Primer ciclo de Primaria. Conocimiento del medio

De WikiDidácTICa


En este estadio de su desarrollo, los niños y las niñas incrementarán su consciencia y su comprensión del medio si de modo gradual y consistente se les proponen experiencias de aprendizaje basadas en las suyas propias.

Los contenidos fundamentales del área para toda la etapa se trabajan en el primer ciclo, básicamente, a partir del medio familiar, escolar y vecinal. Se estructuran en torno a las siguientes ideas.


A.1. El conocimiento de sí mismo

La dimensión individual de los seres humanos es un contenido que se trabaja en este ciclo. Se inicia con el alumnado el camino del conocimiento de sí mismo por medio del desarrollo de las capacidades de autonomía y de autoestima, siempre en relación con su grupo de iguales, y tomando como elemento de confrontación y referencia los grupos sociales a los que pertenece.

La autonomía se favorece con la práctica de hábitos higiénicos y de salud (limpieza personal, adquisición de ritmos de actividad y descanso, adopción de posturas correctas, etc.) y con el cumplimiento de normas elementales de seguridad en el hogar (con los productos y aparatos), en el colegio y en la calle, respetando las normas relacionadas con la seguridad vial y con el uso del transporte.

La autoestima se favorece mediante la observación de los cambios que experimenta su cuerpo en cuanto a talla, peso o dentición. Esto ayuda a la toma de conciencia del propio cuerpo, a la creación de su imagen ajustada a la realidad y a la aceptación de las diferencias con los otros.


A.2. La dimensión espacial y temporal

La primera de ellas tiene en cuenta las capacidades que facilitan la comprensión del espacio y consolida, en este ciclo, el dominio de las nociones topológicas básicas, como arriba_abajo, dentro_fuera, abierto_cerrado. Introduce, por otraparte, estrategias que llevarán a la comprensión del espacio cercano, para aprender a situarse y a situar en él los objetos. Las experiencias iniciales para transformar los objetos de tres dimensiones en dos se deben proporcionar proponiendo la exploración y manipulación de juguetes u objetos, en general, y la realización de dibujos de los mismos.

La dimensión temporal, que permite la adquisición del sentido del tiempo, desarrolla esta capacidad a partir de los ritmos y experiencias personales que se tengan del mismo. La observación sistemática de los cambios que se manifiestan producidos por el paso de los días _en su actividad, en su propio cuerpo o en las plantas y animales de su entorno_contribuirá a afianzar la adquisición de las nociones temporales básicas: antes, después, ayer, hoy, mañana, etc. La historia personal _con el recurso a fuentes orales y a los hitos del cumpleaños, las vacaciones, etc._ favorece la introducción de los conceptos básicos del tiempo histórico, como son la duración, la sucesión y la simultaneidad, a la vez que permite el afianzamiento en el uso de medidas temporales como el día, el mes y el año.


A.3. Los seres vivos y lo inerte

En estas edades se inicia el estudio de los elementos inertes del medio físico (agua, rocas, materiales, etc.) y de los seres vivos que lo habitan (plantas, animales, personas). Se favorece la comprensión de las diferencias entre lo vivo y lo no vivo, emprendiendo por un lado tareas de observación, exploración y manipulación de los elementos materiales del medio para descubrir sus características principales; por otra parte, se observan y describen los rasgos más destacados de los animales y plantas del entorno, y de otros muy conocidos por el alumnado, diferenciando entre unos y otras para identificar las características básicas y diferenciadoras de los seres vivos.

Las clasificaciones atendiendo a un solo criterio_ y la comparación de los resultados obtenidos en las observaciones realizadas, desarrollan en los niños y niñas la capacidad de establecer relaciones entre la idea de ser vivo y las funciones vitales.


A.4. El medio natural y social

La base del aprendizaje de los contenidos relacionados con el medio físico centra su campo de atención en el entorno físico inmediato del alumnado, su barrio, vecindario, escuela y localidad.

La observación y recogida de datos, de modo sistemático y guiado, sobre los fenómenos y elementos del medio, la comparación de los datos registrados para señalar diferencias y semejanzas, y la realización de clasificaciones sencillas son las actividades fundamentales que van a favorecer la adquisición de conocimientos, el desarrollo de destrezas y actitudes y el desarrollo de la capacidad de intervenir en el medio, al nivel que se puede esperar del alumnado de estas edades.

Un elemento del entorno físico, que siempre está presente y es variable por naturaleza, es el tiempo atmosférico. Los alumnos de este ciclo son capaces de observar los fenómenos atmosféricos e incluso de usar equipos simples para medir la temperatura y la lluvia.

El reconocimiento de las variables fundamentales que configuran el paisaje natural en el entorno del alumnado, y de todos los componentes naturales del medio, se hace partiendo de lo tangible, vivencial y manipulativo, y teniendo en cuenta las características psicopedagógicas de los niños y niñas de este nivel.

La aproximación de los alumnos y alumnas de este ciclo al conocimiento del medio social se concreta en los grupos primarios a los que pertenece, fundamentalmente en el ámbito familiar y escolar (familiares, compañeros de clase, vecinos y amistades). Estos grupos son los más próximos a su experiencia personal, por lo que el conocimiento de cómo funcionan lo adquiere de una manera vivencial.

Otra manera de iniciar en este ciclo el estudio sistemático del medio social en que se desenvuelven los alumnos y alumnas, es acercarlos a sus costumbres, fiestas y tradiciones. Se desarrollan de este modo las capacidades de observación e indagación (bùsqueda de datos, consulta de fuentes orales, etc.) al tiempo que las actitudes de valoración, dentro de sus posibilidades, del patrimonio cultural canario y de respeto por su conservación.

La capacidad de establecer algunas relaciones sencillas entre el medio natural y las actividades humanas se puede desarrollar identificando las profesiones más comunes del entorno y siguiendo las fases del proceso de producción de algùn producto de uso habitual. De la misma manera, los niños y las niñas del primer ciclo pueden reconocer en su entorno algùn foco de contaminación o algùn lugar placentero para el ocio, que son dos consecuencias de la actuación del ser humano en el paisaje (negativa la primera y positiva la segunda), que ellos podrán relacionar con facilidad.

Por otra parte, se inicia en este ciclo el contacto con el desarrollo tecnológico, a partir de la exploración y manipulación de los materiales más usados y de los aparatos de uso cotidiano, en casa y en el centro escolar (televisor, vídeo, juegos electrónicos, ordenadores, calculadora, etc.), y de la construcción de dispositivos elementales. Utilizando instrumentos y técnicas adecuadas, los alumnos pueden realizar operaciones sencillas como cortar, coser, pegar, perforar, etc., siguiendo las normas de seguridad necesarias y el mantenimiento que requiere el manejo de las herramientas y aparatos.

Herramientas personales
Colaboración Escolar