ProfesoradoAlumnadoPúblico

5 - Febrero - 2023

Búsqueda avanzadaEscribe el texto en el campo y haz la búsqueda

Tamaño Letra

Profesorado

Unidades didácticas

Volver
Versión imprimible

Unidad didáctica | 

Formas musicales

Metodología
Curso
  • 1º ESO

Tema
  • Formas musicales

NivelInicial
Objetivos generalesConocer los aspectos fundamentales y básicos de las Formas musicales, y reconocer su importancia en la elaboración del discurso musical.
Objetivos específicos
  1. Entender y aplicar los principios básicos para la organización musical: repetición y contraste.
  2. Analizar las principales formas musicales: estructuras primarias, binarias, ternarias, estructuras fijas y libres.
Conceptos
  1. Elementos constituyentes de la forma.
  2. La forma: repetición y contraste.
  3. Introducción y coda.
  4. Estructuras primarias, binarias y ternarias.
  5. Rondó.
  6. Canon.
  7. Tema con variaciones.
  8. Forma sonata.
Procedimientos
Metodología

En otras unidades didácticas, se ha tratado el material sonoro proponiendo procedimientos elementales para explorarlos. La comprensión de cada uno de los contenidos tratados es fundamental, pero, del mismo modo que podemos identificar elementos parciales (cambios de altura, timbre, intensidades, diseños melódicos que se repiten, etc.), es necesario ver la obra musical en toda su estructura global. Esto implica la necesidad de poder "seguirla en el tiempo". La música, como la literatura, la danza y el cine, es un arte que se desarrolla en el tiempo y, por tanto, sólo puede ser entendida en la medida que podemos relacionar las partes con el todo. Para llevar a cabo nuestro objetivo seguiremos los siguientes pasos:

  1. Observar que la música es un arte basado en un equilibrio en el tiempo, donde todos los elementos estructurales deben estar ordenados para que no carezcan de sentido. Se desarrolla a través de una película flash.
  2. Actividades iniciales e individuales (propuesta de investigación, ejercicios de arrastrar y ejercicios de ordenar frases) que permiten al alumnado observar cómo por la forma externa de un edificio podemos saber de qué estructura arquitectónica se trata, así como descubrir la relación existente entre forma musical y sintaxis.
  3. A través de un rompecabezas musical el alumnado descubrirá la necesidad de ordenar correctamente los elementos constructivos y parciales de una obra musical (frases) para que ésta tenga sentido en su globalidad.
  4. Actividades individuales (ejercicios de arrastrar) que ponen al alumnado en contacto con los dos principios básicos de la forma musical: la repetición y el contraste (idea totalmente nueva o variación de una idea) intentando encontrar un equilibrio entre ambos.
  5. A través de diferentes ejercicios, basados principalmente en la audición, el alumnado podrá analizar las principales estructuras formales. Antes de comenzar a trabajar esta unidad, elegiremos una canción que alterne estrofa y estribillo del entorno musical del alumnado. De una manera muy intuitiva reconocerán la existencia de dos secciones más o menos contrastadas que nos va a permitir abordar el tema. Con esta actividad introducimos la necesidad de la memoria para recordar lo que se ha escuchado, así como la idea de expectativa, puesto que el alumnado espera escuchar el estribillo después de cada estrofa.

A continuación analizarán las consecuencias de alterar el orden de alguna de las frases de la canción, pudiendo comprobar rápidamente la necesidad de que el material sonoro escogido por el compositor para dar vida a una composición musical, debe tener una organización para que la obra tenga sentido.

Para la perfecta asimilación del concepto de forma musical, es fundamental que una vez finalizadas las actividades que ofrece este recurso, el alumnado ponga en práctica lo aprendido a través de:

  1. la interpretación de obras facilitadas por el profesorado
  2. composiciones realizadas por el alumnado, utilizando los principios básicos de las formas musicales
  3. audiciones de las diferentes formas trabajadas etc.

La unidad se ha desarrollado a un nivel elemental pero suficiente para permitir la consecución de los objetivos sin necesidad de introducir actividades de refuerzo (es conveniente que el profesorado componga pequeñas frases jugando con la repetición, el contraste y la variación, y que las interprete, preguntando al alumnado en qué principio se basan. Se trata de un ejercicio breve que potencia el hábito de la escucha activa) Por lo tanto sólo serán necesarias nuevas propuestas, para atender a la diversidad del alumnado con mayor facilidad en el aprendizaje. Para ello se plantean las siguientes actividades de ampliación no presentes en el recurso:

  1. composición de piezas rítmico-melódicas aplicando el concepto de repetición y contraste,
  2. a partir del estudio de las principales estructuras formales, iniciar un acercamiento hacia los movimientos más relevantes de la historia de la música,
  3. proporcionar al alumnado información sobre los diferentes tipos de cánones, así como audiciones en las que pueda apreciar la diferencia,
  4. investigar otras posibles variaciones de un tema a las propuestas en la unidad, a través de partituras y audiciones,
  5. componer una variación rítmica y otra melódica de un tema propuesto,
  6. elaboración de musicogramas para elaborar los elementos de la forma.
  7. coreografía sobre un canon y sobre un rondó, poniéndose de manifiesto una directa conexión intercisplinar con el Departamento de Educación Física,
  8. investigación sobre formas compuestas, formas vocales e instrumentales...
Evaluación

Mediante la realización de las diferentes actividades desarrolladas en esta unidad didáctica se ponen de relieve los siguientes criterios de evaluación:

  1. reconocer los elementos constituyentes de la forma
  2. reconocer los principios básicos de la forma musical (repetición y contraste).
  3. reconocer auditivamente estructuras primarias, binarias, ternarias
  4. identificar auditivamente las principales formas fijas y libres: rondó, canon, tema con variaciones y forma sonata

La evaluación inicial se aborda a partir de una película flash que desencadena una serie de actividades permitiendo al alumnado conocer en qué medida está familiarizado con el concepto de forma: equilibrio y ordenación de elementos en el tiempo. Esta evaluación se lleva a cabo a través de ejercicios que parten de situaciones de la vida cotidiana como queda reflejado en las actividades "De qué edificio se trata" y "El diálogo loco", permitiendo establecer un paralelismo entre la sintaxis y la forma musical. Estas actividades suponen una gran motivación para el alumnado, creando el deseo de seguir adelante con el estudio de la unidad, debido a su facilidad para alcanzar la respuesta correcta, pero no por ello menos eficaces para conseguir los objetivos planteados en la unidad didáctica.

Para la evaluación sumativa o continua se proponen una serie de actividades de dificultad creciente pero elementales para que el alumnado pueda conocer la evolución de sus capacidades y analizar en qué medida necesita nuevas propuestas para potenciar sus capacidades. Los ejercicios que se han diseñado para abordar la unidad didáctica ("El puzzle musical", "¿Repetimos, contrastamos o variamos?", "Apertura y cierre", el estudio de las principales formas musicales) evalúan principalmente la capacidad de escucha y memoria del alumnado, imprescindibles para apreciar la forma musical en su totalidad.

En la evaluación final se recogen actividades (emparejamiento de las principales formas musicales, crucigrama con los principales conceptos de la unidad, completar huecos con los términos más significativos) referidas tanto a conceptos como a procedimientos relacionados con la audición, ofreciendo información acerca de la consecución de los objetivos propuestos a lo largo del proceso de enseñanza-aprendizaje.