Actividad 3

Actividad 3: Contamos una historia (2 sesiones)

La actividad 3 está compuesta de dos tareas grupales, en ellas se facilita la creación de un texto donde se unifiquen varios tipos de textos: narrativo y descriptivo. Se debe trabajar desde el inicio de la narración hasta la finalización completa.

La importancia de realizar estas tareas en grupos es evidente, pues permite al alumnado ampliar su desarrollo con la ayuda de los compañeros y compañeras de equipo, así como potenciar el respeto hacia las ideas y opiniones de otros.

Practiquemos juntos. Personajes en acción

Esta tarea debe realizarse en grupos de 3 ó 4 personas. El alumnado debe realizar una narración breve donde se representen acciones de los personajes creados en la actividad anterior.

Antes de iniciar su andadura literaria, deben consultar el siguiente enlace:

Para iniciar la redacción, el alumnado debe conocer la estructura de la narración, los elementos y el lenguaje que se puede utilizar.

Una vez estudiado, el alumnado debe crear una presentación de Impress que indique el título "Una historia de cuatro amigos". Debe contener los siguientes apartados: presentación, nudo y desenlace.

Sobre el apartado presentación, debe incluirse la descripción del espacio que ocupará aproximadamente 10 líneas.

El nudo es el apartado más elaborado, debe presentar algún tipo de conflicto o problema a resolver. Puede ocupar sobre las 25 líneas.

Y finalmente el desenlace, este apartado pone fin a la narración, en él se resuelven los conflictos y debe ocupar unas 10 líneas.

En el texto deben aparecer, al menos, dos diálogos entre los personajes, el docente puede facilitar sugerencias sobre el momento más apropiado teniendo en cuenta la narración que se está realizando, así como puntualizar o realizar cualquier tipo de matización que permitan al alumnado comprender mejor la tarea.

El docente debe dinamizar la actividad para que no se alargue en exceso en el tiempo. Se trata de un tanteo en la creación literaria y, por tanto, no importa tanto la calidad final de la historia (o lo interesante del argumento) como el hecho de haber sido capaz de montar una narración de principio a fin.

Practiquemos juntos. Damos vida a nuestra historia

En la actividad complementaria el alumnado va a dar un impulso final a la creación del texto. Para ello, debe añadir imágenes y voz a la narración previamente creada. El docente, respecto a las imágenes puede facilitar indicaciones o sugerencias sobre fotografías o ilustraciones que sirvan aunque no muestren clara la narración.

Respecto a la voz, el alumnado debe leer y grabar su propia historia e incluirla en la presentación. En este sentido el docente indica al alumnado que deben organizarse para abordar este aspecto de la tarea, así un alumno realiza el papel de narrador, dos miembros más realizarán papeles de los personajes en los diálogos. El docente indicará la posibilidad de que un alumno o alumna represente en voz a varios personajes, si fuese necesario, con el fin de completar la historia grabada.

Otra opción que el docente puede indicar al alumnado es la posibilidad de realizar sonidos y grabarlos a la vez que se narra, con el fin de darle más credibilidad a la historia.

El alumnado, una vez haya completado la tarea, debe subir la presentación a Authorstream e incluir el enlace a la presentación a través del blog del aula.

Es imprescindible que los grupos traigan el trabajo previo, como buscar imágenes, hecho de casa; conviene que haya un fin de semana de margen para realizar esta organización previa.

Por otro lado, el docente debe animar al alumnado, bajo el nombre y personalidad de los personajes creados, haga comentarios en los blogs de los otros grupos.

Solucionario a la actividad 3

Practiquemos juntos. Personajes en acción

En esta actividad se debe valorar la redacción y la estructura de la narración creada por el alumnado. El docente tiene que comprobar que la narración incluya los tres apartados específicos y que tengan aproximadamente las líneas marcadas en la tarea, esto es: presentación (10 líneas), nudo (25 líneas) y desenlace (10 líneas).

Debe valorar la redacción final, la creatividad y originalidad, la presentación, la inclusión de los diálogos y el sentido de los mismos dentro del texto, etc.

Como las respuestas generadas por el alumnado pueden ser muy diferentes debido a las características de la tarea no es posible facilitar un solucionario estándar. 

Practiquemos juntos. Damos vida a nuestra historia

En este caso el docente debe valorar la tarea al completo, no se evalúa solo la inclusión de las imágenes y la grabación, se valora que se hayan realizado las matizaciones o cambios que el docente propuso al alumnado en la tarea anterior.

También debe tenerse en cuenta que las imágenes tengan sentido y se reflejen de algún modo en el texto redactado. Al igual, la grabación se evalúa teniendo en cuenta la pronunciación, la elaboración y el esfuerzo, los personajes y las entonaciones, etc.

En conclusión, debe valorarse cada aspecto y los detalles del trabajo en su conjunto, pues no es posible facilitar un solucionario detallado puesto que cada grupo es libre de realizarlo como más le guste.