¿Será la tecnología una oportunidad perdida? es el título de un interesante artículo publicado en El País.

Está en marcha lo que puede ser un ambicioso plan de equipamiento tecnológico para los centros de enseñanza. Bienvenido sea. Hay buenas razones para impulsar la educación y ésta puede ser una palanca eficaz para hacerlo. Sin embargo, puede ser aconsejable recordar alguna obviedad, como por ejemplo que la tecnología debe estar al servicio de la educación, y no al revés. Eso quiere decir que debe servir y potenciar el trabajo de los profesores para lograr los mejores resultados de sus alumnos. También esto debería ser evidente.

Que la educación en España necesita un buen impulso es otra evidencia. Sus indicadores y los resultados de los estudios -sin ser catastróficos como a veces se comenta de forma un tanto frívola- es cierto que dejan bastante que desear.

Leer artículo completo.

Foto  by woodleywonderworks con licencia CC