Nivel educativo ESO y Bachillerato
Área o materia Lengua Castellana y Literatura
Germán Torres del CEIPS Lope de Vega de Hospitalet (Barcelona)
Descripción de la buena prácTICa
Germán Torres es un joven profesor de Lengua castellana y Literatura que ejerce desde hace cuatro años en un colegio concertado de Hospitalet .
Comenzó a redactar su blog, Letras del Oikumene, en mayo de 2010 en el marco de un curso de formación permanente sobre la creación de edublogs. Hasta entonces, no había participado en ninguna experiencia educativa con las TIC, y le gustó tanto, que siguió manteniéndolo una vez acabado el curso y se convirtió en un asiduo colaborador de la blogosfera.
Hemos pedido a Germán que nos relate su experiencia en el uso educativo de las TIC en general y que nos hable de su original blog en particular lo cual agradecemos.
Su originalidad reside en repasar los conceptos estudiados en Lengua Castellana y literatura de la ESO empleando fragmentos de obras de Fantasía Épica y de Ciencia Ficción

En mayo de 2010, durante mi tercer curso como profesor de lengua castellana y literatura de Secundaria, me apunté a un curso de formación permanente online titulado ?Los edublogs como herramientas educativas?. Su temática me llamó la atención, pues, aunque el fenómeno de las bitácoras en Internet ? ahora lo sé ? llevaba años en auge y con una fecunda e inmensa comunidad que enriquecía a diario la ?blogosfera?, yo nunca me había interesado por tal fenómeno. Nunca había leído asiduamente ninguno, y mucho menos tenía el mío propio: el título del curso, por tanto, me resultó sugerente e interesante y decidí paliar esa laguna de mi conocimiento de las Nuevas Tecnologías aprendiendo a hacer un Blog educativo.

El curso fue un éxito. Se nos dio una base teórica apropiada para el engarce de la experiencia blogger en la práctica docente y educativa; el constructivismo impregnaba la práctica totalidad del planteamiento y, a pesar de mis reservas sobre la posibilidad de aplicarlo con éxito entre mi alumnado, me sumé con agrado a la experiencia.

Además, como podéis imaginar, para superar el curso había que realizar un blog, o, al menos, su estructura formal que luego sería ? o no ? completada con entradas. Tengo 26 años, y prácticamente he crecido con el Messenger, vi nacer los principales exploradores y que he asistido a los sucesivos fenómenos de Internet, desde comunidades online a clientes IRC, juegos en línea, el maremoto de la Wikipedia o las ahora omnipresentes redes sociales: todo ello hizo que el componente ?técnico? de la realización del blog me resultara muy sencillo. Blogger o Wordpress ponen al alcance de usuarios no especializados la edificación de estas bitácoras con sus sencillas interfaces: esa simplificación ha permitido la democratización y universalización de lo que antes pasaba como coto privado de programadores e iniciados. Gracias a esa sencillez, el número de entradas en la ?blogosfera? crecieron vertiginosa y exponencialmente. Desde aquí animo a cualquier compañero docente para que compruebe por sí mismo lo asequible del proceso: conociendo mínimamente el funcionamiento de un explorador de Internet, hacer un blog es una tarea al alcance de cualquiera.

Una vez que supe ?cómo? construirlo, me preparé para decidir su enfoque. Tras reflexionarlo, pensé que me apetecía aúnar lo puramente académico con mis gustos personales. Quise que este espacio, gratuito y que concebí desde el principio como un trabajo voluntario que disfruto haciendo, no fuera una mera repetición de conceptos que ya habían sido dados en clase. Por otra parte, tampoco pretendí especializarlo tanto que resultara totalmente inadecuado para los intereses o nivel de mis alumnos. Elegí por tanto, una vía intermedia. Desde Letras del Oikumene me propuse, como digo en la introducción que abre el mismo, repasar los conceptos estudiados en Lengua Castellana y literatura de la ESO empleando fragmentos de obras de Fantasía Épica y de Ciencia Ficción, tantas veces maltratadas o ignoradas en el canon oficial. Es decir, ejemplificar los mismos conceptos que a diario vemos en las clases de 1º a 4º de ESO con ejemplos de libros pertenecientes a esos géneros que tanto me gustan y que mis alumnos difícilmente conocerían en clase.

De esa forma, aquel a quien le interesara podía descubrir series, sagas o géneros de la literatura juvenil y fantástica como El Señor de los Anillos, Dragonlance, los Reinos Olvidados, Crepúsculo, Oscuros, clásicos como Verne o Zamiatin, libros inspirados en videojuegos como World of Warcraft o Gears of War, o ciencia ficción ? quizá la más alejada para ellos, pero que intento descubrirles, si no para este momento de sus vidas,ojalá para más adelante ? como Asimov, Herbert, Huxley, Vance o tantos otros. Y, mientras les explicaba algo sobre esos libros que me hicieron a mí lector ? y desde los que salté, en su momento, a la Gran Literatura y a otros muchos diversos intereses ?, consolidaba con cada post un único concepto que hubiéramos dado en clase. Sin orden ni jerarquía alguna. Si con los libros de la Fundación hablábamos de los sintagmas adverbiales, quizá el siguiente post se refiriera a la comunicación no verbal. De sintaxis íbamos a ortografía, y tras repasar las argumentaciones con textos de la Infraoscuridad, veíamos ejemplificadas las ? por ejemplo ? descripciones psicológicas con fragmentos de Harry Potter. Mi blog no pretende ni pretenderá nunca ser un curso de Lengua castellana: es más bien un baúl en el que voy depositando libros y conocimientos al alcance del alumno para que sean ellos y ellas los que se acerquen por propio interés, curiosidad y ansía de conocimiento.

El objetivo básico está claro: repasar de forma sencilla los conceptos de la asignatura de Lengua Castellana y Literatura del segundo ciclo de la ESO. sin la limitación de tiempo de una sesión en clase, con la accesibilidad voluntaria y universal que nos brinda la red y reforzado todo ello con la profusión de elementos interactivos ? desde vídeos, presentaciones animadas, enlaces a otras bitácoras, foros, etc. - que ponen a nuestro alcance las nuevas tecnologías.

Los objetivos últimos, por ambiciosos y de complicada realización, no son por ello menos deseables: fomentar la lectura de obras más cercanas a sus intereses y edad, facilitar su acercamiento a la literatura como fuente de placer y goce estético, conectarles con gente que comparta sus intereses a través de enlaces con páginas temáticas y blogs cercanos temáticamente, etc. Por último, intentar que se impliquen activamente en este ámbito de su proceso educativo, convirtiéndose en prosumers, que generen comentarios, discusiones, polémicas, interpretaciones propias. Que ejerciten el pensamiento crítico y desarrollen su propio criterio estético, primero guiados por mí, muy pronto de forma plena, independiente y libre. Sé que muchos de los objetivos enunciados rebosan de ingenuidad, pero no por ello dejan de ser los que, humildemente, tiene este edublog, Letras del Oikumene.

Desde que hice partícipes a mis alumnos del ?CEIPS Lope de Vega? de Hospitalet ? colegio donde imparto clases desde el curso 2007-2008 ? de mi trabajo, dejé claro que su interactuación con este recurso TIC iba a ser voluntaria y sin repercusión académica (sin rodeos, que no les iba a subir la nota). Quizá, con el tiempo, adecuando los contenidos y ciñéndolos a una programación seria y ordenada, podría llegar a integrarse en mi experiencia de clase, pero de momento, la concibo solo como un complemento que pongo a disposición de mis alumnos y de todo aquel a quien le interese.

Durante este año que ahora empieza, mi intención es aumentar el grado de participación de algunos de mis alumnos en el blog: muchas de ellas ya se han metido conmigo por mi dudoso gusto para elegir colores o aspectos visuales en general, por lo que las animaré a presentarme sus propuestas; tengo varios ?cracks? en clase que hacen maravillas con el Photoshop, por lo que muy pronto, el aspecto visual de mi bitácora reflejará el trabajo ? en forma de banners o ilustraciones ? de mis alumnos. Siempre les animo a intentar realizar por ellos mismos un post, y, si bien hasta ahora no hemos llegado a esa meta, me animo pensando que ni Roma ni Trántor ? perdonad la licencia friki ? se edificaron en un día. Más adelante, por qué no, Letras del Oikumene podría abrirse a otros géneros literarios y repasar conceptos de otras asignaturas. Proyectos y más proyectos, algunos de los cuales espero que se hayan realizado cuando volvamos a brindar por un Año Nuevo.

Para acabar, quiero hacer constar el apoyo de varios profesores y profesoras que me precedieron en este empeño de la creación de blogs educativos, y que han sido para mí referentes y ejemplos: desde el impecable (Re)paso de lengua de Antonio Solano, Tres Tizas, En ocasiones leo libros... o el maravilloso Sapere Aude (entre otros muchos), todos me recibieron cálidamente y me animaron en más de una ocasión con comentarios elogiosos y aportaciones muy interesantes. A todos ellos les agradezco su labor en un empeño educativo a través de las TIC al que, con humildad, quiero sumar mi Letras del Oikumene.