Domingo, 26 Marzo 2017
MONOGRÁFICO: Control Parental - Pautas generales para el control parental PDF Imprimir Correo
SOFTWARE - General
Escrito por Elvira Mifsud   
Domingo, 01 de Noviembre de 2009 00:00
Indice del artículo
MONOGRÁFICO: Control Parental
Uso de Internet: riesgos y beneficios
Valor educativo de Internet
Internet en familia
Datos oficiales sobre el uso de Internet entre los menores
Herramientas de control parental
Pautas generales para el control parental
Conclusión
Todas las páginas

Pautas generales para el control parental

Llegados a este punto lo clásico sería dar el típico decálogo para padres y profesores acerca del control parental. Pero no vamos a hacerlo así, ya que es muy difícil y arriesgado intentar plasmar en diez puntos todo un proceso en el que intervienen tantos factores. Las orientaciones que pueden ser válidas para los niños de 10 años no tienen nada que ver con las orientaciones para los adolescentes de 15 años.

Vamos a comentar algunos puntos muy básicos y la aplicación de los mismos la deberá decidir, bien el profesor bien los padres, en función de sus condiciones particulares.

  1. Hay que educar desde muy pequeños en la necesidad de comunicar a padres/profesores cualquier situación 'especial' en la que se encuentren. Ellos podrán valorarla y dar pautas de comportamiento.

  2. Hay que insistir en la importancia de no proporcionar información personal y/o familiar a nadie, incluyendo datos, fotos, documentos, etcétera. Esto incluye las citas con desconocidos.

  3. Enseñar a diferenciar lo real de lo virtual. Lo que no se ve se puede enmascarar y dar una imagen no acorde con la realidad. Esto válido tanto para las personas conocidas a través de la red, como para la compra de determinados objetos o bienes. Si seguimos la pauta de estar con ellos mientras navegan (en el caso de los mas pequeños) podemos mostrarles algún ejemplo adaptado a su edad e interés.

  4. Intentar en la medida que sea posible, y sobre todo cuando son pequeños, situar el ordenador en una estancia común de la casa, de forma que todos puedan acceder a él. Como un electrodoméstico mas que nos proporciona un servicio y que todos compartimos. No es propiedad privada de nadie de la familia.

  5. No siempre el estar con ellos mientras navegan tiene que significar estar a su lado físicamente. Se puede estar con ellos de muchas formas, además sin que ellos se sientan escudriñados. Pero es imprescindible que el equipo esté en una estancia común de la casa. Por ejemplo se puede estar leyendo o haciendo alguna tarea doméstica, pero interesándose por lo que nos dice y participando indirectamente de su navegación. Si nos comentan algo y no les hacemos caso rápidamente 'pasarán' de nosotros.

  6. Como consecuencia del punto anterior y para que todos los miembros de la familia puedan hacer uso del ordenador, habrá que establecer unos turnos de utilización, unas normas consensuadas que todos los miembros de la familia deberán cumplir.

  7. Educar en que 'no todo vale' en Internet. No se puede lastimar o insultar amparándose en el anonimato. Hay que actuar de forma responsable. Este mismo principio se puede aplicar a la veracidad o calidad de la información obtenida a través de Internet. No toda la información disponible es válida, siempre queda la tarea de contrastar su veracidad y estudiar las fuentes. Es importante educar fomentando su espíritu crítico.

  8. En la línea del punto anterior hay que prevenirles, sin alarmar, del acceso a páginas de contenido no conveniente, o violento, xenófobo, terrorista, etcétera. A ciertas edades el ansia por conocer y descubrir es muy fuerte. Es algo inherente a la edad que no podemos parar, pero si enfocar haciéndoles ver, de la forma mas neutra posible, los potenciales peligros de ciertos contenidos.

  9. Concienciar a los hijos de que la descarga indiscriminada de programas, sin conocer el origen, su utilidad real y la necesidad o no del mismo, puede descargar también virus, gusanos y demás que dañarán el equipo y la información almacenada en él, que además será en un dispositivo probablemente compartido por varios miembros de la familia, o alumnos en el aula.

  10. De forma discreta los padres deben hacer un seguimiento de la actividad del hijo en Internet. Y aquí es donde entran en juego las herramientas que hemos descrito. En función de la edad y de la situación personal o características de nuestros hijos podemos elegir una herramienta u otra.

  11. En el caso del aula, además de todos las pautas educativas que se pueden trabajar con los menores, es muy importante que el centro o las aulas de informática dispongan de algún tipo de filtro de contenidos, configurado y actualizado.

  12. En los centros la tarea de sensibilización y concienciación del profesorado es muy importante. Ya no se puede decir que 'esto no va conmigo' porque no entro en el aula de Informática. El uso de Internet y todas sus ventajas y problemática asociada se ha convertido en un tema transversal en el que está incluido todo el personal docente. Acciones de sensibilización y manejo de técnicas desde la Formación en centros sería muy interesante. Y para los alumnos este tipo de estrategias se podrían implementar como labor de tutoría.

  13. Cuando los hijos/alumnos dejan ya de ser niños todas estas pautas hay que ir adaptándolas. Las normas de utilización para menores de 17/18 habrá que cambiarlas y quizás otros detalles. Pero habrá puntos en los que se deberá seguir insistiendo, como son el 2, 3, 7, 8, 9 y 10. Pero si la trayectoria educativa en la casa y apoyada en el centro escolar ha seguido unas pautas razonables no tiene porque haber grandes problemas. Por que haberlos, los habrá...

Y podríamos seguir dando pautas... pero no se trata de hacer un recetario, sino de provocar la reflexión de padres y profesores acerca de cuál es su tarea en este campo, cómo pueden llevarla a cabo, dónde pueden encontrar ayuda,... En estos momentos ya no sirve esconder la cabeza debajo del ala y pensar que no vamos en ese tren. Nos guste o no estamos todos subidos a él, directamente o porque nuestros hijos/alumnos nos fuerzan a ello. Y hay que dar respuestas y adaptar nuestras estrategias educativas a las exigencias de la sociedad que nos está pidiendo que 'nos pongamos las pilas' y hagamos un esfuerzo de modernidad.

 

 



 

Revista INTEFP

Marcadores Sociales

Facebook MySpace Twitter Delicious Google Bookmarks 

Artículos relacionados