Viernes, 19 Diciembre 2014
MONOGRÁFICO: El proceso de enseñanza-aprendizaje mediante el uso de plataformas virtuales en distintas etapas educativas PDF Imprimir Correo
SOFTWARE - Software educativo
Escrito por Antonio José Moreno Guerrero   
Domingo, 28 de Agosto de 2011 18:52
Indice del artículo
MONOGRÁFICO: El proceso de enseñanza-aprendizaje mediante el uso de plataformas virtuales en distintas etapas educativas
La World Wide Web y su implicación en la enseñanza.
E-learning y B-learning.
Plataformas virtuales.
Estudios sobre el uso de plataformas virtuales en distintas etapas educativas.
Fuentes bibliográfica, webgrafía, videografía, hemerografía.
Todas las páginas

image004

En este monográfico haremos unas referencias sobre la evolución de la World Wide Web, su influencia en la educación y la importancia de las nuevas tecnologías en el proceso de enseñanza–aprendizaje, para luego centrarnos en las plataformas virtuales, más concretamente en la plataforma Moodle, pasando a conocer a los PCPI para finalmente analizar y comparar los estudios realizados sobre la plataforma Moodle dentro del ámbito educativo y en nuestro campo de estudio.


La World Wide Web y su implicación en la enseñanza

Tal y como se define en wikipedia " la World Wide Web es un sistema de distribución de información basado en hipertexto o hipermedios enlazados y accesibles en Internet" o como Juan R. Pozo 2001 - 2003 lo define como el "documento de referencias cruzadas". Como podemos ver, es un sistema de intercambio de información mediante soporte informático en el que debe de haber implicado tanto un emisor como un receptor.

La World Wide Web es verdaderamente reciente, aunque las evoluciones en este campo hayan sido muy grandes, y cada día que pasa dicha evolución crezca a un ritmo vertiginoso.

La idea de la Web aparece por primera vez en los años 40, a través de una propuesta de Vannevar Bush, que se basaba en "un entramado de información distribuida con una interfaz operativa que permitía el acceso tanto a la misma como a otros artículos relevantes determinados por claves" (wikipedia). A este proyecto se le conoció con el nombre de Memex

En los años 60, Douglas Engelbart propuso el NSL (online System), basado en un entorno de trabajo con computadora que trabajaba con los documentos en modo multiventana, pudiéndose copiar objetos seleccionados de una ventana a otra.

En 1965 Ted Nelson propone por primera vez el término "hipertexto" en el artículo "A File Structure for the Complex, the Changing, and the Indeterminate", en el que se hace referencia a la interconexión de documentos electrónicos, que el mismo ideó.

Es en 1989 cuando es inventada la World Wide Web, aunque en un principio se le denominó "mesh" por Tim Berners-Lee. Este sistema consistía en un mecanismo de hipertexto para compartir información basado en Internet, concebido originalmente para servir como herramienta de comunicación entre los científicos nucleares del CERN; pero no es hasta 1990, mediante Robert Cailliau, quien publica una propuesta más formal sobre el término World Wide Web.

En 1991, mas concretamente el 6 de agosto, Berners-Lee, gracias a un pequeño resumen del proyecto World Wide Web al newsgroups, (son un medio de comunicación dentro del sistema Usenet en el cual los usuarios leen y envían mensajes textuales a distintos tablones distribuidos entre servidores con la posibilidad de enviar y contestar a los mensajes – wikipedia –) debuta de la Web como un servicio disponible públicamente en Internet.

Es importante saber que web o www no son sinónimo de Internet, la web es un subconjunto de Internet que consiste en páginas a las que se puede acceder usando un navegador. Internet es la red de redes donde reside toda la información. Tanto el correo electrónico, como FTP, juegos, las plataformas virtuales como Moodle... son parte de la World Wide Web, pero no de la Web.

No más tarde de 1991, el uso de Internet dentro de la escuela comenzó a coger forma y a ser muy influyente en la educación a nivel mundial. En 1996 durante el Congreso Internacional de Educadores y Eruditos, celebrado en San Juan (Puerto Rico), Rivera Porto señalaba que la influencia de las Tecnologías de la Información y Comunicación tiene una notable incidencia en distintas ramas dentro del sistema educativo, que se concretan en distintos ejes de cambio:

  • Cambio de énfasis de la enseñanza hacia el aprendizaje, ya que se facilita la salida del mismo entorno educativo, permitiendo acceder a otras vías y a otros medios de enseñanza.
  • Cambio del rol del maestro, el cual pasa de expositor a guía, y en última instancia a administrador de medios.
  • De los datos al conocimiento. Se pretende un cambio importante en las estrategias educativas, pasando de la memorización a la navegación de información y al uso de la misma (conocimiento), fomentándose así el aprendizaje significativo
  • Hacia una cultura "multimedia". Ya no solo pensamos, tenemos que leer algo para conocer sobre ese "algo", además podremos verlo, oírlo, tocarlo, y lo más importante, interactuar con él.
  • Interacción, se pasa de ser un ente pasivo que escucha al maestro y hacer ejercicios en la libreta, ya sea en clase o en la casa, a una forma de aprendizaje como actores partícipes de nuestro propio aprendizaje, siendo este activo, con opciones, permitiendo equivocarse y aprender de los errores de forma inmediata.
  • Desincronicación de la educación, ya que los niños podrán aprender en distintos momentos y en lugares diferentes.

Este autor nos da a entender que no nos debemos centrar única y exclusivamente en el aula como único espacio y medio para el proceso de aprendizaje, sino que se puede llevar al alumno a experiencias o a noticias que difícilmente conoceríamos encerrados en una clase con conexiones esporádicas con el exterior; aprendiendo a través de los distintos sentidos, viviendo acontecimientos en tiempo real en cualquier parte del mundo gracias al uso de las nuevas tecnologías.

Además, especifica que no debemos aprender "memorísticamente", sino significativamente, esto conlleva a memorizar lo realmente necesario para nuestra vida y a saber buscar y localizar la información que realmente nos haga falta en un momento determinado; aprendiendo lo realmente válido, utilizando la experiencias de lo vivido o sentido para adquirir conocimientos.

Este autor nos lleva a entender que el aprendizaje mediante el uso de las nuevas tecnologías nos permite conocer la opinión de distintos autores sobre un mismo tema; ampliando el campo de conocimientos que nos pueda ofrecer el maestro en la escuela, que por muy objetivo que pueda ser, siempre tratará de enseñarnos aquellas cosas que a su juicio sean las más correctas e idóneas.

Finalmente, podemos destacar que Rivera Porto incida en que el uso de las nuevas tecnologías en la enseñanza permite una comunicación asíncrona y sincronía, permitiendo a los alumnos establecerse su propio plan de estudios, en función a su tiempo y motivación; mientras que el papel del profesor cambia de "mero transmisor de conocimientos" a "organizador de conocimientos", siendo claro ejemplo de esto último el uso de plataformas virtuales de enseñanza para llevar a cabo el proceso de enseñanza – aprendizaje.

Además de las ventajas que este autor nos presenta, podemos destacar otras que Ricardo Fernández (1998) nos hace referencia en su artículo:

  • Internet dispone de grandes apartados dedicados a la educación, en los que podemos encontrar numerosas ideas, proyectos, contactos con otros profesionales de la educación de forma particular o a través de foros de discusión y debate, información sobre congresos, etc. Por lo tanto, es importante que las personas de la "Era de la información", no sólo aprendan a tener acceso a la información sino más importante, a manejar, analizar, criticar, verificar, y transformarla en conocimiento utilizable. Deben poder escoger lo que realmente es importante, dejando de lado lo que no lo es.
  • El correo electrónico es una herramienta de gran ayuda para el intercambio de experiencias entre educadores de distintos centros, salvando las fronteras que impone el espacio físico.
  • En Internet encontramos programas didácticos, con los que los alumnos podrán poner en práctica sus conocimientos en las más variadas áreas del saber, y además de una forma divertida, y en constante autoevaluación.
  • Con ayuda de Internet podemos participar nuestras propias experiencias al resto de la "comunidad virtual" disponiendo de espacios electrónicos en los que compartir todo tipo de materiales, este hecho convierte a este medio en una potente herramienta de comunicación y expresión de ideas.

A diferencia de Rivera Porto (1996), Ricardo Fernández (1998) se centra en las ventajas de Internet, de que destaca todos los recursos disponibles en él, la posibilidad de acceder a grandes cantidades de información del tema que realmente nosotros necesitemos, de intercambiar ideas, pensamientos, conocimientos con otras personas,…; en definitiva, considera la World Wide Web como un mundo llenos de ventajas para adquirir conocimientos y facilitar el proceso de enseñanza – aprendizaje.

Thayer (2004) sostiene que las TIC adquieren enormes implicaciones para todos los estudiantes de todas las disciplinas. Ponen el mundo al alcance de la mano y proporcionan un aprendizaje sin fronteras, sin límites. Además, Internet permite a los estudiantes trabajar en colaboración y de manera interactiva con otros estudiantes en aulas diseminadas por todo el mundo, contribuyendo así, a la integración de experiencias de aprendizaje y proporcionando un clima para descubrir y compartir nuevos conceptos e ideas, al mismo tiempo, que las aulas se convierten en centros de educación internacional, corroborando lo que Rivera (1996) y Fernández (1998) especifican sobre el uso de las nuevas tecnologías e Internet.

Otro autor, Marqués Graells (2004), menciona las siguientes ventajas de las nuevas tecnologías en la educación:

  • Es de alto interés y motivación para el estudiante
  • La interacción promueve una actividad intelectual.
  • Desarrolla la iniciativa.
  • La realimentación promueve el aprendizaje a partir de errores
  • Hay mayor comunicación entre los profesores y los alumnos, es un aprendizaje cooperativo
  • Hay alto grado de interdisciplinaridad.
  • Contribuye a la alfabetización informática
  • Desarrolla habilidades de búsqueda y selección de la información
  • Mejora las competencias de expresión y creatividad.
  • Permite el fácil acceso a mucha información y de todo tipo
  • Los programas informáticos permiten simular secuencias y fenómenos (físicos, químicos y sociales) que ayudan a comprenderlos mejor.

Como podemos ver, este autor se centra de lleno en el uso de las nuevas tecnologías dentro de la educación, estableciendo ventajas más específicas que otros autores que hemos estudiado, pero coincidiendo en algunas de ellas de las aportadas por estos mismos.

Mauro Cabrera y Lautaro Cupaiuoli establecen que respecto de la enseñanza formal, Internet puede ser útil de tres maneras: como apoyo a la enseñanza tradicional; b) Como complemento a ella; c) Como sustituto de la enseñanza escolarizada o presencial.

a)      Como apoyo a la enseñanza tradicional. Es la más utilizada. A Internet, especialmente en los países de mayor desarrollo económico y por lo tanto con más recursos informáticos, se le emplea fundamentalmente como una nueva biblioteca. Los alumnos, en el salón de clases, en sus casas o en las bibliotecas tradicionales, obtienen en línea información que antes buscaban en los libros de papel y tinta. Museos virtuales, libros digitalizados y especialmente información periodística, son fuentes de investigación para los estudiantes. En ese tipo de indagaciones, suele haber una limitación: la información que se solicita en un motor de búsqueda es tan específica, o especializada, que los alumnos no pasan por la experiencia que significa hojear un libro de papel y tinta, pagina por página.

b)      Como complemento de ella. Esto permite una actualización constante de conocimientos en las más variadas especialidades. Un arquitecto, un médico o un agrónomo, podrán hallar en la red sitios en los que no solo aparecen las novedades científicas y técnicas de cada disciplina, sino en los que además es posible intercambiar experiencias con otros profesionales en diversos sitios del mundo. Internet, abierta a todas las vertientes del conocimiento, propicia el intercambio interdisciplinario. Pero además, facilita la especialización del conocimiento.

c)      Como sustituto a la enseñanza escolarizada o presencial. Siendo ésta la más seductora y a la vez la más discutida. Esa educación a distancia, ¿les sirve a todos los estudiantes, o solo es útil en el caso de los adultos? Los pedagogos y especialistas en temas educativos, suelen tener opiniones muy variadas a ese respecto. Hay quienes consideran que la educación a distancia solo funciona con estudiantes con tal madurez, que no requieran de la disciplina que impone la presencia personal del docente. Otros, al contrario, sostienen que lo fundamental en el proceso de enseñanza-aprendizaje es el conocimiento que se va a transmitir, no los mecanismos para ello.

Estos autores nos presentan otra perspectiva de las ventajas de las nuevas tecnologías, estableciendo tres estudios del uso de la misma en la enseñanza: como apoyo a la enseñanza tradicional, como complementos de ella y como sustituto a la enseñanza escolarizada o presencial. Sobre la primera le hace referencia como un medio que permite llevar a cabo trabajos mandados por el profesor en casa. Esta filosofía se asemeja a la presentada en la LOGSE (1990) dentro de nuestro sistema educativo. La segunda establece que el uso de las nuevas tecnologías se complementa con la enseñanza, como un todo entre sí, donde la enseñanza requiere de las nuevas tecnologías para su desarrollo óptimo. Esta filosofía se asemeja a la establecida en la LOE (2006), en la cual se indica el uso de las nuevas tecnologías como parte íntegra del currículo. La tercera y última, es la que lleva a cabo instituciones como la UNED y en la que, personalmente, coincido con el autor, es la más seductora, además de ser la que mejor se adapta al estilo y proceso de aprendizaje del discente.

En definitiva, como podemos observar por la opinión de diversos autores, el uso de las tecnologías de la Información y la Comunicación fomenta un cambio en la perspectiva que teníamos hace poco más de dos décadas del modo y el método de enseñanza, de la forma de aprender por parte de los alumnos y de la manera de enseñar por parte del profesorado. Con las TIC, y más concretamente con el uso de la WWW se pretende un cambio en la mentalidad y en la adquisición de aprendizajes por parte de la sociedad, donde la capacidad de seleccionar información prime sobre la memorización; que todos sepamos donde localizar la información que realmente necesitamos, sin ser verdaderas enciclopedias que saben de todo; de ser nosotros mismo los pioneros de nuestros aprendizajes, pudiendo seleccionar la información que más se asemeje a nuestra forma de pensar; de comparar los conocimientos adquiridos por otros autores en estudios de diversos temas; organizando nuestro proceso de enseñanza – aprendizaje a nuestra forma de aprender, de nuestro horario y de nuestro mejor momento de motivación,…, es decir, de ampliar las posibilidades ofrecidas en los procesos de enseñanza – aprendizaje.

Esta perspectiva que se abre en la sociedad del conocimiento gracias a las nuevas tecnologías, permite el aprendizaje a toda la sociedad, sin ningún tipo de discriminación, ofertándole y ofreciéndole los medios adecuados para el aprendizaje.

Además, no debemos de olvidar que esta nueva etapa que se está abriendo actualmente en nuestra sociedad, permite el acceso a la formación a personas que antes, por diversas circunstancias (familiares, laborales,…) no podían asistir, además de que la enseñanza se adapte a las necesidades y momentos de inspiración y concentración de cada uno y no la adaptación de las personas al sistema educativo (que no siempre es el adecuado a cada persona).

Por ello, todas estas opiniones de diversos autores quedan reflejadas en nuestro sistema educativo con la nueva ley educativa, LOE (2006), donde se empieza a tener una perspectiva diferente de la utilización de las tecnologías de la información y comunicación dentro de la educación, ya que este término se usa por primera vez en el currículo a través de las competencias básicas, pasándose así del uso de las nuevas tecnologías como un recurso (LOGSE – 1990 –), a un elemento que forma parte del currículo.

La competencia básica del tratamiento de la información y competencia digital se empieza a desarrollar con claridad en la orden ECI/2211/2007, de 12 de julio, por la que se establece el currículo y se regula la ordenación de la Educación Primaria. En esta orden se establece que "esta competencia consiste en disponer de habilidades para buscar, obtener, procesar y comunicar información, y para transformarla en conocimiento. Incorpora diferentes habilidades, que van desde el acceso a la información hasta su transmisión en distintos soportes una vez tratada, incluyendo la utilización de las tecnologías de la información y la comunicación como elementos esencial para informarse, aprender y comunicarse.

La competencia digital comporta hacer uso habitual de los recursos tecnológicos disponibles para resolver problemas reales de modo eficiente. Al mismo tiempo, posibilita evaluar y seleccionar nuevas fuentes de información e innovaciones tecnológicas a medida que van apareciendo, en función de su utilidad para cometer tareas u objetivos específicos.

El tratamiento de la información y la competencia digital implican ser una persona autónoma, eficaz, responsable, crítica y reflexiva al seleccionar, tratar y utilizar la información y sus fuentes, así como las distintas herramientas tecnológicas; también tener una actitud crítica y reflexiva en la valoración de la información disponible, contrastándola cuando es necesario, y respetar las normas de conducta acordadas socialmente para regular el uso de la información y sus fuentes en los distintos soportes"

Dentro del Real Decreto 1630/2006, de 29 de diciembre, por el que se establecen las enseñanzas mínimas del segundo ciclo de educación infantil, en su artículo 5, se establece, entre otras cosas, que en el segundo ciclo de educación infantil se realizará una aproximación a la tecnología de la información y comunicación.

Como podemos observar el desarrollo de las Tecnología de la Información y la Comunicación es tal que 30 años después desde su puesta en marcha para la sociedad es incluido ya en los sistemas educativos como algo esencial formando parte de la educación de los alumnos, ya que hoy en día el uso de las nuevas tecnologías se aplica desde que nos levantamos hasta que nos acostamos.

 


E-learning y B-learning.

Parte de los estudios que están oficializados en nuestro país, y en parte del mundo se llevan a cabo a través de las nuevas tecnologías, y más concretamente en el uso de plataformas virtuales. Muchos ciclos de Formación Profesional, asignaturas de Universidad, Escuela oficial de Idiomas a través del programa de estudios Lingüísticos del Instituto Cervantes, Centros de formación, Institutos de Educación Secundaria, Centros de Educación Infantil y Primaria, Centros de Profesores y Recursos,… todos ellos, hoy en día trabajan y llevan cabo cursos de formación mediante el uso de plataformas virtuales.

La formación virtual, o el e-Learning, o el aprendizaje electrónico,…, tienen diversos nombres, pero todo se refiere a lo mismo, a la formación a través del uso de las nuevas tecnologías.

El Centro de Formación Permanente (CFP) de la Universidad de Sevilla define la formación virtual o el e-Learning como "Procesos de enseñanza-aprendizaje que se llevan a cabo a través de Internet, caracterizados por una separación física entre profesorado y estudiantes, pero con el predominio de una comunicación tanto síncrona como asíncrona, a través de la cual se lleva a cabo una interacción didáctica continuada. Además, el alumno pasa a ser el centro de la formación, al tener que autogestionar su aprendizaje, con ayuda de tutores y compañeros.".

Wikipedia define el e-learning o aprendizaje electrónico como "la educación a distancia completamente virtualizada a través de los nuevos canales electrónicos (las nuevas redes de comunicación, en especial Internet), utilizando para ello herramientas o aplicaciones de hipertexto (correo electrónico, páginas web, foros de discusión, mensajería instantánea, plataformas de formación -que aúnan varios de los anteriores ejemplos de aplicaciones-, etc.) como soporte de los procesos de enseñanza-aprendizaje."

Rosenberg (2001) lo define como: "el uso de tecnologías Internet para la entrega de un amplio rango de soluciones que mejoran el conocimiento y el rendimiento. Está basado en tres criterios fundamentales: 1. El e-learning trabaja en red, lo que lo hace capaz de ser instantáneamente actualizado, almacenado, recuperado, distribuido y permite compartir instrucción o información. 2. Es entregado al usuario final a través del uso de ordenadores utilizando tecnología estándar de Internet. 3. Se enfoca en la visión más amplia del aprendizaje que van más allá de los paradigmas tradicionales de capacitación"

F. J. García (2005) lo define como "capacitación no presencial que, a través de plataformas tecnológicas, posibilita y flexibiliza el acceso y el tiempo en el proceso de enseñanza-aprendizaje, adecuándolos a las habilidades, necesidades y disponibilidades de cada discente, además de garantizar ambientes de aprendizaje colaborativos mediante el uso de herramientas de comunicación síncrona y asíncrona, potenciando en suma el proceso de gestión basado en competencias"

Analizando todas las definiciones, podemos observar que en todas ellas se utilizan palabras claves como "uso de nuevas tecnologías", "enseñanza no presencial", "conexión on-line", "herramientas de hipertexto", "comunicación síncrona o asíncrona" y "flexibilidad formativa".

Por ello, podemos establecer nuestra propia definición, indicando que la formación virtual es "el proceso de formación que requiere de equipamiento informático y de conexión a la World Wide Web, utilizando herramientas de hipertexto que se facilita en ésta, posibilitando la flexibilidad en el proceso educativo mediante la comunicación síncrona y asíncrona, adaptándose a la disponibilidad y las necesidades del discente en su formación".

Este nuevo proceso de enseñanza y aprendizaje presenta una serie de características, que lo hacen distintos de otros procesos de enseñanza – aprendizaje.

Según establece Richard Mababu (2003) las características de la teleformación pueden resumirse de la manera siguiente:

  • Separación física entre profesor y alumno, ubicados en sitios geográficamente distintos.
  • Uso de soporte tecnológico para asegurar la comunicación entre profesor y alumno.
  • Existencia de comunicación bilateral (síncrona y/o asíncrona) de manera que se establezca retroalimentación entre profesor y alumno.
  • La formación personalizada está garantizada.
  • Posibilidad de incorporación de los avances tecnológicos y su uso sistemático en el proceso de teleformación

Este autor establece características muy específicas sobre el e-learning, destacando la separación física existente ente docente y discente, pero conectados estos a través de la red en una comunicación continuada, ya sea en tiempo real (síncrona) o en momentos distintos (asíncrona), siendo necesario el soporte tecnológico por ambas partes.

El Centro de Formación Permanente (CFP) de la Universidad de Sevilla establece como las características más destacadas del e-Learning:

  • Desaparecen las barreras espacio-temporales. Los estudiantes pueden realizar un curso en su casa o lugar de trabajo, estando accesibles los contenidos cualquier día a cualquier hora. Pudiendo de esta forma optimizar al máximo el tiempo dedicado a la formación.
  • Formación flexible. La diversidad de métodos y recursos empleados, facilita el que nos podamos adaptar a las características y necesidades de los estudiantes.
  • El alumno es el centro de los procesos de enseñanza-aprendizaje y participa de manera activa en la construcción de sus conocimientos, teniendo capacidad para decidir el itinerario formativo más acorde con sus intereses.
  • El profesor, pasa de ser un mero transmisor de contenidos a un tutor que orienta, guía, ayuda y facilita los procesos formativos.
  • Contenidos actualizados. Las novedades y recursos relacionados con el tema de estudio se pueden introducir de manera rápida en los contenidos, de forma que las enseñanzas estén totalmente actualizadas.
  • Comunicación constante entre los participantes, gracias a las herramientas que incorporan las plataformas e-Learning (foros, chat, correo-e, etc.).

Así pues, el Centro de Formación Permanente de la Universidad de Sevilla, destaca la eliminación de las barreras espacio – temporales, ya que el alumno se puede formar en el lugar y momento que considere oportuno, lo que conlleva una formación flexible y ser el centro de toda formación, donde la enseñanza se adapta al alumno, no el alumno a la enseñanza, llegando a la tan difícil "enseñanza individualizada".

También destaca dicho centro el cambio de metodología por parte del profesor, que facilitará y tendrá actualizado los contenidos de manera más rápida y eficaz, estableciendo una comunicación constante con los alumnos gracias a las distintas herramientas de hipertexto.

R. Martínez y J. M. Mayordomo (2000) establecen que la teleformación combina diversos elementos que pueden aparecer en mayor o menor medida. Entre ellos están los siguientes:

  • Interactividad horizontal (entre formando) y vertical (entre formando y formadores) mediante herramientas telemáticas.
  • Empleo de materiales multimedia e hipermedia.
  • Cambio del papel del formador (de transmisor de conocimientos a guía y dinamizador del proceso de aprendizaje).
  • Cambio del papel del formando (de receptor pasivo a protagonista activo y absoluto de su proceso formativo).
  • No presencialidad.

Estos autores establecen que las características que ellos destacan pueden darse en distinto grado de intensidad, aunque como anteriores autores destacan el uso de herramientas telemáticas, herramientas de hipertexto, cambio del papel formador – formado y la no presencialidad.

En definitiva, nosotros podemos determinar, después de analizar las distintas opiniones de diversos autores, las siguientes características del e-learning:

  • Uso de soporte informático. Sin equipo informático no se podría llevar a cabo este tipo de enseñanza.
  • Conexión on-line a través de la World Wide Web. Si el equipo informático que tenemos no dispone de conexión a la web, tampoco se podría llevar a cabo este tipo de formación.
  • Formación flexible por parte del discente. El propio alumno es el que se organiza sus estudios, en función a sus necesidades, disponibilidad y motivación.
  • Uso de herramientas de hipertexto para establecer una comunicación síncrona – asíncrona entre docente y discente, para la elaboración y análisis de contenidos educativos.
  • El alumno no asiste a clases presenciales. El alumno puede formarse desde la casa o desde cualquier otro lugar.

Otra modalidad diferente es el "b-learning tiene muchas nomenclaturas, tales como "blended – learning", "aprendizaje mixto", "formación combinada", etc., pero todas se basan en un proceso educativo específico.

Según Wikipedia "El b-Learning (formación combinada, del inglés blended learning) consiste en un proceso docente semipresencial; esto significa que un curso dictado en este formato incluirá tanto clases presenciales como actividades de e-learning.

Este modelo de formación hace uso de las ventajas de la formación 100% on-line y la formación presencial, combinándolas en un solo tipo de formación que agiliza la labor tanto del formador como del alumno. El diseño instruccional del programa académico para el que se ha decidido adoptar una modalidad b-Learning deberá incluir tanto actividades on-line como presenciales, pedagógicamente estructuradas, de modo que se facilite lograr el aprendizaje buscado y se asegure el logro de las competencias de los alumnos."

Según Bartolomé (2004) "El término blended learning, se puede traducir al castellano como Aprendizaje Mezclado, sigue una tendencia con una marcada raíz procedente del campo de la psicología escolar en la que destaca el término aprendizaje como contrapuesto al de enseñanza".

J.C. González (2006) establece que "En B-learning el formador asume de nuevo su rol tradicional, pero usa en beneficio propio el material didáctico que la informática e Internet le proporcionan, para ejercer su labor en dos frentes: como tutor on-line (tutorías a distancia) y como educador tradicional (cursos presenciales). La forma en que combine ambas estrategias depende de las necesidades específicas de ese curso, dotando así a la formación online de una gran flexibilidad."

P. Acosta (2009) determina que "que el termino blended learning apareció en 2002, que se traduce literalmente como aprendizaje mixto, es decir, esta modalidad pretende utilizar dos estrategias, la presencial y la virtual, por lo tanto, seleccionar lo mejor de las dos".

Como podemos observar, todos estos autores coinciden en que el b-learning se trata de un proceso de enseñanza mixta, que utiliza plataformas virtuales de enseñanza en el aula clase, mezclándose así la enseñanza presencial y las nuevas tecnologías.

Para wikipedia, el b-learning establece como ventajas

  • las que se atribuyen al e-learning: trabajo autónomo del alumno, la reducción de costes, acarreados habitualmente por el desplazamiento, alojamiento, etc., la eliminación de barreras espaciales y la flexibilidad temporal, ya que para llevar a cabo gran parte de las actividades del curso no es necesario que todos los participantes coincidan en un mismo lugar y tiempo.
  • y las de la formación presencial: aplicación de los conocimientos, interacción física, lo cual tiene una incidencia notable en la motivación de los participantes, facilita el establecimiento de vínculos, y ofrece la posibilidad de realizar actividades algo más complicadas de realizar de manera puramente virtual.

Según establecen D. Hernández y A. M. Sandoval, "el blended learning tiene sus ventajas y sus inconvenientes".

Entre las ventajas destacan que "los autores consultados (Ciberaula, s.f.; Felipe, 2006; Nanfor, s.f.; Universia, s.f.) varían mucho sus posiciones al respecto, pero mantienen ciertas líneas de opinión similares. Entre estas destacan las siguientes:

  • El docente puede utilizar el material didáctico disponible en Internet tanto para sus clases presenciales como para la labor que realiza en línea. Además, puede combinar las dos estrategias para el trabajo con el mismo material, permitiéndole fomentar la retroalimentación.
  • Se reducen los costos de transporte, alojamiento y alimentación que conlleva la educación presencial tanto para estudiantes como para docentes.
  • Se eliminan las barreras espaciales, pues todos acceden a la información por los mismos medios y con la misma facilidad.
  • Existe flexibilidad en la disposición de tiempo tanto de los estudiantes como de los docentes, pues no es preciso que todos los involucrados en el proceso coincidan en tiempo para llevar a cabo la parte en línea del proceso.
  • No es necesario que los docentes y los estudiantes coincidan en el mismo espacio o lugar para llevar a cabo algunas partes del proceso educativo.
  • No se pierde interacción física, pues las sesiones presenciales motivan el establecimiento de vínculos entre los participantes.
  • Obliga a los participantes a ser claros con los demás al definir sus intenciones, formas de trabajo y otros detalles que le permitirán desarrollar los trabajos solicitados.
  • Los materiales de estudio pueden variar en su presentación, pueden contener videos, imágenes, sonidos, interacciones u otros recursos. Esto favorece a los estudiantes con distintos estilos de aprendizaje."

Mientras que "entre las desventajas más señaladas de este tipo de aprendizaje (Aguilar, 2006; Learning Review Latinoamérica, 2007), se indican las siguientes:

  • La brecha entre las generaciones que son potenciales estudiantes y docentes del Blended Learning dificulta que todos participen en este tipo de aprendizaje; pues parte de la población no está suficientemente familiarizada con la tecnología.
  • Algunos estudiantes no cuentan con el equipo necesario o las conexiones adecuadas para estudiar de esta manera.
  • Muchos estudiantes acostumbrados al estudio en la modalidad presencial se sienten desmotivados por sentir que no forman parte de un grupo.
  • No todos los posibles estudiantes de este sistema tienen las habilidades de lecto – escritura o de organización de trabajo necesarias para aprender por estos medios.
  • Suele enfatizarse más el uso de la tecnología que el contenido, si esto sucede el objetivo de aprendizaje no se cumple a cabalidad.
  • La implementación del aprendizaje colaborativo, y la correspondiente interacción social entre los miembros de un grupo, puede llevar a los estudiantes a percibir informalidad en el proceso."

Para L.D. Bello (2007) "las ventajas reconocidas del b-learning son las siguientes:

  • Flexibilidad: El permitir actividades asincrónicas, posibilita que el estudiante avance a su ritmo, lea y relea los contenidos colocados en la plataforma, de tal forma que sea él quien defina cuando está listo para apropiarse de otros contenidos.
  • Movilidad: Se eliminan las barreras territoriales y de tiempo.
  • Ampliación de cobertura: Como consecuencia de lo anterior, se puede llegar y atender un mayor número de estudiantes.
  • Eficacia: dado que es el mismo estudiante quien dirige su aprendizaje, es predecible que ese aprendizaje sea significativo.
  • Ahorro en costos: al disminuir la presencialidad, se optimiza el uso del tiempo y se disminuye el costo de los desplazamientos, aún teniendo que pagar los costos de conexión a la red.
  • Diversidad de presentación de contenidos: dado la posibilidad de "colgar" información diversa en la plataforma, permite que los estudiantes se apropien del conocimiento según sus propias preferencias, es decir, leyendo (presentaciones y documentos), viendo (videos) y haciendo (simulaciones).
  • La información y actividades diseñadas en la plataforma son fácilmente actualizables.
  • Interacción: Si bien las plataformas educativas tienen herramientas de comunicación bien definida (chat, foros) y con bondades reconocidas, también es cierto que en algunas oportunidades es necesario interactuar con los tutores de manera presencial, esta modalidad permite lograr ese objetivo."

Todos los autores coinciden en las ventajas sobre el b-learning, las cuales coinciden en su mayoría con las analizadas el e-learning, con la gran diferencia de la presencialidad entre ambas.

 

Plataformas virtuales.

Pero la teleformación (e-learning) o la formación semipresencial (b-learning) requieren de programas que puedan llevar a cabo dicha tarea, ahí es donde intervienen las plataformas virtuales, las cuales reciben distintos nombres, tales como "entornos virtuales de enseñanza y aprendizaje" o "entornos de aprendizajes integrados", "ambiente virtual de aprendizaje", "Sistemas de Gestión del Aprendizaje", "Sistema de Gestión de Curso", "Sistema de Gestión de Contenido para el Aprendizaje", "Ambientes de Aprendizaje Gestionado", "Sistema de Apoyo al Aprendizaje", "Plataforma de Aprendizaje"…, pero todos con significados semejantes como podemos ver a continuación en las opiniones de los diversos autores.

La Universidad de Valparaíso (2004) establece que "las plataformas virtuales permiten la creación y la gestión de cursos completos para la Web sin que sean necesarios conocimientos profundos de programación o de diseño gráfico".

En wikipedia se define como "un sistema de software diseñado para facilitar a profesores la gestión de cursos virtuales para sus estudiantes, especialmente ayudándolos en la administración y desarrollo del curso. El sistema puede seguir a menudo el progreso de los participantes, puede ser controlado por los profesores y los mismos estudiantes. Originalmente diseñados para el desarrollo de cursos a distancia, vienen siendo utilizados como suplementos para cursos presenciales."

Sebastián Díaz (2009) las define como "un entorno informático en el que nos encontramos con muchas herramientas agrupadas y optimizadas para fines docentes. Su función es permitir la creación y gestión de cursos completos para internet sin que sean necesarios conocimientos profundos de programación".

José Sánchez (2009) la define como "un amplio rango de aplicaciones informáticas instaladas en un servidor cuya función es la de facilitar al profesorado la creación, administración, gestión y distribución de cursos a través de Internet"

Sofía Victoria (2008) la define como "escenarios educativos diseñados de acuerdo a una metodología de acompañamiento a distancia" o "herramientas basadas en páginas Web para la organización e implementación de cursos en línea o para apoyar actividades educativas presenciales"

Susana Pardo (2009) define las plataformas virtuales como "una propuesta flexible, individualizada e interactiva, con el uso y combinación de diversos materiales, formatos y soportes de fácil e inmediata actualización".

En definitiva podemos determinar que las plataformas virtuales educativas son "programas informáticos que llevan integrado diversos recursos de hipertexto y que son configurados por el docente, en función a las necesidades de la formación, para establecer un intercambio de información y opinión con el discente, tanto de manera síncrona como asíncrona"

Entre las distintas plataformas educativas estandarizadas de uso gratuito disponibles en la red podemos encontrar Claroline, Moodle, Teleduc, Ilias, Ganesha, Fle3, Dokeos…

Entre otras plataformas virtuales no gratuitas que podemos encontrarnos podemos destacar WebCt, eCollege, Angel 5.5, FirstClass, Blackboard

Como podemos observar existen muchos tipos de plataformas educativas. Lo importante es saber seleccionarla en función a nuestras necesidades y de la organización que tengamos pensado para el proceso formativo. Pero no debemos de olvidar que las plataformas educativas deben de tener unas aplicaciones mínimas.

Según Sebastián Díaz (2009), las plataformas deben poseer unas aplicaciones mínimas, que se pueden agrupar en:

  • Herramientas de gestión de contenidos, que permiten al profesor poner a disposición del alumno información en forma de archivos (que pueden tener distintos formatos: pdf, xls, doc, txt, html…) organizados a través de distintos directorios y carpetas.
  • Herramientas de comunicación y colaboración, como foros de debate e intercambio de información, salas de chat, mensajería interna del curso con posibilidad de enviar mensajes individuales y/o grupales.
  • Herramientas de seguimiento y evaluación, como cuestionarios editables por el profesor para evaluación del alumno y de autoevaluación para los mismos, tareas, informes de la actividad de cada alumno, plantillas de calificación…
  • Herramientas de administración y asignación de permisos. Se hace generalmente mediante autentificación con nombre de usuario y contraseña para usuarios registrados.
  • Herramientas complementarias, como portafolio, bloc de notas, sistemas de búsquedas de contenidos del curso, foros …

Para este autor, toda plataforma virtual debe de tener unos requisitos mínimos para que se pueda llevar a cabo el proceso de enseñanza – aprendizaje. Entre los requisitos establece que una plataforma virtual debe permitir al profesor "colgar" todos los contenidos teóricos que considere oportuno, establecer una comunicación fluida y directa con el alumnado (y éste con el docente), llevarse a cabo una evaluación y un seguimiento del proceso educativo, establecer permisos de acceso dentro de la plataforma y tener elementos que favorezcan y den calidad al proceso de enseñanza on-line, como pueden ser los foros, chats, wiki,… Sin estos requisitos mínimos, una plataforma virtual no se puede considerar como tal.

Según José Sánchez (2009), las plataformas deben de poseer unas aplicaciones mínimas que se pueden agrupar en:

  • Herramientas de distribución de contenidos. Para el profesorado debe proveer un espacio en el que poner a disposición del alumnado información en forma de archivos (un repositorio de contenidos), que pueden tener distintos formatos (HTML, PDF, TXT, ODT, PNG...) y que se pueden organizar de forma jerarquizada (a través de carpetas/ directorios). Debe disponer de diversas formas de presentar contenidos e información: enlaces a archivos, a páginas Web, calendarios, etiquetas con diversos elementos (texto, imágenes estáticas y en movimiento...), FAQs, glosarios...
  • Herramientas de comunicación y colaboración síncronas y asíncronas para que los participantes de una actividad formativa puedan comunicarse y trabajar en común: foros de debate e intercambio de información, salas de Chat, mensajería interna del curso con posibilidad de enviar mensajes individuales y/o grupales, wikis, diarios, formación de grupos de trabajo dentro del grupo-clase...
  • Herramientas de seguimiento y evaluación, como cuestionarios editables por el profesorado para evaluación del alumnado y de autoevaluación para los mismos, tareas, reportes de la actividad de cada alumno o alumna, plantillas de calificación...
  • Herramientas de administración y asignación de permisos, que posibiliten asignar perfiles dentro de cada curso, controlar la inscripción y el acceso (esto generalmente se hace mediante autenticación con nombre de usuario y contraseña para usuarios registrados), etc. Estos procedimientos se pueden hacer a nivel de administrador, pero también a nivel de profesorado (por ejemplo activar o desactivar un curso, inscribir a usuarios del sistema como profesorado o alumnado del mismo, cierta personalización del entorno...).
  • Herramientas complementarias (portafolio, bloc de notas, sistemas de búsquedas de contenidos del curso y/o foros...) No estaría de más que la plataforma dispusiera de un portafolio, bloc de notas, sistemas de búsquedas de contenidos del curso y/o foros...

Como podemos observar, este autor establece los mismos apartados que Sebastián Díaz (2009), e incluso coincide en su totalidad con los puntos que este establece.

Por ello queda claro que las plataformas deben de tener herramientas de gestión, de comunicación, de evaluación, de administración y herramientas de hipertexto. Si en un software educativo faltase alguna de esta herramienta, no se podría considerar plataforma virtual.

Cierto es que en el mercado existen infinidad de plataformas virtuales, por lo que a la hora de elegir entre alguna de ellas, debemos de basarnos en una serie de aspectos.

Tal y como establece M González (2003) los aspectos más importantes a tener en cuenta en la elección de una plataforma son los siguientes:

  • Compatibilidad tecnológica y posibilidades de integración. Una plataforma debe ser lo más compatible posible con cualquier infraestructura informática. Por ello, no deberá presentar restricciones ni limitaciones en cuanto a sus posibilidades de adaptación con cualquier sistema operativo, base de datos, navegador de Internet, servidor web, etc.
  • Rapidez en el proceso de implantación. Un aspecto importante a considerar en la elección de una plataforma es el tiempo que vaya a requerir el proceso de implantación en una organización. De la misma forma, y como consecuencia del tiempo en la implantación, habrá que tener en cuenta el nivel de dependencia de un consultor que se deberá requerir.
  • Compatibilidad con los estándares internacionales. Hoy en día se impone la necesidad de tener en cuenta un aspecto novedoso, pero fundamental en la elección de una plataforma. Nos referimos a la posibilidad de que la plataforma en cuestión cumpla con los estándares internacionales AICC, IMS, SCORM, etc. El cumplimiento de dichos estándares garantizará la compatibilidad de dicha plataforma con contenidos, test u otros elementos que se puedan llegar a integrar en la misma por parte de otros proveedores o bien exportar desde nuestra plataforma a otros sistemas que, a su vez, cumplan las normas internacionales que para tal efecto se están definiendo en el sector de la formación on line.
  • Integración de herramientas de administración y gestión. Una plataforma debe contar con herramientas propias de administración y gestión de todos los recursos que en dicho sistema se integran. Entre las herramientas y funcionalidades más básicas y esenciales se encuentran los procesos de pre-inscripción e inscripción de los cursos, integración de sistemas de pago on line, la asignación de usuarios y perfiles de acceso, niveles de seguridad, creación de áreas formativas y cursos, creación de materiales, seguimientos de los accesos, control de tiempos, etc.
  • Desarrollo de contenidos y cursos. Una plataforma debe integrar las herramientas necesarias para construir un curso de formación on line. Dichas herramientas deben completarse con aquellas orientadas a la construcción del contenido en sí mismo. Para ello, se deberá contar tanto con herramientas propias de autor integradas en la propia plataforma, como aquellas que hagan posible la integración de contenidos realizados con otras herramientas de autor externas o contenidos en cualquier tipo de formato bien sea de vídeo, audio, word, PDF, power point, etc.
  • Integración de Herramientas de Comunicación. La interacción y la comunicación entre todos los usuarios de un sistema de formación on line debe estar garantizado a través de la integración de diferentes herramientas que faciliten la comunicación y la colaboración entre todos los usuarios. Dichas herramientas deben facilitar, tanto la comunicación asíncrona (foros, tablones, correo, listas, etc.), como la comunicación síncrona, (sistema de mensajería, chat, videoconferencia, etc.)
  • Herramientas de apoyo al seguimiento de un curso. Otro aspecto importante a tener en cuenta en la elección de una plataforma son aquellas herramientas que se presentan, tanto para el alumno como para el profesor, en el proceso de impartición de un curso on-line.

En fin, además de tener en cuenta lo que este autor nos recomienda, la plataforma que decidamos escoger debe de adaptarse a nosotros, a nuestros conocimientos y a nuestra manera de trabajar. Influye mucho el entorno de la plataforma y la organización de los módulos que nos pueden ofrecer (no es lo mismo utilizar WebCt que Moodle, su entorno y sus módulos son bastantes diferentes). Lo recomendable sería, sea cual sea la plataforma que elijamos, formarnos y especializarnos en una concreta, mirar en la web foros donde se comenten posibilidades y problemas posibles sobre la plataforma, ya que sin formación y sin un foro de opiniones, no podremos sacarle todo el partido en la plataforma educativa elegida, y por lo tanto, no podemos llevar a cabo un proceso de enseñanza – aprendizaje óptimo.

Pero claro, el uso de plataforma virtual, dentro del proceso educativo, al igual que el uso de cualquier otro recurso, conlleva una serie de ventajas e inconvenientes.

Según Wikipedia "entre las ventajas del e-learning podemos destacar:

  • Inmersión práctica en un entorno web 2.0.
  • Eliminación de barreras espaciales y temporales (desde su propia casa, en el trabajo, en un viaje a través de dispositivos móviles, etc.). Supone una gran ventaja para empresas distribuidas geográficamente.
  • Prácticas en entornos de simulación virtual, difíciles de conseguir en formación presencial, sin una gran inversión.
  • Gestión real del conocimiento: intercambio de ideas, opiniones, prácticas, experiencias. Enriquecimiento colectivo del proceso de aprendizaje sin límites geográficos.
  • Actualización constante de los contenidos (deducción lógica del punto anterior).
  • Reducción de costes (en la mayoría de los casos, a nivel metodológico y, siempre, en el aspecto logístico).
  • Permite una mayor conciliación de la vida familiar y laboral."

Wikipedia establece solamente ventajas respecto al e-learning, entre la que destaca principalmente el ahorro de costes en la puesta en práctica y mantenimiento de la plataforma, la conciliación de la vida familiar y laboral y la eliminación de barreras espaciales y temporales. Como podemos observar, tal y como la describe la web, es muy tentador decantarse por el e-learning.

Según establece Richard Mababu (2003) "las ventajas e inconvenientes de la teleformación son:

  • Ventajas
    • Familiaridad con las tecnologías. La teleformación permite familiarizarse o perfeccionar el uso de las nuevas tecnologías.
    • Flexibilidad en la gestión del tiempo. La teleformación permite que cada alumno elija libremente cuándo desea aprender según su disponibilidad diaria y horaria.
    • Flexibilidad geográfica. Los alumnos pueden acceder al curso desde cualquier lugar donde dispongan de un ordenador con conexión a Internet (desde su propia casa, su puesto de trabajo, una   biblioteca o un banco del parque al sol si cuentan con un ordenador portátil).
    • Participación. Al personalizar la formación, el formando interactúa más con el formador y/o con el tutor.
    • Teletutoría. Existe la figura del teletutor para acompañarle durante todo el proceso educativo
    • Adaptación al alumnado. La teleformación permite diseñar estructuras denominadas "multinivel" en las que el alumno decide, en función de su nivel de partida y objetivos, dónde empezar y hasta   dónde llegar,   marcando su propio ritmo de aprendizaje
    • Evaluación y certificación de conocimientos. Los cursos de teleformación pueden incluir evaluaciones intermedias para orientar a cada participante sobre su avance. Además, muchas instituciones formativas de reconocido prestigio ofrecen certificación oficial tras superar una prueba o examen final, homologando el título a los concedidos en cursos presenciales.
  • Inconvenientes.
    • Necesidad de disponer de herramientas tecnológicas. Como mínimo se ha de contar con un PC conectado a Internet o a una Intranet.
    • Exigencia de conocimientos informáticos. Al menos hay que tener nociones básicas de entorno Windows, navegación por   Internet y uso de correo electrónico.
    • Metodología de autoestudio. Se exige al alumno un mayor esfuerzo, mayor disciplina que en la formación   presencial
    • Falta de contacto directo con los compañeros. Puede provocar sensación de soledad y aislamiento, facilitando la desmotivación del alumno. Sin embargo, sí existe al menos la posibilidad de contacto telemático.
    • Falta de contacto directo con el profesor. Dificulta la comunicación con el tutor, ya que la interlocución telemática genera una pérdida de "feed-back": no se perciben las expresiones de los rostros, los gestos,   etc."

Para este autor, el e-learning presenta ventajas e inconvenientes. Dentro de las ventajas, el autor destaca que el uso de este tipo de enseñanza favorece el aprendizaje y el dominio de las nuevas tecnologías, además de permitir flexibilidad horaria, geográfica y del proceso de enseñanza – aprendizaje entre otros elementos.

Entre los inconvenientes destaca que sin ordenador y sin conocimiento informáticos no se puede llevar a cabo este proceso de enseñanza – aprendizaje. También determina que el e-learning conlleva una metodología de autoestudio, donde el alumno se marca sus propias pautas, y esto, en la sociedad donde vivimos, y debido al estilo de aprendizaje que nos ofertan las distintas etapas educativas, en donde las pautas de nuestro aprendizaje las marca el profesor en la asistencia diaria, puede suponer un gran hándicap, por ello, para inmiscuirnos en el e-learning requerimos previamente de un cambio de mentalidad.

Otro inconveniente que destaca este autor es la falta de contacto directo con el alumnado y con el profesor, donde prima la soledad y la falta de interacción cara a cara con todos los miembros de la comunidad educativa. Lo cierto es que hoy en día este aspecto se puede subsanar gracias a los chat, foro, videoconferencia…, o mediante el uso del b-learning.

Lo importante es saber complementar las ventajas e inconvenientes de la e-learning o b-learning y la plataforma de enseñanza virtual con el proceso de enseñanza – aprendizaje.

Para nuestra investigación nos hemos decantado por la plataforma Moodle, ya que es la que llevo años investigando y la que mejor conozco tanto a nivel técnico como a nivel práctico.

Según la página web de wikipedia, "Moodle es considerado como un sistema de gestión de cursos libres (course management system CMS) que ayuda a los educadores a crear comunidades de aprendizaje en línea."

Según su página web, "Moodle es un paquete de software para la creación de cursos y sitios Web basados en Internet. Es un proyecto en desarrollo diseñado para dar soporte a un marco de educación social constructivista."

Éste fue creado por Martin Dougiamas, quien era el administrador de WebCT en Éste fue creado por Martin Dougiamas, quien era el administrador de WebCT en la Universidad Tecnológica de Curtin, y se basó en las ideas del constructivismo en pedagogía que afirman que el conocimiento se construye en la mente del estudiante en lugar de ser transmitido sin cambios a partir de libros o enseñanzas. Un profesor que opera desde este punto de vista crea un ambiente centrado en el estudiante que le ayuda a construir ese conocimiento con base en sus habilidades y conocimientos propios en lugar de simplemente publicar y transmitir la información que se considera que los estudiantes deben de conocer.

La primera versión de la herramienta apareció el 20 de agosto de 2002, y a partir de ahí han aparecido nuevas versiones de forma regular. Hasta diciembre de 2006, la base de usuarios registrados incluye más de 19.000 sitios en todo el mundo y está traducido a más de 50 idiomas. El sitio más grande dice tener más de 170.000 estudiantes.

Si nos centramos en otros autores, tales como Jesús Baños, lo define desde dos perspectivas:

  • Un teórica, en la que consideraba a Moodle como una aplicación que pertenece al grupo de los Gestores de Contenidos Educativos (LMS, Learning Management Systems), también conocidos como Entornos de Aprendizaje Virtuales (VLE, Virtual Learning Managements), un subgrupo de los Gestores de Contenidos (CMS, Content Management Systems).
  • Otro más coloquial, en el que se considera a Moodle como una aplicación para crear y gestionar plataformas educativas, es decir, espacios donde un centro educativo, institución o empresa, gestiona recursos educativos proporcionados por unos docentes y organiza el acceso a esos recursos por los estudiantes, y además permite la comunicación entre todos los implicados (alumnado y profesorado)

Otras, como Yadhyra Rivero define Moodle como "un Ambiente Educativo Virtual, sistema de gestión de cursos, de distribución libre, que ayuda a los educadores a crear comunidades de aprendizaje en línea".

Es decir, podemos aventurarnos a definir Moodle como un gestor de cursos, el cual es una herramienta informática bastante potente como para reutilizarlo para otros menesteres, tales como gestionar el conocimiento de una institución o como banco de actividades.

¿Qué es lo que hace peculiar a Moodle?. En primer lugar es una plataforma que requiere de un nombre de usuario o clave para acceder, con determinados privilegios; o como invitado, pero sin grandes privilegios (habitualmente, no puedes acceder a todos los rincones de la plataforma).

No todos los usuarios tienen los mismos privilegios, eso dependerá del administrador del curso, el cual puede asignarnos un rol de los indicados a continuación:

  • Administrador.
  • Creador de cursos.
  • Profesor.
  • Profesor no editor.
  • Estudiante.

Cada uno con sus privilegios y limitaciones dentro de la plataforma Moodle.

Otro de los aspectos que hacen especial a Moodle es la estructura. Nada más acceder nos encontramos con las categorías y cursos disponibles dentro de la plataforma, algunos de ellos pueden ser de libre acceso y otros pueden requerir de clave de acceso.

Si nos introducimos dentro de cada curso, nos encontraremos con los temas, que se sitúan en la parte central de la pantalla, y los bloques, que se sitúan a los lados de la pantalla.

Podemos encontrarnos con infinidad de bloques, ya sean incluidos por la propia plataforma o los descargados de la página oficial de Moodle.

Los temas se caracterizan porque en ellos podemos incluir tanto recursos como actividades. Dentro de los recursos podemos encontrarnos:

  • Añadir una etiqueta.
  • Editar una página de texto.
  • Editar una página web.
  • Enlazar un archivo o una web.
  • Mostrar un directorio.
  • Desplegar un paquete de contenidos IMS.

Si nos centramos en las actividades, podemos incluir:

  • Base de datos.
  • Chat.
  • Consulta.
  • Cuestionario.
  • Encuesta.
  • Foro.
  • Glosario.
  • Lección.
  • SCORM.
  • Taller.
  • Tareas.
  • Wiki.

Desde la página oficial se pueden descargar tanto recursos como actividades creadas por distintos usuarios y con finalidades distintas a las que establece el programa por defecto.

Como hemos indicado anteriormente, Moodle es un gestor de cursos, y como tal, todas las actividades que se realicen en la plataforma se pueden evaluar, teniendo cada alumno una evaluación individualizada de cada una de las actividades realizadas en el mismo.

Finalmente, otras de las maravillas de este programa es la personalización de los usuarios que en él fluctúan, ya que un usuario puede colgar una foto, mostrar información personal, mandar mensajes a otros miembros de la plataforma, crear su propio blog,…, es decir, reúne todos los requisitos establecidos por J. Sánchez (2009) y M. González (2009).


Estudios sobre el uso de plataformas virtuales en distintas etapas educativas.

Pero, ¿en qué contexto podemos utilizar la plataforma Moodle? Realmente este gestor de cursos podemos utilizarlo en una infinidad de contextos, ya sea en la etapa de Bachillerato, en la Universidad,…, pero nosotros, en nuestra investigación lo vamos a usar con alumnos del Programa de Cualificación Profesional Inicial, también conocidos como PCPI.

Cuando hacemos referencia a los PCPI, según se establece en la Orden ECI/2755/2007, de 31 de julio, por la que se regulan los programas de cualificación profesional inicial que se desarrollen en el ámbito de gestión del Ministerio de Educación y Ciencia, nos referimos a "programas de cualificación profesional inicial (antiguos programas de Garantía Social). Estos están destinados al alumnado mayor de dieciséis años y menores de veintiún años (éstos últimos deben de cumplir dicha edad antes del 31 de diciembre del mismo año) que no ha obtenido el título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria. Solo en casos excepcionales podrán escolarizarse en estos programas alumnos con quince años de edad."

En esta Orden se establece que "Con carácter general, accederán a estos programas los jóvenes escolarizados que se encuentren en grave riesgo de abandono escolar, sin titulación, y/o con historial de absentismo escolar debidamente documentado, los jóvenes desescolarizados con un fuerte rechazo a la institución escolar o que, por encontrarse en situación de desventaja sociocultural y educativa, hayan abandonado tempranamente la escolaridad obligatoria y muestren interés por reincorporarse al ámbito de la educación reglada. Igualmente, son destinatarios de estos programas los jóvenes que, sin poseer la titulación básica, tienen necesidad de acceder rápidamente al mercado de trabajo para lo cual necesitan una cualificación profesional básica".

Siguiendo con lo referido en la misma Orden "Estos programas han de configurarse como una medida eficaz, compensadora de desigualdades y promotora de oportunidades para la inserción social, educativa y laboral de estos jóvenes, que verán mejoradas sus condiciones para acometer de manera cualificada su incorporación al mercado laboral, ampliando también sus competencias básicas para proseguir, si así lo desean, estudios en las diferentes enseñanzas".

Según la Ley anteriormente mencionada, "los programas de cualificación profesional inicial proporcionan la educación y formación necesarias y suficientes para el desarrollo del potencial personal y la inclusión sociolaboral, pero también tiene carácter propedéutico, puesto que han de facilitar la posibilidad de acceder al título de Graduado en educación secundaria obligatoria, a ciclos formativos de grado medio y, en definitiva, a la educación y formación a lo largo de la vida adulta".

Según Francisca Martínez (2009), "los objetivos de los PCPI son:

  • Ampliar las competencias básicas del alumnado para proseguir estudios en las diferentes enseñanzas.
  • Permitir que el alumnado alcance las competencias profesionales propias de una cualificación de nivel uno de la estructura actual del Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales creado por la Ley Orgánica 5/2002, de 19 de junio, de la Cualificaciones y de la Formación Profesional.
  • Dotar al alumnado de posibilidades reales para una inserción sociolaboral satisfactoria."

Según la Ley anteriormente mencionada, el objetivo del programa de cualificación profesional inicial es el de "Contribuir al desarrollo personal, a la adquisición de las competencias necesarias para permitir la inserción socio-profesional del alumnado, facilitar la obtención de la titulación de Graduado en educación secundaria obligatoria, así como el acceso a la educación y la formación a lo largo de la vida y potenciar el ejercicio satisfactorio de la ciudadanía".

Según se establece en un artículo de internet, en el cual no aparece autoría, "los alumnos del PCPI suelen carecer básicamente de:

  • Ilusión académica: arrastran un fuerte fracaso académico. Las razones son muy diversas: situaciones precarias socio-ambientales, graves dificultades de aprendizaje no atendidas, problemas de asistencia, problemas de relación…
  • Autoestima: la mayoría estima que sus padres, profesores y compañeros los ven como inútiles, vagos, incapaces de hacer algo positivo o muy limitados.
  • Atención personal: no se han sentido escuchados. La mayoría se sorprende cuando aquí son escuchados y acompañados como estilo relacional; en vida de estos colectivos hay muchos momentos de abandono, arrinconamiento, marginación.
  • Interés por las tareas académicas: "Odian" las actividades que implican lápiz y papel, libro-apuntes y estudio,…Piensan que un "oficio" puede ser su salida formativa.
  • Habilidades para la resolución de conflictos relacionales: La mayoría de estos alumnos han tenido experiencias de víctimas o agresores. En algún momento de su historia escolar han sido objeto de expedientes, expulsiones, problemas de relación con el profesor…
  • Pautas para la reflexión y acuerdos: Suelen ser víctimas de autoritarismos, o de intervenciones sin diálogo…y repiten el esquema del trato recibido.
  • Interés por elementos culturales: Todo lo relacionado con el arte, teatro, visitas culturales, lo viven como si todo esto no fuera para ellos. Se consideran de "otro lugar social". Muchos consideran a los "otros" como el mundo de "pijos" (prepotentes), empollones, etc.
  • Alternativas de ocio: Suelen estar introducidos en el mundo del consumo, videojuegos."

Según el Salón Internacional del Estudiante y de la Oferta Educativa (2011) "establece características de los destinatarios:

  • Desmotivación por los estudios/repetición en la etapa.
  • Falta de hábitos de estudio.
  • Desfase curricular y dificultades de aprendizaje en muchas de las materias.
  • Alto riesgo de abandono sin la titulación básica.
  • Manifiestan cierto interés por obtener las capacidades mínimas necesarias para su inserción laboral o para acceder a la FP."

Tal y como podemos ver a través de la Ley educativa y las diversas órdenes que lo legisla, así como parte de otros autores y mi propia experiencia personal, nos encontramos con un tipo de alumnado que en algunas etapas de su vida escolar es rechazado por parte de compañeros o por parte del profesorado, ya sea por el continuo incordio del alumno en clase, ya sea por la falta de conocimiento,…, por lo que este tipo de alumnado se encuentra en una situación de desventaja social grande, en la que muchas veces, para sentirse el centro de atención, suelen realizar actos vandálicos, tanto en su centro educativo como en las calles de su ciudad. En otros casos provienen de ambientes familiares inadecuados, donde el nivel socio – económico – cultural es muy bajo, o son familias muy numerosas (8 – 12 hermanos), donde existe un gran descuido en la crianza del alumnado, encontrándose este muchas veces más de 7 u 8 horas en la calle, o llevar muchos días sin asearse, o en el peor de los casos, realizar una sola comida en el día (que la suelen hacer en el comedor del colegio)

En definitiva, nos encontramos ante un alumnado "difícil", que busca en los PCPI una fuente de escape a sus problemas y a su situación familiar.

Centrándonos en el objeto de estudio de nuestra investigación, debemos de establecer que no existen investigaciones sobre el uso de la plataforma Moodle y PCPI. Es cierto que en la red existen numerosos Institutos que ofertan una enseñanza mediante la plataforma Moodle, pero solamente de los módulos específicos referidos a las unidades de competencia profesional, sin que nadie establezca análisis del uso de Moodle con este tipo de alumnado.

Lo que si hemos encontrado son investigaciones relacionadas con el uso de Moodle en otras etapas educativas, las cuales analizaremos a continuación.

Una de esas investigaciones es la realizada por Isabel Gutiérrez en 2008 con el título "usando objetos de aprendizaje en enseñanza secundaria obligatoria". En este estudio nos encontramos que el 69% del alumnado usa con frecuencia el ordenador e internet, y que el 88% utiliza el ordenador para tareas escolares.

Además, existe una diferencia entre las herramientas más utilizadas por los profesores y los alumnos, mientras que los primeros utilizan los navegadores, buscadores chat y correo electrónico; los alumnos utilizan con más frecuencia el procesador de textos.

Mientras que el 80% del alumnado indica haber tenido dificultades con las fracciones, el ordenador, con el acceso a Internet o con el acceso a Moodle, más de la mitad de los alumnos considera que la experiencia le ha permitido trabajar de un modo más autónomo y menos de la mitad considera que ha aprendido más que en una clase tradicional.

La opinión general de los alumnos acerca de la experiencia de trabajo con objetos de aprendizaje es bastante positiva ya que casi el total de estos lo califica como interesante, fácil, divertida y motivadora.

Las conclusiones más importantes que la autora saca sobre el estudio realizado son las siguientes:

  • Los servicios de comunicación de internet son los más utilizados, entre ellos destaca la mensajería instantánea, los navegadores y buscadores. Lo que menos utilizan son las herramientas ofimáticas.
  • Los alumnos utilizan el ordenador para realizar tareas escolares, aunque estas herramientas sean menos utilizadas por ellos.
  • Los alumnos destacan la predisposición y la ayuda brindada por los profesores ante las dificultades encontradas durante el desarrollo de la experiencia.
  • Existe un alto nivel de satisfacción por parte del alumnado con la experiencia y con los procesos de innovación en el aula.
  • Esta nueva modalidad de enseñanza llevada a cabo en la investigación sirve de apoyo directo a la enseñanza presencial, ya que destaca a Moodle como herramientas de "acceso a contenidos" y no como "herramienta de comunicación".
  • Entre el diseño de actividades y procedimientos de trabajo de los alumnos, destaca la autora, que el 30% del alumnado no utilizan Moodle fuera del horario escolar, debido a la falta de medios para acceder a él, lo que les provocó un aumento en la desmotivación.

En este estudio, personalmente, considero que le falta un pequeño análisis del entorno socio-económico-cultural del que proceden los alumnos, ya que eso nos podría determinar la posibilidad de acceso que tienen los alumnos desde sus casas o la predisposición que presenta el alumno frente al estudio.

Pero aun así, el estudio nos deja entre ver cosas interesantes, tales como que el uso de las nuevas tecnologías ha sido calificado de forma positiva por parte del alumnado y que le ha servido a más de la mitad del mismo para obtener mejores conocimientos y trabajar más motivados ante la tarea.

También recalca el estudio el poco uso que hacen los alumnos de las herramientas ofimáticas frente a otros recursos del la red (chat,…), aunque se destaca que la mayoría de los alumnos realizan la tarea con programas ofimáticas, por lo que podemos concluir que el tiempo dedicado al estudio es menor del que podrían dedicarle realmente.

Otro aspecto que llama la atención del estudio es que aquellos alumnos que no han podido usar la plataforma Moodle fuera del horario escolar, han presentado cuadro de desmotivación, lo cual les ha afectado en su desarrollo académico, por lo que se puede determinar que llevar a cabo el e-learning en niveles donde la enseñanza es obligatoria supone un problema en alumnos que no tienen los recursos necesarios para acceder a ella, siendo más factible en estos niveles el uso del b-learning u ofertándole espacios adecuados en horario extraescolar a los alumnos que desde sus casas no pueden acceder a internet.

Otro estudio es el realizado por los autores Sharon Monti y Félix San Vicente en 2006 con el nombre de "evaluación de plataformas y experimentación en Moodle de objetos didácticos para el aprendizaje del e-learning".

Éstos realizaron una investigación que dividieron en dos partes. Una primera parte la basaron en el análisis de distintas plataformas virtuales para ver cuales de las existentes en el mercado en ese momento era la más adecuada para la enseñanza de idiomas. A la primera conclusión interesante que llegaron es que "no existe una plataforma válida para todo tipo de curso, por ello cada uno tiene que tener clara sus propias necesidades formativas a la hora de decantarse por uno de los tantos que existe en la red".

También establecen que una plataforma educativa será más simple para el estudiante cuanto más lo usen y se familiaricen con su entorno, aprendiéndose así los principios de funcionamiento y evitando cualquier tipo de rechazo.

En los primeros momentos de contacto del alumnado con la plataforma, estos autores nombran a Bonani (2003), indicando que "en esos momentos los alumnos deben sentirse acompañados y ayudados constantemente".

Además, destacan que las actividades durante el curso fueron estructuradas para permitir lo que se ha definido anteriormente como "participación activa" del estudiante, es decir, la posibilidad de practicar destrezas de producción escrita y oral, obteniendo mejoras de las correcciones y de las sugerencias de los tutores, creando los propios alumnos diálogos y descripciones que posteriormente fueron compartidos por los demás estudiantes.

Como podemos ver, estos autores pretenden establecer una filosofía de "gestión del conocimiento" entre sus discentes.

S. Monti y F. San Vicente realizaron una encuesta sobre la calidad de la estructura del curso siguiendo las indicaciones de Alvino y Persico (2006) de la que les surgieron las siguientes cuestiones:

  • La calidad de los materiales tuvo buena acogida en general.
  • La plataforma utilizada (Moodle) presenta limitaciones en lo que tiene que ver con la comunicación síncrona, aunque su juicio fue positivo a nivel general, debido a su facilidad de uso, pero indicando éstos una falta de instrumentos avanzados para la comunicación síncrona (Moodle pone a disposición solo un chat textual y no audio o vídeo).
  • En lo concerniente a la calidad de las estructuras de soporte, logísticas y organizativas, los encuentros presenciales fueron evaluados positivamente, pero surgió la necesidad de aumentar el número de encuentros en el aula para superar las dificultades de la producción oral.

Estos autores determinan las dificultades que puedan encontrar a la hora de enseñar las expresiones orales debido a la falta de herramientas que en el momento de la investigación ofrecía Moodle.

Cierto es que existen otras maneras y otros mecanismos para poder enseñar el lenguaje oral mediante Moodle, ya sean con archivos de audio subido a la propia plataforma o mediante enlace externo a cualquier página de vídeos. (Ejemplo: teachertube).

A parte del programa, estos autores se centraron en la evaluación del estudiante recogiendo datos cualitativos sobre:

  • Número de conexiones realizadas.
  • Número de mensajes enviados al foro.
  • Número de actividades realizadas.
  • Número de objetos didáctico (L.O.) realizadas.
  • Los resultados de los ejercicios en los L.O.
  • Las tareas de los alumnos.
  • Los resultados de las pruebas objetivas.

De los resultados obtenidos establecen que el nivel de participación del alumnado en la plataforma tiene influencia en la evaluación y nota final de los mismos.

Como podemos ver, este estudio se centra mucho más en el análisis de la plataforma que en los resultados que en ella se pueda obtener sobre su uso. Cabe destacar que los cuestionarios sobre el uso de plataformas digitales en la enseñanza de idiomas es aceptada y calificada de positiva por las actividades analizadas, coincidiendo con las conclusiones ofrecidas por el anterior estudio de I. Gutiérrez (2008).

El estudio realizado por R. Cejuela, J.J. Chinchilla, J. E. Blasco, J. M. Cortell y J.A. Pérez en 2007 trata sobre "la evaluación de la plataforma Moodle, en la formación semipresencial de entrenadores personales y deportivos".

Las conclusiones a las que llegaron estos autores en su estudio son las siguientes:

  • El 78% del alumnado presentaba los medios adecuados en su domicilio para seguir el curso adecuadamente.
  • Un 78% valoraba positivamente la facilidad y comprensión del aula virtual Moodle.
  • Un 78% valoraba positivamente el apartado de desarrollo, comunicación y clima de trabajo durante el curso, por lo tanto consideran que la plataforma como elemento comunicador y de trabajo virtual no es totalmente satisfactoria, aunque cabe indicar que era la primera experiencia por parte de todos los alumnos con Moodle.
  • El 79% consideran positivo el alto grado de aprendizaje adquirido en el curso.

Analizando los datos podemos observar en este estudio que el uso de Moodle es valorado positivamente por los discentes, cuestión que refuerza lo ya observado en anteriores estudios, pero establece que el apartado "comunicador" de la plataforma no es valorado tan positivamente, aspecto que se puede entender por la "soledad" que provoca el e-learning y por la falta de manejo de esta herramienta, aspecto que queda claramente reflejado por sus autores en el estudio.

Otro estudio realizado con la plataforma Moodle es el llevado a cabo por I. Gómez, E. Hernández, M. Rico (2006) con el título de "Moodle en la enseñanza presencial y mixta del inglés en contextos universitarios".

Estos autores realizaron un estudio sobre la incidencia que Moodle ha tenido en las asignaturas impartidas en el Centro Universitario de Mérida, tanto en las asignaturas presenciales como en las asignaturas semipresenciales.

Los resultados sobre la investigación revelan los siguientes datos:

  • La mayoría de los alumnos coinciden en que Moodle le ha ayudado, en menor o mayor medida, a comprender los contenidos de las asignaturas cursadas.
  • Las diferentes actividades desarrolladas con la plataforma Moodle han sido valoradas positivamente, aunque existe diferencia en el apartado "explicaciones teóricas", donde las asignaturas cursadas de manera presencial son mejor valoradas que las asignaturas semipresenciales.
  • Navegar por Moodle resultó ser fácil o muy fácil para la mayoría (97%), aunque muchos de ellos no la habían usado con anterioridad.
  • La comunicación con el profesorado fue valorada positivamente por un 86,9%, mientras que la relación entre el alumnado no fue valorada positivamente, ya que solo un 41,9% lo hicieron, existiendo grandes diferencias en la comunicación establecida entre docente – discente y discente – discente.
  • El nivel de inglés e informática no incidieron de manera significativa en la valoración y manejo de los recursos contenidos en la plataforma.
  • Los alumnos de las clases semipresenciales trabajaron más en las actividades propuestas en la plataforma que los de las clases presenciales, hecho que se puede justificar en que en la enseñanza semipresencial las anotaciones, aclaraciones y explicaciones del profesor se encontraban siempre disponible en la plataforma.
  • Las prácticas presentan mejores calificaciones en las clases semipresenciales que en las presenciales.
  • Los alumnos de las clases semipresenciales aseguraron mejorar su nivel de inglés con la ayuda de la plataforma más que aquellos que asistieron en régimen presencial.
  • La plataforma Moodle es un medio que favorece la relación entre alumno y recurso principalmente, ya que permite al alumno acceder a diversos recursos en el momento.

Como podemos ver en este estudio, nos vuelven a corroborar lo que anteriores estudios, que el uso de la plataforma Moodle en el proceso de enseñanza – aprendizaje es muy positivo en todos los aspectos, e incluso, por lo visto en este estudio, los alumnos de clases semipresenciales adquieren mejores calificaciones y conocimientos que los alumnos presenciales, además de poder acceder los alumnos de clases semipresenciales a una gran cantidad de recursos en pocos segundos.

Otro estudio es el realizado por M.C. Valdés, A. Senna, A. Rey y S. Darín (2007) con el título de "Las competencias Pedagógicas en los Creativos Entornos Virtuales de Aprendizaje Universitarios" que investigó, desde la concepción del diseño curricular, para la implementación, la estrategia de formación por competencias profesionales pedagógicas durante los años de carrera de Ingeniería en Ciencias Informáticas.

Las conclusiones a las que llegaron fueron las siguientes:

  • Resultados positivos en el nuevo rol social del desempeño docente de Ingenieros en Ciencias Informáticas a la formación a través de Moodle.
  • Disminución de las limitaciones de los recursos bibliográficos, el tiempo de las asesorías y los desplazamientos y las sujeciones de horarios, alcanzando una comunicación interactiva frecuente con la comunidad de aprendizaje.
  • Se alcanzó un nivel motivacional alto y un valioso aprendizaje semipresencial de competencias profesionales pedagógicas.
  • Se ofrecieron muchos recursos pedagógicos a través de la plataforma Moodle, ampliando el abanico de posibilidades.

En definitiva, podemos ver que este estudio determina, al igual que todos los anteriores, que el uso de Moodle elimina la barrera espacio – temporal y facilita una comunicación asíncrona y síncrona adecuada para el aprendizaje, además de ofrecer un amplio abanico de elementos pedagógicos que refuercen el aprendizaje gracias al acceso directo a la red.

No debemos de olvidar el aspecto más interesante e importante, que el uso de Moodle supone una motivación extra para el estudiante, lo que facilita una mejor formación de los alumnos en el proceso de enseñanza – aprendizaje.

Otro trabajo analizado es el de A. Mauricio y O. Carabali en 2007, con el nombre de "Estrategia para el Desarrollo Autónomo de Habilidades Lógico Matemáticas mediante Actividades Colaborativas en Línea", el cual investiga la visión, de la materia matemáticas así como su posible alcance en el desarrollo de habilidades lógico – matemáticas a partir del uso de las nuevas tecnologías, de estudiantes, profesores de cátedra y directivos de instituto. Con el estudio lo que se pretende además es crear una comunidad virtual que estimule el aprendizaje colaborativo.

Las conclusiones a destacar de dicha investigación son:

  • Los profesores consideran que las nuevas tecnologías pueden apoyarles para una mejor comprensión y desarrollo de habilidades lógico – matemáticas y rendimiento por parte de sus estudiantes, aunque se muestran escépticos en los mejores niveles de trabajo grupal que pueda brindar el uso de las TIC.
  • Los alumnos se muestran dispuestos a invertir tiempo y esfuerzo en el manejo de recursos informáticos como herramientas para la comprensión de las matemáticas.
  • Los discentes confían en las actividades grupales como vía de aprender y comparar su rendimiento con el de sus compañeros.

De este estudio cabe destacar el apoyo que el profesorado da al uso de las nuevas tecnologías para el desarrollo de sus actividades diarias con los alumnos, aunque no consideren que el uso de éstas pueda mejorar los trabajos grupales.

Otro aspecto reseñable es la motivación que supone el uso de las nuevas tecnologías en su formación, ya que están dispuestos a dedicarle más tiempo y esfuerzo para la comprensión de las TIC y de los contenidos que se trate a través de dicho medio.

En cambio, los discentes sí consideran muy favorable el uso de las nuevas tecnologías para el desarrollo grupal, y sobre todo, la necesidad de conocer los resultados académicos de otros compañeros, lo cual puede suponer una motivación extra.

Como podemos ver, la motivación también se repite en este estudio como idea global, al igual que las demás investigaciones analizadas.

A rasgos generales podemos decir, basándonos en los autores estudiados, que el uso de Moodle en el proceso de enseñanza y aprendizaje supone:

  • Dificultades las primeras veces que se utiliza, pero a medida que se practica con él, es una herramienta sencilla y de fácil manejo.
  • Aumento de la motivación ante el aprendizaje.
  • Sirve de apoyo a la enseñanza presencial, mejorando los registros académicos de los alumnos.
  • Adquisición de mayores conocimientos gracias a la posibilidad de acceso a innumerables recursos de la red.
  • Moodle, si todos los miembros que componen el proceso de enseñanza – aprendizaje están implicados, supone una herramienta de atención individualizada muy potente, ya que permite al discente tener respuesta a sus dudas o actividades casi en tiempo real.
  • La comunicación asíncrona y síncrona entre docente – discente y discente – discente es valorada positivamente.
  • Posibilidad de acceder a miles de recursos pedagógicos que ofrece la red.

En definitiva, el uso de Moodle supone un aspecto positivo en todas las etapas educativas donde se ha usado, y en todos los aspectos del proceso de enseñanza – aprendizaje, aunque como cualquier herramienta que se usa dentro de la educación, requiere de la implicación de los miembros que componen el proceso de enseñanza – aprendizaje y una pequeña formación de éstos sobre el manejo de la plataforma.

El uso de la plataforma Moodle ( o de cualquier otra plataforma educativa) se ira generalizando a medida que pase el tiempo, y sobre todo, a medida que las condiciones laborales impliquen mayores conocimientos y mayor formación, mientras que el tiempo disponible para tal formación será reducido debido a las tareas del día a día y a la familia fundamentalmente. Este aspecto lo explica detalladamente R. Mónago (2007) en las conclusiones de su trabajo:

"El uso de Moodle como apoyo a las clases presenciales ha sido muy satisfactorio por parte de los profesores. También por parte del alumnado de los ciclos formativos, que agradecen esta ayuda. Además, es muy probable que algunos de estos alumnos vuelvan a usar esta plataforma antes de lo que ellos mismos esperan. La reciente legislación del MEC sobre la Formación Profesional apuesta por la formación a distancia y semipresencial. En nuestra Comunidad, ya es una realidad gracias al Proyecto Avanza. Este proyecto emplea Moodle para ofrecer enseñanza a distancia de ciclos formativos, Educación Secundaria para personas adultas y Bachillerato.

Moodle también está presente en la mayoría de las universidades, que ofertan cada vez más asignaturas a distancia. Al utilizar esta nueva herramienta en el aula, estamos formando y preparando al alumno para usar una nueva vía de formación en auge y de gran futuro que puede utilizar a lo largo de su vida para mantenerse actualizado en los distintos ámbitos: social, personal, cultural y laboral, conforme a sus expectativas, necesidades e intereses."


Fuentes bibliográfica, webgrafía, videografía, hemerografía.

Bibliografía

  • González, Jesús; Gaudioso, Elena (2001): "Aprender y formar en Internet". Thomson Editores. Madrid.
  • Gallego, Domingo; Alonso, Catalina (1999): "Multimedia en la Web". Dykinson. Madrid.
  • Gallego, Domingo; Alonso, Catalina (1999): "El ordenador como recurso didáctico". UNED. Madrid.
  • Monoreo, Carles; Badia, Antoni; Domènech, Miquel, Escofet, Anna; Fuentes, Marta; Rodríguez, José Luís; Tirado, Franciso Javier; Vayreda, Agnès (2005): "Internet y competencias básicas". Editorial Graó. Barcelona.
  • Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación. BOE. 2006.
  • Orden ECI/2211/2007, de 12 de julio, por la que se establece el currículo y se regula la ordenación de la Educación primaria. BOE. 2007.
  • Orden ECI/3960/2007, de 19 de diciembre, por la que se establece el currículo y se regula la ordenación de la educación infantil. BOE. 2007.
  • Ley Orgánica 1/1990, de 3 de octubre, de ordenación general del Sistema Educativo. BOE. 1990.
  • Orden ECI/2755/2007, de 31 de julio, por la que se regulan los programas de cualificación profesional inicial que se desarrollen en el ámbito de gestión del Ministerio de Educación y Ciencia. BOE. 2007.

Webgrafía

  • Mª Carmen Llorente (2007): "Moodle como entorno virtual de formación al alcance de todos". Revista científica de Comunicación y Educación. Disponible en:

http://www.doredin.mec.es/documentos/01820073002183.pdf

  • Antonio José Moreno (2007): "Manual sobre Moodle (primera parte)". Observatorio Tecnológico. Disponible en:

http://recursostic.educacion.es/observatorio/web/es/software/software-educativo/509-antonio-jose-moreno

  • Antonio José Moreno (2007): "Moodle (2) - Preparación curso Moodle". Observatorio Tecnológico. Disponible en:

http://recursostic.educacion.es/observatorio/web/es/software/software-educativo/519-preparacion-curso-moodle

  • Antonio José Moreno (2007): "Manual sobre Moodle (tercera parte)". Observatorio Tecnológico. Disponible en:

http://recursostic.educacion.es/observatorio/web/es/software/software-educativo/531-antonio-jose-moreno

  • Antonio José Moreno (2008): "Diseño de páginas web educativas". Observatorio Tecnológico. Disponible en:

http://recursostic.educacion.es/observatorio/web/es/software/software-educativo/610-diseno-de-paginas-web-educativas-en-centros-educativos

  • Antonio José Moreno (2010): "Monográfico Moodle". Observatorio Tecnológico. Disponible en:

http://recursostic.educacion.es/observatorio/web/es/software/servidores/789-monografico-moodle

  • Jaume Puppo (2006): "Entorns de formació a través del Web: el Moodle". Conselleria de les Illes Balears. Disponible en:

http://www.doredin.mec.es/documentos/01220092004742.pdf

  • Juan Martinez (2005): "Manual de l'alumnat: Moodle 1.8.2.". Conselleria de les Illes Balears. Disponible en:

http://www.doredin.mec.es/documentos/01220092004755.pdf

  • José Carmelo Molina: "Creación de un aula virtual en el IES José Planes". Disponible en:

http://www.doredin.mec.es/documentos/01820091005485.pdf

  • Miguel Ángel Díaz; Santiago Madrid; José Navarro (2009): "Aprendizaje colaborativo a través de las TIC". Grupo LinAlquibla. Disponible en:

http://www.doredin.mec.es/documentos/01820091005602.pdf

  • Francisco Martínez: "Un aula virtual en un instituto". Innovación Educativa. Disponible en:

http://www.doredin.mec.es/documentos/00920093006209.pdf

  • Junta de Extremadura (2009): "En marcha con las TIC: experiencias con las tecnologías educativas en Extremadura". Disponible en:

http://www.doredin.mec.es/documentos/00920102006945.pdf

  • Román María Navarro; José María Torreblanca (2007): "ELE y Moodle: algunas propuestas didácticas". II Congreso Internacional: Una lengua, muchas culturas. Disponible en:

http://www.doredin.mec.es/documentos/00820103008803.pdf

  • Manuel Lucero; Laura Alonso; Florentino Blázquez (2010): "E-learning como agente de cambio: diseño pedagógico de un proceso de formación". Universidad de Salamanca. Disponible en:

http://www.doredin.mec.es/documentos/00820103008733.pdf

  • Luz Yolanda Morales; Héctor Antillanca (2010): "Propuesta para la evaluación del impacto de los foros de discusión sobre los resultados de la colaboración en actividades de aprendizaje. Guía de colaboración". Revista Iberoamericana de Informática Educativa. Disponible en:

http://www.doredin.mec.es/documentos/01220103010334.pdf

  • Andrés Carlos López (2010): "Aplicación integral de las TIC en la enseñanza del dibujo técnico". Disponible en:

http://www.doredin.mec.es/documentos/01820101010173.pdf

  • José Quiñonero: "Web 2.0: creación de una wiki y un blog para la sección bilingüe español-francés del IES Domingo Valdivieso: entornos para compartir". Disponible en:

http://www.doredin.mec.es/documentos/01820101010479.pdf

  • César Coll; Alfonso Bustos; Anna Ángel (2007): "Configuración y evolución de la comunidad virtual MIPE-DIPE: retos y dificultades". Universidad de Salamanca. Disponible en:

http://www.doredin.mec.es/documentos/00820103010871.pdf

  • I.E.S. Cabañas: "Uso del blended learning como estrategia metodológica en Secundaria y Bachillerato". Disponible en:

http://www.doredin.mec.es/documentos/00220101000233.pdf

  • Lázaro Tío; Rolando Rodríguez; Walfredo González; Vivian Estrada (2009): "Herramientas para gestionar los modelos abiertos de los estudiantes que permite la evaluación de los niveles de comunicación entre ellos". Revista de Medios y Educación. Disponible en:

http://www.doredin.mec.es/documentos/00820103011030.pdf

  • Gloria Corpas; Rosario Bautista; Cristina Castillo; Cristina Toledo; Mirian Seghiri (2007) "Entornos de formación en red: tutoría virtual, e-learning y e-moderación para la enseñanza-aprendizaje de la traducción científica". Universidad de Salamanca. Disponible en:

http://www.doredin.mec.es/documentos/00820103011047.pdf

  • Fernández González (2007): "Metodología cualitativa y formación Intercultural en entornos virtuales". Universidad de Salamanca. Disponible en:

http://www.doredin.mec.es/documentos/00820113011831.pdf

  • Wikipedia: "World Wide Web". Disponible en:

http://es.wikipedia.org/wiki/World_Wide_Web

  • Juan R. Pozo (2003): "Breve Historia de la World Wide Web". HTML con clase. Disponible en:

http://html.conclase.net/articulos/historia

  • Wikipedia: "Grupo de noticias". Disponible en:

http://es.wikipedia.org/wiki/Newsgroup

  • Antonio Medina: "Implicaciones pedagógicas de las redes en la formación y perfeccionamiento de los profesores". Disponible en:

http://www.uib.es/depart/gte/medina.html

  • Ricardo Fernández (1998): "Internet y educación: Explotación didáctica de internet en la formación inicial de maestros". Universidad de Castilla la Mancha. Disponible en:

http://www.uclm.es/profesorado/ricardo/Segovia2/Segovia2.html#MEDINA

  • Sin autoría: "Internet en la educación". Disponible en:

http://orientacion.galeon.com/

  • Solociencia: "Influencia de la web en la educación". Disponible en:

http://www.solociencia.com/informatica/influencia-internet-sociedad-actual-educacion.htm

  • Richard Mababu: "Plataformas de e-learning en el contexto de la sociedad de la Información". ENRED Consultores. Disponible en:

http://reddigital.cnice.mecd.es/3/firmas_nuevas/mababu/mababu_1.html

  • Juan Gabriel Pérez (2002): "Elaboración de un modelo de plataforma digital para el aprendizaje y la generación de conocimientos". Universidad Complutense de Madrid. Disponible en:

http://www.ucm.es/BUCM/tesis/edu/ucm-t25695.pdf

  • Marta González: "Las plataformas de teleformación. Elementos esenciales a tener en cuenta". Horizonte Informática Educativa. Disponible en:

http://www.horizonteweb.com/magazine/comunet2.htm

  • Ruth Martínez; José Mª Mayordomo: "Las plataformas de teleformación en la formación a distancia: <<Foro Virtual Learnet>>". Centro Virtual Cervantes. Disponible en:

http://cvc.cervantes.es/ensenanza/formacion_virtual/tele_aprendizaje/mayordomo.htm

  • Universidad de Sevilla: "E-learning. Definición y características". Centro de Formación Permanente. Disponible en:

http://www.cfp.us.es/web/contenido.asp?id=3417

  • Wikipedia: "Aprendizaje electrónico". Disponible en:

http://es.wikipedia.org/wiki/E-learning

  • Francisco José García: "Estado actual de los sistemas e-learning". Ediciones Universidad de Salamanca. Disponible en:

http://campus.usal.es/~teoriaeducacion/rev_numero_06_2/n6_02_art_garcia_penalvo.htm

  • Francisco José García: "Los espacios virtuales educativos en el ámbito de Internet: un refuerzo a la formación tradicional". Ediciones Universidad de Salamanca. Disponible en:

http://campus.usal.es/~teoriaeducacion/rev_numero_03/n3_art_garcia-garcia.htm

  • Universidad de Valparaíso (2004): "Plataformas virtuales y diseño de cursos". Simposio Internacional de Educación Virtual. Disponible en:

http://www.uvalpovirtual.cl/archivos/simposio2004/Francisca%20Gomez%20-%20Plataformas%20Virtuales%20y%20Diseno%20de%20Cursos%20%28Presentacion%29.pdf

  • Plataformas educativas de enseñanza gratuitas. Disponible en:

http://agora.ucv.cl/manual/plataformas%5Cplataformas.html

  • Wikipedia: "Ambiente Educativa Virtual". Disponible en:

http://es.wikipedia.org/wiki/Ambiente_Educativo_Virtual

  • Benito Hamidian; Gina Soto; Yenitza Poriet (2006): "Plataformas virtuales de aprendizaje: una estrategia Innovadora en procesos educativos de recursos humanos". Universidad de Carabobo. Facultad de Ciencias Económicas y Sociales (FACES). Disponible en:

http://www.utn.edu.ar/aprobedutec07/docs/266.pdf

  • Sonia María Santoveña: "Plataformas Educativas de código abierto". Profet.net. Disponible en:

http://www.ti.profes.net/apieaula2.asp?id_contenido=50363

  • Sebastián Díaz (2009): "Plataformas educativas, un entorno para profesores y alumnos". Federación de Enseñanza de C.C.O.O. de Andalucía. Plataformas virtuales. Disponible en:

http://www.youblisher.com/files/publications/7/37864/pdf.pdf

  • José Sánchez (2009): "Plataformas de enseñanzas virtual para entornos educativos". Revista de Medios y Educación. Disponible en:

http://www.sav.us.es/pixelbit/pixelbit/articulos/n34/15.pdf

  • Sofía Victoria: "Plataformas virtuales de enseñanza". Universidad Iberoamericana. Disponible en:

http://www.slideshare.net/Hector58/plataformas-virtuales-de-aprendizaje-presentation

  • Susana Pardo (2009): "Plataformas virtuales para la educación". Taller digital. Disponible en:

http://www.eltallerdigital.com/informacion.jsp?idArticulo=77

  • Sin autoría (2008): "Introducción a Moodle". Universidad Moodle. Disponible en:

http://es.scribd.com/doc/6012729/Que-es-Moodle

  • Página oficial de Moodle. Disponible en:

http://docs.moodle.org/es

  • Antonio Gálvez: "Definición y descripción de la plataforma Moodle". Disponible en:

http://www.omerique.net/twiki/pub/CEPCA3/ActividadFormacion051106FC023/Tema1.DefinicinydescripcindelaplataformaMOODLE.pdf

  • Yadhyra Rivero: "Metodología Avanzada para la Enseñanza de la Informática ". Upel - Maracay. Disponible en:

http://salonvirtual.upel.edu.ve/moodle/mod/book/view.php?id=7913&chapterid=534

  • Antonio Cruz (2008): "Características de los PCPI Resumen por Modalidades". CRIF Las Acacias. Información General. Disponible en:

http://es.scribd.com/doc/13328580/Caracteristicas-de-Los-PCPI

  • Manuel Bellón (2008): "Intervención orientadora en los Programas de cualificación Profesional Inicial". Ministerio de Educación, Política Social y Deporte. Disponible en:

http://www.uned.es/amop/3encuentro/amop-mec.pdf

  • Francisca Martínez (2009): "Los PCPI". Revista digital de Innovación y Experiencias educativas. Disponible en:

http://www.csi-csif.es/andalucia/modules/mod_ense/revista/pdf/Numero_17/FRANCISCA_MARTINEZ_MEDINA_2.pdf

  • Sin autoría: "PCPI: Otra mirada a la estima personal y al trabajo formativo". Disponible en:

http://todofp.es/dctm/ministerio/educacion/que-estudiar/formacion-profesional/jornadas-conferencias/pcpis-diciembre-2009/accion-tuturialponencia.pdf?documentId=0901e72b801a8b32

  • Salón Internacional del estudiante y de la oferta educativa (2011): "El perfil del alumnado de PCPI". Características PCPI. Disponible en:

http://www.madrid.org/cs/Satellite?blobcol=urldata&blobheader=application%2Fpdf&blobheadername1=Content-disposition&blobheadername2=cadena&blobheadervalue1=filename%3Dperfil+alumnado+PCPI+.pdf&blobheadervalue2=language%3Des%26site%3DPortalEducacion&blobkey=id&blobtable=MungoBlobs&blobwhere=1271936872368&ssbinary=true

  • Guía de estudios y profesiones (2010): "PCPI". Disponible en:

http://www.ayto-alcaladehenares.es/cidaj/Capitulos/Cap3.pdf

  • Wikipedia: "B-learning". Disponible en:

http://es.wikipedia.org/wiki/B-learning

  • Ciberaula: "Introducción al B-learning". Disponible en:

http://elearning.ciberaula.com/articulo/blearning/

  • David Aguado; Virgina Arranz (2005): "Desarrollo de competencias mediante blended learning: un análisis descriptivo". Revista de Medios y Educación. Disponible en:

http://www.rieoei.org/deloslectores/1118Arranz.pdf

  • Cristina Alemañy (2009): "Blended Learning y sus aplicaciones en entornos educativos". Cuadernos de Educación y Desarrollo. Disponible en:

http://www.eumed.net/rev/ced/02/cam3.htm

  • Julio Cesar González (2006): "B-learning utilizando software libre, una alternativa viable en Educación Superior". Universidad Autónoma de Tamaulipas. México. Disponible en:

http://revistas.ucm.es/edu/11302496/articulos/RCED0606120121A.PDF

  • Patricia Acosta (2009): "B-learning aplicado al aprendizaje de tecnologías de la información y comunicación". Conocimiento Libre y Educación. Disponible en:

http://www.slideshare.net/acostanp/blearning-1443480

  • Carlos Ruiz (2007): "El Blended Learning: Evaluación de una experiencia de aprendizaje en el nivel de postgrado". Revista Electrónica Teoría de la Educación. Disponible en:

http://www.doredin.mec.es/documentos/00820103010876.pdf

  • Diana Hernández; Ana María Sandoval: "Blended Learning". Observatorio de Tecnología en Educación a Distancia. Disponible en:

http://web.uned.ac.cr/observatoriouned/index.php/actualidad/educacion-a-distancia/100-blended-learning.html?start=2

  • León Darío Bello (2007): "Experiencia Modalidad b-learning curso de Muestreo e inferencia estadística del programa Gerencia en Sistemas de información en Salud". Facultad Nacional de Salud Pública. Disponible en:

http://www.google.es/url?sa=t&source=web&cd=10&ved=0CGIQFjAJ&url=http%3A%2F%2Fguajiros.udea.edu.co%2Ffnsp%2Fcvsp%2Fpracticas%2FExperiencia_b_learning.doc&ei=PROsTaGDJI6z8QOJiOm4Ag&usg=AFQjCNHKMgniKIecQUI_wJQ9v4c9XUJZvg

 

Revista INTEFP

Marcadores Sociales

Facebook MySpace Twitter Delicious Google Bookmarks