseñanza – aprendizaje. También determina que el e-learning conlleva una metodología de autoestudio, donde el alumno se marca sus propias pautas, y esto, en la sociedad donde vivimos, y debido al estilo de aprendizaje que nos ofertan las distintas etapas educativas, en donde las pautas de nuestro aprendizaje las marca el profesor en la asistencia diaria, puede suponer un gran hándicap, por ello, para inmiscuirnos en el e-learning requerimos previamente de un cambio de mentalidad.

Otro inconveniente que destaca este autor es la falta de contacto directo con el alumnado y con el profesor, donde prima la soledad y la falta de interacción cara a cara con todos los miembros de la comunidad educativa. Lo cierto es que hoy en día este aspecto se puede subsanar gracias a los chat, foro, videoconferencia…, o mediante el uso del b-learning.

Lo importante es saber complementar las ventajas e inconvenientes de la e-learning o b-learning y la plataforma de enseñanza virtual con el proceso de enseñanza – aprendizaje.

Para nuestra investigación nos hemos decantado por la plataforma Moodle, ya que es la que llevo años investigando y la que mejor conozco tanto a nivel técnico como a nivel práctico.

Según la página web de wikipedia, "Moodle es considerado como un sistema de gestión de cursos libres (course management system CMS) que ayuda a los educadores a crear comunidades de aprendizaje en línea."

Según su página web, "Moodle es un paquete de software para la creación de cursos y sitios Web basados en Internet. Es un proyecto en desarrollo diseñado para dar soporte a un marco de educación social constructivista."

Éste fue creado por Martin Dougiamas, quien era el administrador de WebCT en Éste fue creado por Martin Dougiamas, quien era el administrador de WebCT en la Universidad Tecnológica de Curtin, y se basó en las ideas del constructivismo en pedagogía que afirman que el conocimiento se construye en la mente del estudiante en lugar de ser transmitido sin cambios a partir de libros o enseñanzas. Un profesor que opera desde este punto de vista crea un ambiente centrado en el estudiante que le ayuda a construir ese conocimiento con base en sus habilidades y conocimientos propios en lugar de simplemente publicar y transmitir la información que se considera que los estudiantes deben de conocer.

La primera versión de la herramienta apareció el 20 de agosto de 2002, y a partir de ahí han aparecido nuevas versiones de forma regular. Hasta diciembre de 2006, la base de usuarios registrados incluye más de 19.000 sitios en todo el mundo y está traducido a más de 50 idiomas. El sitio más grande dice tener más de 170.000 estudiantes.

Si nos centramos en otros autores, tales como Jesús Baños, lo define desde dos perspectivas:

  • Un teórica, en la que consideraba a Moodle como una aplicación que pertenece al grupo de los Gestores de Contenidos Educativos (LMS, Learning Management Systems), también conocidos como Entornos de Aprendizaje Virtuales (VLE, Virtual Learning Managements), un subgrupo de los Gestores de Contenidos (CMS, Content Management Systems).
  • Otro más coloquial, en el que se considera a Moodle como una aplicación para crear y gestionar plataformas educativas, es decir, espacios donde un centro educativo, institución o empresa, gestiona recursos educativos proporcionados por unos docentes y organiza el acceso a esos recursos por los estudiantes, y además permite la comunicación entre todos los implicados (alumnado y profesorado)

Otras, como Yadhyra Rivero define Moodle como "un Ambiente Educativo Virtual, sistema de gestión de cursos, de distribución libre, que ayuda a los educadores a crear comunidades de aprendizaje en línea".

Es decir, podemos aventurarnos a definir Moodle como un gestor de cursos, el cual es una herramienta informática bastante potente como para reutilizarlo para otros menesteres, tales como gestionar el conocimiento de una institución o como banco de actividades.

¿Qué es lo que hace peculiar a Moodle?. En primer lugar es una plataforma que requiere de un nombre de usuario o clave para acceder, con determinados privilegios; o como invitado, pero sin grandes privilegios (habitualmente, no puedes acceder a todos los rincones de la plataforma).

No todos los usuarios tienen los mismos privilegios, eso dependerá del administrador del curso, el cual puede asignarnos un rol de los indicados a continuación:

  • Administrador.
  • Creador de cursos.
  • Profesor.
  • Profesor no editor.
  • Estudiante.

Cada uno con sus privilegios y limitaciones dentro de la plataforma Moodle.

Otro de los aspectos que hacen especial a Moodle es la estructura. Nada más acceder nos encontramos con las categorías y cursos disponibles dentro de la plataforma, algunos de ellos pueden ser de libre acceso y otros pueden requerir de clave de acceso.

Si nos introducimos dentro de cada curso, nos encontraremos con los temas, que se sitúan en la parte central de la pantalla, y los bloques, que se sitúan a los lados de la pantalla.

Podemos encontrarnos con infinidad de bloques, ya sean incluidos por la propia plataforma o los descargados de la página oficial de Moodle.

Los temas se caracterizan porque en ellos podemos incluir tanto recursos como actividades. Dentro de los recursos podemos encontrarnos:

  • Añadir una etiqueta.
  • Editar una página de texto.
  • Editar una página web.
  • Enlazar un archivo o una web.
  • Mostrar un directorio.
  • Desplegar un paquete de contenidos IMS.

Si nos centramos en las actividades, podemos incluir:

  • Base de datos.
  • Chat.
  • Consulta.
  • Cuestionario.
  • Encuesta.
  • Foro.
  • Glosario.
  • Lección.
  • SCORM.
  • Taller.
  • Tareas.
  • Wiki.

Desde la página oficial se pueden descargar tanto recursos como actividades creadas por distintos usuarios y con finalidades distintas a las que establece el programa por defecto.

Como hemos indicado anteriormente, Moodle es un gestor de cursos, y como tal, todas las actividades que se realicen en la plataforma se pueden evaluar, teniendo cada alumno una evaluación individualizada de cada una de las actividades realizadas en el mismo.

Finalmente, otras de las maravillas de este programa es la personalización de los usuarios que en él fluctúan, ya que un usuario puede colgar una foto, mostrar información personal, mandar mensajes a otros miembros de la plataforma, crear su propio blog,…, es decir, reúne todos los requisitos establecidos por J. Sánchez (2009) y M. González (2009).



 

Revista INTEFP

Marcadores Sociales

Facebook MySpace Twitter Delicious Google Bookmarks