Venres, 23 Agosto 2019
MONTAJE DE UN PATO PDF Imprimir Correo-e
CAJON DE SASTRE - Cajon de sastre
Escrito por Ángel Oeo   
Xoves, 22 Xaneiro 2004 01:35
There are no translations available.

mod_icon1.gif

Vamos a mostrar en este artículo cómo construir un pato empleando un motor y corrienbte continua

Junto con el pato dibujaremos un cuadernillo de instrucciones "paso a paso" que podrá leer y comprender fácilmente un niño que todavía no domine la lectura tradicional.

Pato00.jpg

a) Orientaciones para el constructor

Para preparar este trabajo se necesita un motor de corriente continua, que se puede obtener fácilmente de cualquier juguete estropeado o de las tiendas de todo a 0,60 € en forma de ventilador, u otro artilugio.

El conjunto se monta apoyando las diferentes piezas en dos superficies perpendiculares: el suelo y la pared.

La primera pieza que se coloca es una polea; puede ser de madera, y con la escofina redonda le haremos la canaladura. El diámetro de la polea lo obtendremos realizando alguna prueba empleando el motor que hayamos encontrado y una pila de petaca (4.5 v)

InstPato0.jpg

Si vemos que la polea corre demasiado para el ritmo que queremos imprimir a la cabeza del pato, necesitaremos una polea un poco mayor. Si va lenta, la polea deberá tener menos diámetro.

Otra forma de construir la polea es pegando tres discos de madera contrachapada, siendo el interior de menos diámetro que los dos exteriores.

La polea entra en su eje y de momento se sostiene precariamente. Luego vendrá el cuerpo del pato a hacer tope para evitar su salida. La madera que sirve de "pared" será gruesa como lo requiera el hecho de poder sostener en ella los dos ejes: el de la polea y el del cuello del pato. Si estos ejes son clavos. La tabla será más gruesa que si los formamos con tornillo y tuerca.

Caso de emplear tornillo y tuerca para los ejes, rebajaríamos la rosca con la lima a fin de que la polea no tienda a salirse.

No ponemos polea al eje del motor, y si la lleva es preferible quitársela, o bien correrla un poco hacia fuera, a fin de que sirva de tope para que no se salga la goma; como en este caso parece que la poleilla del motor invita a colocar en ella la goma, lo evitamos limando hasta que pierda esa forma. Lo más normal será que ese tope lo tengamos que preparar.

InstPato1.jpg

Recortamos para ello una arandela pequeña empleando plástico de cualquier botella. Usamos clavo y martillo para hacerle el agujero. Retiramos el clavo y colocamos en su lugar el eje del motor. Si tememos que se pueda salir, podemos fijarlo con pegamento de dos tubos o de contacto, reforzados con algunas vueltas bien apretadas de hilo de coser. El hilo se pone cuando el pegamento ya está untado, pero antes de que se seque. Este sistema no suele pegar en el plástico, pero como se adhiere bien al eje, sirve de tope para evitar que la arandelilla de plástico se salga.

InstPato2.jpg 

Como cabe la posibilidad de que por culpa del excesivo y poco cuidadoso uso, los niños rompan los cables el motor, o lo que es peor que rompan las escobillas del motor destinadas a soldar en ellas los cables, acaso sea mejor dejar el motor y los cables fijos en la base eliminando esta fase del montaje.

La distancia entre el motor y la polea no es crítica, pero hay que elegir bien la gomilla a fin de que no sea tan pequeña que apriete demasiado e impida el movimiento, ni tan holgada que el motor resbale y no transmita su movimiento a la polea.

El cuello del pato es una palanca. Si la madera es demasiado delgada, deberemos incrustar un tubito para que sirva de eje; si es lo bastante gruesa, el tubito no será necesario.

InstPato4.jpg 

El eje excéntrico que lleva la polea se unirá con otro eje similar del cuello del pato por medio de una barra con dos agujeros, que se llama biela. Podemos preparar varias bielas parecidas como se ve en el dibujo, que estarán en la caja, y a la hora de montar ,obligarán al niño a elegir "la buena".

InstPato3.jpg


 
Como pinzas para el motor pueden servir las del pelo que se usan para coger "rulos", recortadas, aunque hay que tener en cuenta si el niño tiene fuerza para abrirlas. En ese caso quizás sea preferible construir una cajita de madera en la que quepa la pila y que ya lleve en su interior las conexiones de los cables para el motor.

También podemos abrir las puntas de las pinzas de modo que el niño pueda engancharlas a la pila presionando como un clip.

Vendrá bien también añadir un pulsador como el que llevan los timbres (Se propone de forma opcional ya que no aparece en los dibujos)

b) Orientaciones para el profesor

Aunque se incluye el libro de instrucciones "graficas" para el niño, este trabajo se presta también para mostrárselo al niño al principio montado del todo, y que sea el propio niño el que elabore mentalmente las instrucciones necesarias para volverlo a montar, mientras observa al principio su funcionamiento, y a medida que descubra la forma de desmontar cada pieza.

Es conveniente que en dispositivos preparados paras ser presentados de esta forma, no haya elementos importantes que puedan pasar desapercibidos por el niño, de modo que luego le resulte imposible localizarlos s la hora del montaje. Nos referimos a detalles como el hecho de que una perforación que parece estar centrada en una pieza, resulta que no lo está y ese detalle impedirá el funcionamiento.

En esas ocasiones, habrá que magnificar el detalle por algún procedimiento: exagerar las diferencias, convertir una pieza en dos, o bien, si técnicamente no se pueden incluir modificaciones, recurrir al color.

El niño puede encontrar en la caja además del juguete completo, unas cuantas piezas muy parecidas. No son repuestos: se trata de que en algunas ocasiones cabe la posibilidad de que se las ofrezcamos a fin de que sea él el que tenga que elegir, mediante un procedimiento propio, cuál es la pieza que sirve. El otras ocasiones, la colocación de una pieza u otra hará que el juguete funciones de forma distinta: lento o rápido, más o menos lejos, etc. Lógicamente esta labor no se la propondremos respeto a distintos dispositivos o piezas muy complejas; será algo ajustado a su edad y a la capacidad de observación e intuición que le atribuyamos y vayamos comprobando que posee.

El hecho de propugnar este sistema de trabajo con el pato, no quiere decir que se deba hacer así siempre; cualquiera otro dispositivo que el profesor o el constructor diseñen, pueden ser presentados por medio de cualquiera de los tipos de instrucciones que comentaremos con detalle en próximos artículos (cuadernillos de imágenes, indicios en la máquina, cintas con instrucciones verbales, monitorización de unos alumnos a otros.... etc) El hecho de elegir una forma u otra no parece inherente a la tecnología de la máquina, sino a otros motivos educativos más próximos al niño y a las metas educativas para edad que cada profesor se
proponga.

c) Confección del cuadernillo de imágenes

Descargando las imágenes desde nuestro archivo: .... se podrá formar con ellas un cuadernillo de imágenes para proporcionar al niño un método visual de realizar el mntaje (En el caso claro está de que elijamos esta opción). Será necesario ordenar y encuadernar los dibujos siguiendo la secuencia adecuada, eliminando o añadiendo fases si el profesor asi lo considera por la mayor o menos experiencia de los alumnos, pero dejando claro que lo deberán realizar de forma autonoma.

Vista general de todas las imágenes que componen el cuadernillo a tamaño reducido:

Pt01.jpg 

Pt02.jpg

 Pt03.jpg

Pat04.jpg

 Pat05.jpg

 Pat06.jpg

 Pato07.jpg

 Pato08.jpg

 Pato09.jpg

Pato10.jpg 

 Pato11.jpg

 Pato12.jpg

 Pato13.jpg

 Pato14.jpg

 Descarga el CUADERNO

 completo en formato PDF

 

Revista INTEFP

Marcadores Sociales

Facebook MySpace Twitter Delicious Google Bookmarks 

Artículos relacionados