dissabte, 17 de novembre de 2018
MONOGRÁFICO: Redes Wifi - Enlaces inalámbricos (WDS) PDF Imprimeix Correu electrònic
CAJON DE SASTRE - Cajon de sastre
Escrit per Tomás Simal   
dissabte, 12 de febrer de 2011 12:38
Índex d'article
MONOGRÁFICO: Redes Wifi
Consideraciones generales
Tecnologías
Sistemas de gestión Wi-Fi centralizados
Enlaces inalámbricos (WDS)
Video, Voz y Datos
Wi-Fi y QoS
Seguridad en redes Wi-Fi
Herramientas
Perspectivas de futuro
Totes les pàgines

5 Enlaces inalámbricos (WDS)

Una funcionalidad ofrecida por muchos puntos de acceso es la posibilidad de realizar enlaces inalámbricos entre dos de ellos, con el objetivo principal de unir dos redes, y en algunos casos, para proporcionar cobertura inalámbrica en puntos donde no hay acceso a la red cableada, sin renunciar a la comunicación con esta.

El sistema para realizar este tipo de enlace no esta estandarizado, existiendo multitud de soluciones propietarias, cada una con sus virtudes y defectos, aunque los principios básicos de funcionamiento son similares. Sin embargo hay un método de comunicación que aun no teniendo certificación de la Wi-Fi Alliance ni de ningún otro organismo es ampliamente utilizado. Hay que tener en cuenta sin embargo, que al no tener ninguna certificación, los sistemas que utilicen este protocolo no serán en la mayoría de los casos compatibles entre si, y en muchos ni tan siquiera entre distintos modelos de pertenecientes al mismo fabricante.

El método referido es el Wireless Distribution System (WDS). La meta de este protocolo es permitir la interconexión de los puntos de acceso de una red 802.11 sin necesidad de estar conectados a una red cableada, preservando la dirección MAC (equivalente a la dirección Ethernet cuando la trama llegue a la red cableada) de cada uno de los clientes. La conservación de la dirección MAC de los clientes provoca que el enlace WDS sea percibido por el resto de los equipos como un cable que no influye en la comunicación.

En una red WDS un punto de acceso puede ser configurado de manera que asuma uno de los siguientes tres roles:

  • Estación base principal: Es el punto de acceso que esta conectado a la red cableada. Podrá dar cobertura clientes locales y aceptará conexiones de estaciones base repetidoras o remotas.
  • Estación base repetidora: Es aquella que recibe y tramita datos ente una estación base remota u otra estación base repetidora y una estación base principal u otra estación base repetidora. Por tanto realizará saltos intermedios y como su propio nombre indica repetirá la señal para alcanzar puntos más lejanos. Así mismo puede dar servicio a clientes inalámbricos locales.
  • Estación base remota: Es aquella que da servicio a clientes locales y que tiene enlaces a estaciones base remotas o estaciones base principales, pero no es un salto intermedio para otras estaciones base.

Cuando un punto de acceso, funcionando en modo WDS con enlace a otros, da cobertura a clientes locales, hay que tener en cuenta que el ancho de banda disponible para los clientes locales pertenecientes a su celda se reduce a la mitad, pues toda transmisión proveniente del cliente ha de ser repetida por el enlace WDS, y viceversa, toda comunicación que provenga del resto de la red por el enlace WDS ha de ser repetida en la celda local, con lo que cada trama será transmitida por duplicado. Así pues, si la estación base puede ofrecer a sus clientes 54 Mb/s, la estación base repetidora que se conecte a ella podrá ofrecer tan solo 27 Mb/s, y a cada salto la velocidad ofrecida se seguirá reduciendo a la mitad.

Dependiendo del fabricante, los puntos de acceso pueden tener la posibilidad de crear más de un enlace WDS, lo que les permitirá crear redes en malla (“mesh”). Así mismo hay productos, que para evitar la perdida de velocidad con cada salto, dotan a sus productos con dos módulos de radio, pudiendo así utilizar uno para crear el enlace con otras estaciones base y el segundo para dar cobertura local.

Como se puede ver por lo expuesto hasta ahora, las redes WDS pueden ser utilizadas en dos modos:

  •     Puente inalámbrico: En este modo el equipo no permite la conexión de clientes locales, no forma una celda de cobertura Wi-Fi. Se utiliza para crear enlaces punto a punto, por ejemplo entre edificios.

  •     Repetido inalámbrico: Con esta configuración el equipo, ademas de crear el enlace WDS con otras estaciones base, permite la conexión de clientes, creando una celda que será una extensión de la red Wi-Fi.

Los enlaces WDS usualmente presentan limitaciones en el campo de la seguridad. No están disponibles todas las opciones de encriptación y en los equipos mas económicos (aunque sorprendentemente no solamente en ellos) solo los métodos mas básicos de encriptación y autentificación están disponibles. Esto es peligroso, puesto que lo normal es que estos enlaces se efectúen a través de lugares públicos y espacios abiertos, porque son justamente estos espacios los que impiden el acceso a la red cableada y hace necesario un enlace inalámbrico. Así pues, si el equipo no implementa mecanismos fiables de encriptación, expondrá un punto de infusión y ataque a la red.

Es habitual que los equipos que soporten esta funcionalidad tengan la opción de conectar una antena exterior. En el caso de enlaces punto a punto no es deseable que la señal se irradie en todas las direcciones, si no que es preferible que se concentre en una dirección concreta, con lo que se gana seguridad y sobre todo alcance. Es por tanto posible, en muchos equipos, conectar antenas externas direccionales, tipo yagi o parabólicas, que proporcionan alcances mayores de los obtenidos con antenas convencionales, siendo en algunos casos de varios kilómetros.



 

Revista INTEFP

Marcadores Sociales

Facebook MySpace Twitter Delicious Google Bookmarks 

Artículos relacionados