Lunes, 16 Septiembre 2019
MONOGRÁFICO: Recursos electrónicos: cómo citarlos - Bibliografías: construcción de listas de referencias bibliográficas PDF Imprimir Correo
CAJON DE SASTRE - Cajon de sastre
Escrito por Andoni Calderón   
Martes, 07 de Marzo de 2006 13:33
Indice del artículo
MONOGRÁFICO: Recursos electrónicos: cómo citarlos
La norma ISO 690-2:1997
Bibliografías: construcción de listas de referencias bibliográficas
Citas dentro del texto
Otros estilos de citas
Bibliografía
Notas al pie
Todas las páginas

 

Bibliografías: construcción de listas de referencias bibliográficas

Una vez que conocemos el modo de elaborar referencias bibliográficas hablamos de cómo se compilan en listados para crear bibliografías.

Hay dos maneras básicas de ordenar un conjunto de referencias. La primera consiste en incluirlas según van siendo citadas en el texto, otorgándoles un número de orden que se coloca delante del primer elemento:

1. PALACIOS GONZÁLEZ, Jesús...
2. CLIJ: cuadernos de literatura infantil y juvenil...
3. NEILL, Alexander Sutherland...

La segunda utiliza el orden alfabético, teniendo en cuenta que en el caso de los títulos no alfabetizan los artículos, por lo que habrá que tener en cuenta la primera palabra significativa:

La cuestión escolar...
CUETO RUIZ, Vicente...
FREIRE, Paulo...

Ordenar según el primer criterio hace más fácil la cita dentro de un texto porque basta con indicar el número de la referencia para determinar la fuente que se cita (se conoce como estilo Vancouver, que se contrapone al estilo Harvard); sin embargo, para analizar la bibliografía de manera individual presenta dificultades, sobre todo cuando es amplia, porque las obras del mismo autor –si se da el caso- se repartirán por todo el listado.

Con el segundo sistema ocurre exactamente lo contrario: la cita conlleva un mayor desarrollo de la fuente dentro del texto; pero la bibliografía como elemento informativo independiente es más fácil de manejar.

En realidad, podrían conjugarse ambos tipos: se ordenan alfabéticamente las referencias y se les añade un número correlativo.

Existe una tercera posibilidad, que es una variante de la última que hemos visto: se ordenan alfabéticamente; pero se añade al nombre del autor, o al título, la fecha del documento. El orden sigue siendo alfabético, pero las obras del mismo autor (o mismo título) quedan ordenadas cronológicamente. En caso de existir varias obras del mismo autor y fecha se añade al año una letra. El conjunto formado por ambos se utiliza también en la cita dentro del texto cuyo sistema se conoce como estilo Harvard o de autor-fecha.

Para diferenciar claramente las referencias entre sí dentro del listado se utilizan diferentes convenciones, en algunos casos combinadas como son: la ya indicada de asignar un número a cada una, hacer una sangría con la primera línea de texto de la referencia o con todas las líneas excepto la primera, utilizar viñetas, poner en negrita el primer elemento de la referencia (responsabilidad principal o título)... En los ejemplos que hay repartidos por el texto encontramos algunas de estas posibilidades.



 

Revista INTEFP

Marcadores Sociales

Facebook MySpace Twitter Delicious Google Bookmarks 

Artículos relacionados