6.2. La clonación humana

La posibilidad de clonar animales mamíferos, tanto a partir de células embrionarias como de células diferenciadas (caso de la oveja Dolly), abre la puerta para la clonación de humanos. Para mayor polémica se publica en 1993 un experimento de clonación humana hecho con embriones humanos que no podrían haber sobrevivido, pero que mediante la disgregación de sus células se obtuvieron 48 embriones clónicos (idénticos genéticamente) que fueron posteriormente destruidos.

Clonar personas enteras está prohibido en muchos países y condenado por muchas instituciones, pero clonar tejidos humanos con fines terapéuticos es pedido por multitud de científicos, sobre todo desde que se puede dirigir la diferenciación de células madre hacia la obtención de tejidos concretos.


Figura 12 : Técnica de clonación

 

Bachillerato 2º >> Biología >> UD6: La biotecnología en el mundo actual

Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa.

© Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Año 2001.