6.2 Funciones habituales

Los periódicos y las revistas son el resultado final de un complejo trabajo en equipo. Es necesario contar con una organización que presente unas dimensiones variables en función del tipo de prensa del que se trate. Estas organizaciones pueden:

  1. Formar parte de empresas privadas que pretenden obtener un beneficio económico con la edición de estos productos informativos.
  2. Formar parte de otras instituciones de carácter público que persiguen satisfacer las necesidades informativas de la sociedad.

El tamaño de estas organizaciones es mayor o menor según los objetivos y las características del periódico o revista. Los periódicos de información general con gran difusión (por ejemplo El País, ABC, El Mundo , etc.) pueden integrar organizaciones con más de un centenar de trabajadores. No obstante, ten en cuenta que para elaborar el periódico de tu Instituto quizá sea suficiente con un equipo de diez compeñeros.

Las organizaciones proporcionan los bienes económicos (dinero), elementos materiales (tecnología, instalaciones) y personales (trabajadores) necesarios para producir y difundir la prensa.

Se requiere, por tanto, desarrollar una serie de trabajos de distinta naturaleza: periodísticos, comerciales, técnicos, administrativos, etc. para que la publicación pueda llegar al lector. La dirección del medio se encarga de distribuir todos estos trabajos entre los profesionales más adecuados para obtener la mayor eficacia posible en su tarea.

La dirección organiza el trabajo del equipo distribuyendo todas las funciones requeridas. El principal responsable de la publicación es el Director que nombra a sus colaboradores más directos que son los directores adjuntos y subdirectores que también se encargan de la coordinación, o de nombrar a coordinadores, y de tomar las decisiones de mayor responsabilidad.

Cada una de las secciones del periódico está dirigida por un profesional: el redactor jefe de cultura, de nacional, de internacional, de deportes, cierre, diseño, etc. Dentro de cada sección trabajan una serie de redactores o periodistas. De esta forma se van creando distintos equipos de trabajo, cada uno con sus propias funciones pero todos ellos coordinados para lograr el objetivo final: la elaboración del periódico o la revista.

Existen otros departamentos que desarrollan otras muchas tareas no periodísticas pero igualmente necesarias. Por ejemplo, las dedicadas al marketing (la promoción), la distribución, la publicidad, los recursos humanos, la administración, la gerencia o los talleres (rotativas).

Como puedes comprobar, un buen periodista debe saber trabajar en equipo.


<< anterior | siguiente>>