Después de más de siete cursos con el uso intensivo de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC) en el aula, el instituto Torre del Palau de Terrassa, Barcelona, fue uno de los centros  educativos públicos de secundaria que, durante el curso escolar 2009-2010, participó en el Projecte Educat 1x1, del Departamento de Educación de la Generalitat de Cataluña. Un proyecto "revolucionario" que implica usar los ordenadores portátiles de forma intensiva en las aulas de la ESO: la tecnología como revulsivo para cuestionarse los métodos de enseñanza, la adaptación al ritmo de los tiempos actuales y un reto que, bien aplicado, mejorará los niveles educativos de las próximas generaciones. Una apuesta para situar la educación en un futuro que ya es presente.

Los 94 alumnos que iniciaban primero de ESO en septiembre de 2009 lo hicieron con su ordenador portátil, con el que siguieron siete asignaturas durante el curso escolar 2009-2010. Los libros digitales entraron en las aulas, pero también se usaron libros y otros materiales en papel, aunque menos.  Los materiales digitales fueron un pretexto para trabajar de otra forma, con otra metodología, abiertos a los cambios propios de la sociedad de la información y del conocimiento.

La introducción de todo lo que implica poner en marcha el Proyecto Educat 1x1 en un centro educativo es compleja: gestión informativa entre toda la comunidad educativa (alumnado, profesorado, familias y resto de sociedad relacionada con el centro), logística, seguridad, protocolos de uso, programación pedagógica, seguimiento del proceso, evaluación, valoración, retroalimentación, difusión y ayuda a aquellos centros que lo necesiten. Un ejemplo esquemático del proceso seguido se puede ver en esta presentación que está en la Red (en catalán: seguro que se entiende con poco esfuerzo):

VALORACIÓN DE LAS FAMILIAS
En general las familias se han mostrado expectantes ante un cambio tan importante. De entrada no se han opuesto al proyecto, al contrario. En general se han implicado de una manera muy positiva. La novedad de los libros digitales les ha llamado la atención pero también lo que implica el cambio y sus incógnitas: cómo estudiar con los ordenadores, cómo ayudarles a estudiar y qué pautas seguir, número de horas que permanecen al final del día ante las pantallas, ergonomía visual y postural, seguimiento de cada familia del trabajo desde las contraseñas personales para acceder a  la intranet del centro, uso de material en papel. En todo el seguimiento familiar con las TIC se descubre otro fenómeno interesante: la Escuela 2.0 ayuda a la formación digital de las familias a través del instituto y de sus hijos. Es un aspecto nuevo que hay que potenciar y que forma parte de la filosofía del aprendizaje cooperativo, de compartir conocimientos, de la enseñanza horizontal. Con lo que nos encontramos ante una realidad de aprendizaje amplia y global en el seno familiar: Internet se potencia entre las familias con la Escuela 2.0.
VALORACIÓN DEL PROFESORADO

La actitud del profesorado cambia tanto en cuanto a distribución del tiempo de clase como de su situación espacial, normalmente atrás para ver las pantallas. Su papel es más activo como orientador y facilitador de la enseñanza. Las herramientas más usadas son las PDI, la pizarra de rotuladores (ya no existen las de tiza en el centro), los ordenadores y dispositivos como la máquina de fotos, de vídeo y las memorias USB (aunque éstas se intentan evitar poco a poco y suplantar por los discos virtuales y el almacenamiento en la Intranet, blogs, etc.). La seguridad del material es un aspecto organizativo que preocupa. Las aulas están cerradas, el alumno dispone de una taquilla con llave en el aula y hay una serie de protocolos muy definidos, tanto para el uso dentro, la seguridad, la responsabilidad con las TIC y qué hacer ante la casuística más habitual. El centro dispone de circuito exterior de videovigilancia y conexión a central de alarmas.

El tema de la distribución del tiempo de clase es muy importante. Al respecto se plantean divisiones temporales según las curvas de atención y metodologías, con ordenadores encendidos pero las pantallas bajadas, trabajo individual o grupal, ordenadores apagados, exposiciones o trabajos en concreto, actividades prácticas o reflexiones grupales. De lo que no cabe duda es que la gestión del aula ha de cambiar respecto a los modelos más tradicionales. Ocurre lo mismo con la disciplina. En general mejora notablemente pero también aparecen otras casuísticas: ver páginas que no responden a actividades concretas, posibles descargas que no tocan, varias páginas abiertas y minimizadas, desconcentración ocasional.

La evaluación y los criterios de evaluación con el uso de las TIC también introducen cambios. La memoria, en la que se basan las pruebas y actividades evaluadoras, se cuestiona como la fuente más importante para deducir el nivel de los aprendizajes. Ahora hay que evaluar los procedimientos, la metodología, los "productos" finales del tratamiento de la información. Por tanto, el profesorado cree que se abre un nuevo campo que puede ayudar a aquel sector de alumnado que no siempre demuestra lo que sabe si sólo se le califica por su memoria. El modelo de los exámenes también debe cambiar.

Respecto a la metodología, he aquí uno de los centros de atención más importantes para el profesorado. Se valora la metodología activa, la selección de información, la realización de proyectos, la solución de problemas, la investigación y el aprendizaje cooperativo con resultados que dignifiquen al alumnado, le ayuden en su autoestima y le sitúen como personas que llegan a producir otras informaciones, las cuales se pueden publicar en blogs, wikis, revista del instituto para darlo a conocer. La metodología con las TIC  trae consigo el uso no sólo de los libros digitales. Hay que seleccionar recursos digitales de Internet y usarlos para que ayuden a conseguir los objetivos planteados. Las clases exigen más preparación previa de cada uno de los momentos del tiempo de la clase pero los resultados son muy satisfactorios. La recogida de recursos se canaliza con un banco de recursos digitales  que se alimenta por cada departamento y que será público desde la web del instituto. Otra herramienta muy importante es el eportafolios, donde se empiezan a recoger resultados del aprendizaje de cada alumno, comprobables desde la web algunos y otros - relacionados con su gestión académica - accesibles sólo desde la intranet.

En resumen, la valoración del profesorado del Proyecto Educat 1x1 es positiva. Necesita una continua sistematización del proyecto y la consolidación que produce la experiencia y el trabajo en equipo. Nuevas incógnitas aparecen: entre todos han surgido ideas y metodologías sobre cómo estudiar con los ordenadores, que se trasladarán a familias y alumnos; se ha formulado la necesidad de trabajar la ética y la responsabilidad con las TIC, verlas no como un juego sino como una responsabilidad ejercida desde la libertad que ofrece Internet; el valor de la formación continua de todos y el trabajo conjunto con las familias; la apertura de todos a compartir entre todos, sean alumnos, familias o profesores dentro del modelo de Escuela 2.0; la reflexión sobre qué quedará de todo, cómo se trasladará a cursos superiores y qué ocurrirá cuando los alumnos lleguen a una universidad que no le queda más remedio que cambiar también.

VALORACIÓN DEL ALUMNADO
No podemos resumir aquí un material fundamental para la retroalimentación y evaluación del Proyecto Educat 1x1 en el instituto Torre del Palau. En la siguiente presentación,  expuesta a las familias de estos alumnos el pasado 28 de junio, y hecho de forma sucinta para no cansar con tanto texto y otros elementos visuales, aparecen algunos gráficos (en catalán, idioma muy fácil de entender: gracias)

A grandes rasgos, destacaríamos algunas ideas del alumnado:

  • Las TIC aumentan el interés y la atención del alumnado en las clases. También ayudan a aprender más y mejor.
  • La sistematización de la información la valoran mucho, sobre todo el hecho de ayudarles a aprender a buscar y a "comprender" la información.
  • Las TIC obligan a leer más, tanto en el ordenador como en otros materiales siempre que el profesorado lo fomente, por ejemplo los textos digitales y  libros en papel que complementan las informaciones.
  • Las clases con las TIC son menos cansadas, más activas, más útiles.
  • La disciplina mejora con las TIC, hay un ambiente mejor en las clases y se fomenta más la ayuda mutua y el trabajo en grupo.

Una interesante valoración, a modo de resumen de una gráfica final que se puede ver en la presentación anterios,  se refiere a la respuesta a la cuestión sobre qué crees que te ha ayudado más a obtener tus resultados académicos de final de curso. Sobre 84 respuestas, 48 creyeron que el estudio y el esfuerzo son determinantes, 25 que las TIC les ayudaron mucho y 11 que sus compañeros les sirvieron como apoyo básico.

Entre las preguntas abiertas, destacaría las respuestas a la siguiente: "¿Qué consejos darías a los alumnos de primero de ESO del próximo curso para que no cometieran los mismos "errores" que vosotros?" Las aportaciones globales ocuparon dos folios enteros, con una excelente visión reflexiva sobre su trabajo y sobre ideas para mejorar: planificar mejor el tiempo, más autodisciplina, centrarse en las páginas que tocan, estar más pendientes del profesor que del ordenador, hacer copias de seguridad de todo, no dejarse llevar "por los caprichos de Internet", tener un método de estudio, efectuar más ejercicios autocorrectivos y de refuerzo que hay en webs que recomienda el profesorado.

Evaristo González Prieto, Director del Instituto Torre del Palau, a quien agradecemos la aportación de estas valiosas conclusiones, termina manifestando que la Escuela 2.0 significa un cambio sin marcha atrás, una apuesta desde el presente hacia el futuro, impulsada por el Gobierno del Estado y Comunidades Autónomas como la Generalitat de Cataluña. El uso de los materiales TIC e Internet son un buen pretexto para un cambio profundo en el sistema de enseñanza. Pero esta apuesta exige la buena voluntad, la ilusión y el buen hacer del profesorado, imprescindible si queremos que los futuros ciudadanos se formen al ritmo de las demandas de la sociedad. La cultura de la queja debe suplantarse por ese gran trabajo que se observa en la gran cantidad de experiencias que recoge este blog de Buenas PrácTICas 2.0 del ITE.

Quisiera acabar estas líneas con una frase que una alumna de 1º ESO que trabaja con libros digitales de nuestro instituto dijo ante una cámara de televisión: "Con un ordenador tienes el mundo en tus manos".