Segundo ciclo de Primaria. Conocimiento del medio

De WikiDidácTICa


Los contenidos del área de Conocimiento del Medio, en el segundo ciclo, se seleccionan con criterios que gradùan y amplían su dificultad y ámbito de análisis, a fin de seguir una progresión acorde a las características del desarrollo del alumnado de estos niveles.


A.1. El conocimiento de sí mismo

El conocimiento de sí mismo avanza en este ciclo en el desarrollo de capacidades para identificar y localizar los principales órganos del cuerpo, para establecer relaciones con la función que desarrollan y para conocer y practicar hábitos de higiene y salud tanto individual como social.

La progresión en el conocimiento más objetivo de uno mismo y de los otros se puede fomentar a través de procedimientos que permitan expresar libremente las iniciativas de los niños y niñas, acoger las de los otros y contrastar los diferentes puntos de vista. Así aumentarán la autoestima a medida que se construyen una imagen cada vez más ajustada a la realidad de sus posibilidades y limitaciones personales.

La autonomía personal se promoverá dando más posibilidades al alumno o alumna para que organice su propio tiempo (estudio,ocio, descanso); su higiene personal; su dieta (elección de alimentos favorables, rechazo del abuso de golosinas); cuidado en el uso de algunos aparatos y sustancias y respeto por las normas de seguridad para estar en casa y para salir a la calle con mayor grado de autonomía.


A.2. La dimensión espacial y temporal

Los elementos espaciales se tratan de manera sistemática, avanzando en aquellas nociones elementales que permiten aumentar la capacidad de orientarse y situar los objetos en el espacio. Los ejercicios de observación de espacios concretos, de localización de los objetos en ellos contenidos y los juegos de orientación, proporcionan oportunidades para introducir conceptos de distancia, dirección, tamaño, forma y distribución, de manera que poco a poco los niños y las niñas adquieran confianza para orientarse, identificar y describir espacios concretos muy simples.

El desarrollo progresivo de las destrezas en el dibujo, lectura e interpretación de croquis y planos sencillos y de mapas a gran escala se facilita programando actividades que deben tener en cuenta que los lugares representados sean muy familiares al alumnado, el empleo de la idea intuitiva de la proporcionalidad gráfica y la distinción de las formas y los tamaños.

Las capacidades de compresión temporal se siguen trabajando en este ciclo partiendo de la experiencia personal del tiempo. La sucesión de acontecimientos ocurridos en la familia del alumno o alumna, permite introducirle en el estudio de las nociones básicas del tiempo histórico: pasado, presente y futuro; anterior y posterior, etc. Del mismo modo, los vestigios del pasado del medio local, las fuentes orales y escritas, los acontecimientos y los personajes relevantes de la localidad en el pasado, etc., permitirán a los niños y niñas ir avanzando en la adquisición de las primeras nociones de cronología y en el afianzamiento de medidas temporales como la década y el siglo.

Lo más adecuado para el progreso en la orientación respecto al tiempo, es el registro sistemático de los hechos y acontecimientos citados, que cambian y se suceden con el paso del tiempo en la familia y en el medio local, y su representación gráfica en un friso cronológico, en el que de manera plástica se perciba la situación relativa de los acontecimientos en el tiempo.


A.3. El medio natural y el medio social

Los contenidos relacionados con el conocimiento del medio físico se trabajan en este ciclo en el ámbito local e insular. Para el alumnado de esta edad, la localidad en que están enclavadas su casa y su escuela es la fuente más importante de experiencia directa del medio. Es también el lugar en el que pueden ser llevadas a cabo con facilidad las observaciones y las sencillas investigaciones que requiere el estudio sistemático y guiado delos elementos vivos e inertes del medio natural. La exploración y el enfoque, meramente descriptivo, del medio en el primer ciclo va dando paso, paulatinamente, a un trabajo más formalizado en este ciclo y que empieza a tomar en consideración la interrelación que se da entre los diferentes elementos que lo componen.

El medio local continùa proporcionando oportunidades para avanzar en el estudio del tiempo atmosférico, su medida y sus efectos; para iniciar el examen de los distintos tipos de rocas, suelos y materiales e iniciar el estudio de los cambios físicos observables que experimentan estos elementos; para ir profundizando en el estudio de las características de los seres vivos y sus procesos y cambios vitales; para adquirir las nociones básicas de los elementos naturales del paisaje (relieve, aguas, vegetación, fauna, etc.); y para adquirir actitudes respetuosas y responsables en relación con la conservación y mejora del medio ambiente.

Los contenidos correspondientes al medio social amplían su campo de estudio al conjunto de la comunidad escolar y a los grupos sociales de ámbito local. Estos grupos con los que los alumnos se relacionan, presentan una complejidad superior a la de aquellos con los que se identificaron en el ciclo anterior. No obstante, el trabajo realizado para conocer su organización, sus normas, etc., constituye una buena base para conocer la organización y respetar las normas de los nuevos grupos con los que el alumno o alumna se implica personalmente.

De forma teórica, se aborda el conocimiento de las instituciones locales tanto del gobierno (ayuntamiento, juzgados, policía municipal) como de participación social (organizaciones recreativas, asociaciones ciudadanas, etc.). Pero además se trabajan los procedimientos que fomentan las capacidades de interrelación personal a un mayor nivel de profundidad y de dominio de las normas del intercambio comunicativo y las de participación en debates sobre temas que interesen al alumnado, al igual que en trabajos de equipo que permiten a su vez el desarrollo de actitudes de colaboración y ayuda.

Por otro lado, los alumnos y alumnas de este ciclo pueden empezar a comprender que forman parte de un lugar que tiene sus propias tradiciones y su propia historia. La capacidad de indagar sobre el pasado se fomenta iniciando al alumnado en la utilización de los vestigios históricos y de las tradiciones culturales de la localidad e iniciándolo en el manejo de libros de consulta y de otros materiales escritos sencillos que completen las fuentes orales, más propias del primer ciclo. Se profundizará de esta manera en la valoración y respeto del patrimonio cultural de la comunidad local.

El análisis de las relaciones que establecen el medio natural y el medio social se aborda, en este ciclo, teniendo en cuenta las transformaciones que los seres humanos realizamos sobre el medio físico, tanto en la extracción y transformación de rocas, minerales, materiales y sustancias, cuanto en los instrumentosy tecnología utilizados. El conocimiento práctico de recursos tecnológicos en estas edades es posible ampliarlo a algunos operadores parciales como el eje, la rueda, el cable o la palanca y, a partir de ellos, animar al alumnado a construir aparatos sencillos. Las herramientas que van a usar para construirlos les introducirán en la adquisición de unas destrezas básicas de manipulación, al tiempo que desarrollarán en ellos hábitos de cuidado, mantenimiento y seguridad en el uso de aparatos y máquinas habituales.

Otro modo de ver estas relaciones es identificar y clasificar las actividades laborales de la localidad y relacionarlas con los sectores de producción más relevantes de la misma. Se puede ejemplificar analizando el proceso de fabricación, transporte, publicidad y comercialización de algùn producto local. El análisis de los aspectos humanos del paisaje local, que reflejan la intervención humana (asentamientos de población, cultivos, industrias, vías de comunicación, etc.), permite desarrollar en los niños y niñas las capacidades para comprender las relaciones que los grupos humanos establecen con la naturaleza. Un buen conocimiento de la localidad en los aspectos físico y humano es una base firme para establecer posteriores comparaciones con otros lugares.

Las actitudes que se pueden trabajar en relación con estos contenidos son aquellas que permiten valorar la función complementaria de los diferentes trabajos (pùblicos, privados y domésticos) que aseguran el funcionamiento de la vida local, las que tienen en cuenta el uso racional de los recursos naturales (agua, aire, suelo), y aquellas que profundizan en el respeto al medio ambiente local.

Herramientas personales
Colaboración Escolar