ProfesoradoAlumnadoPúblico

24 - Julio - 2024

Búsqueda avanzadaEscribe el texto en el campo y haz la búsqueda

Tamaño Letra

Público

Área Público | 

Música y educación

La relevancia de la instrucción musical como parte inequívoca de una auténtica educación global que forme al alumno ha sido justificada y puesta de manifiesto con continuidad a lo largo de la historia del pensamiento.

Música y educación

La capacidad para 'mover el ánimo', para educar en valores y configurar actitudes más allá del puro aprendizaje técnico, es una de las potencialidades más interesantes del fenómeno musical como vehículo pedagógico. De ahí la importancia de su presencia en los actuales planes de estudio de la Enseñanza Secundaria Obligatoria y el Bachillerato, bien como materia obligatoria, optativa u optativa de modalidad según el caso.

El siguiente inventario de textos no pretende sino ofrecer algunas muestras de ese pensamiento que, a lo largo de la Historia, ha confiado a la Música la virtud de ser un excelente e insustituible elemento didáctico.

Envíanos tus aportaciones
autorreferenciadescripcion
Ernesto Oviedo ArmentiaLa mujer en la música culta occidental: género y canon "Maldigo a mi padre que me dejó creer que yo era compositora"(Clara Wieck 1819-1896) … Si miramos hacia atrás en el tiempo, podemos observar que, rara ha sido la mujer que ha destacado en cualquiera de las artes, y como no podría ser menos, en la historia de la música culta occidental tenemos una ausencia casi total del papel que ha desempeñado la mujer en el desarrollo de la historia musical… Sin embargo imagino que esta ausencia casi total de la mujer en el arte de la música es más bien debida al modo en que se cuenta la historia de la música que a la falta de actividad musical por parte de las mujeres. Lo cierto no es que las mujeres no tocaran música, sino que la tocaban en su propia casa, de hecho en el siglo XIX y la primera mitad del siglo XX las mujeres han tenido una presencia cada vez más activa como intérpretes profesionales… A pesar de esta eclosión en el mundo editorial, aún no se han dado respuestas a varias preguntas como: ¿Por qué no hay “grandes compositoras”?, ¿Por qué las obras compuestas por mujeres no aparecen en los repertorios habituales de los conciertos? Quizás en esta línea debería centrarse más el trabajo actual de las orquestas, pero de una manera transparente y limpia, es decir procurando hacer un trabajo de difusión del repertorio hecho por mujeres y que hasta ahora ha sido relegado a un segundo plano, sin que se convierta en un repertorio de música compuesta por mujeres y exclusivamente para mujeres…
Sin bibliografía“El mundo suena”- sobre Kandinsky "El sol funde en Moscú una mancha que, como tuba frenética, hace resonar completamente el alma. Como el sonido de una gran orquesta: iglesias, casas rosas, lilas, amarillas, blancas, azules, verde pistacho, rojo llameante; cada una de ellas una canción independiente". “El color es un medio para ejercer una influencia directa sobre el alma. El color es la tecla. El alma es el piano con muchas cuerdas. El artista es la mano que por esta o aquella tecla, hace vibrar adecuadamente el alma humana”, escribió el genio del abstracto. Cuando todos los movimientos pictóricos estaban avanzando en el desmantelamiento del modelo artístico surgido en el Renacimiento, Kandinsky efectuó la ruptura definitiva. Él llegó al arte abstracto, en gran medida, desde la música. Kandinsky vio cómo la pintura popular y la infantil representaban los objetos sin copiarlos; también se impresionó con el arte árabe, que no necesita la figura para hacer cosas bellas, pero, sobre todo, pensó en la música que provoca la emoción simplemente por el juego de los sonidos.
Plutarco “Sobre la música” "Yo considero no sólo mi propio adorno, sino también el de todos mis amigos, la afición de mi maestro a las ciencias. Sabemos que los éxitos más brillantes de los generales son los que han ocasionado la salvación de los peligros inmediatos solamente a unos pocos soldados, a una ciudad, a lo sumo a un pueblo; pero nunca han hecho mejores ni a esos soldados, ni a esos ciudadanos, ni a ese pueblo. En cambio, la cultura (la música), que es la esencia de la felicidad y la fuente del buen consejo, se puede considerar útil para una familia, para una ciudad o para una nación, pero especialmente para todo el género humano. ".
Ángel L. SénquizLos Efectos Curativos de la Música Beatriz, una paciente de 55 años sufría de cáncer avanzado. Padecía de un dolor severo en su hombro izquierdo superior. Vivía sola en su apartamento en Nueva York y recibía cuidado de sostén en la casa. Se refirió a terapia musical por razones de un estado depresivo y aislamiento social. Cuando llegó la terapista dijo que ella usualmente no escuchaba música, pero que escucharía cualquier cosa que le ayudara con el dolor. Era una artista que no había podido pintar más no por el cáncer en sí sino más bien por el dolor que el pintar le ocasionaba. En la evaluación que hizo la terapista se concluyó que se sentía enormemente triste y fatigada. Su habilidad mecánica estaba limitada. La terapia comenzó con música clásica que le produjo sensaciones de que estaba creando imágenes. Una de las obras que utilizó fue la sinfonía "pastoral" de Beethoven. Más adelante trajo música de calipso. En algunas de las sesiones trajo su guitarra y tocó para la paciente. Eventualmente pudo comenzar a pintar cuadros. Llegaba, incluso, a olvidar el dolor durante los periodos de música. Al irse la terapista dejaba los cassettes y otros materiales para que ella escuchara. La músicoterapia se convirtió en una vía de expresión para ella. Comentó que le ayudaba mucho tener música especial cuando sufría dolores intensos, y podía manejar mejor el dolor. Poco antes de morir pudo tomar un paseo en automóvil con un amigo y escuchar en un "walkman" mientras miraba el paisaje…
R.WagnerNietzsche contra Wagner Con ello no queda dicho que yo tenga por sana a esta música, al menos allí donde habla Wagner. Mis objeciones a la música de Wagner son objeciones fisiológicas: ¿para qué disfrazarlas bajo fórmulas estéticas? La estética no es ciertamente otra cosa que una fisiología aplicada. —«Mi hecho», mi «petit fait vrai» es que ya no respiro bien cuando esta música obra su efecto sobre mí; que de inmediato mi pie se pone malo y se revuelve contra ella: pues tiene necesidad de cadencia, de danza, de marcha —al compás de la marcha imperial de Wagner, ni siquiera el joven emperador alemán puede marchar—, de la música pide ante todo los deleites que están a la base de un buen andar, pasear y danzar. Pero, ¿no protesta también mi estómago? ¿mi corazón? ¿mi circulación de la sangre? ¿no se revuelven mis tripas? Me quedo afónico sin darme cuenta... Para escuchar a Wagner necesito pastillas Gérandel... Y me pregunto, pues: ¿qué es lo que quiere propiamente todo mi cuerpo de la música en general? Porque no hay alma... Creo que su esparcimiento: como si todas las funciones animales tuvieran que ser aceleradas mediante ritmos ligeros, atrevidos, desenvueltos y seguros de sí: como si esta vida férrea y plomiza tuviese que perder su pesadez por medio de melodías doradas y suaves como el aceite. Mi melancolía quiere reposar en los escondrijos y abismos de la perfección: para ello necesito la música. Pero Wagner me pone enfermo.
InicioAnterior

del 1 al 5 de 148 registros

SiguienteSiguiente